15 min read

Picaduras de medusa y de otras criaturas marinas

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

En este artículo

Los cinco tipos principales de criaturas marinas que pican y que se encuentran en las aguas del Reino Unido, y en otras, son:

  • los peces weever
  • rayas
  • erizos de mar
  • medusas
  • carabela portuguesa

Se describen a continuación.

Peces Weever

Los peces Weever son pequeños peces de color arena que generalmente se encuentran enterrados en la arena del fondo marino.

Tienen espinas venenosas en el lomo y branquias que pueden picar a las personas, normalmente en los pies o las manos.

Rayas

Las rayas son peces planos, circulares o con forma de diamante que tienen una púa afilada y dentada debajo de la cola.

Al igual que ocurre con los peces weever, la mayoría de las personas que sufren una picadura de raya lo hacen en la parte inferior de las piernas, los tobillos y los pies tras pisar accidentalmente una en aguas poco profundas.

Erizos de mar

Los erizos de mar son pequeñas criaturas marinas de forma redonda con un caparazón óseo cubierto de espinas. Suelen encontrarse en aguas poco profundas, en las rocas y en las algas.

Las espinas de los erizos de mar son duras y afiladas y pueden provocar heridas punzantes. Entre las espinas hay pequeños órganos que contienen veneno que se libera a modo de mecanismo de defensa.

Medusas

Las medusas son criaturas con forma de hongo que frecuentemente flotan cerca de la superficie y tienen largos y finos tentáculos en la parte inferior de su cuerpo.

Los tentáculos están cubiertos de pequeños sacos venenosos llamados nematocistos que, si se tocan, producen una desagradable picadura.

En los últimos años, durante los meses más cálidos, grandes grupos de medusas son cada vez más frecuentes en los mares de Europa.

Carabela portuguesa

La carabela portuguesa es una gran criatura venenosa parecida a las medusas (aunque no es una medusa) con una gran vejiga de color azul púrpura llena de gas y tentáculos que cuelgan bajo el agua.

Suelen encontrarse en aguas tropicales, pero algunas se han visto en aguas del Reino Unido o se han encontrado arrastradas en las playas. La picadura puede ser dolorosa, pero rara vez causa la muerte.

Signos y síntomas

Los signos y síntomas visuales de una picadura varían en función de la especie que haya picado. Los peces y erizos de mar suelen picar en el pie y suelen dejar espinas en la herida.

Las rayas pueden dejar un corte grande y dentado o una herida punzante en la piel, y las medusas y las caravelas portuguesas suelen dejar ampollaselevadas en la piel con la forma de sus propios tentáculos.

Todas las picaduras son dolorosas y causan hinchazón, inflamación o zonas elevadas de la piel (ronchas) y náuseas. También puede tener otros síntomas, dependiendo de lo que le haya picado.

Lea más sobre los síntomas de las picaduras de criaturas marinas.

Cuándo buscar asistencia médica

Busque asistencia médica si le han picado mientras estaba en el mar y sus síntomas son graves, como un dolor intenso y prolongado que dura más de una hora, o si tiene otros efectos graves como:

  • dolor en el pecho o problemas respiratorios
  • enrojecimiento e hinchazón graves alrededor de la zona afectada
  • ataques o convulsiones

También debe buscar asistencia médica si sabe que le ha picado una raya, o si le ha picado en una parte del cuerpo especialmente sensible, como la cara o los genitales.

Las picaduras de criaturas marinas menos graves las puede tratar usted mismo con técnicas de primeros auxilios.

Más información sobre cómo tratar las picaduras de criaturas marinas, tanto en casa como en el hospital.

Evitar las picaduras en el mar

Es raro que uno sufra una picadura en los mares del Reino Unido, pero hay precauciones que se pueden tomar para evitarla, como por ejemplo:

  • respetar las señales de advertencia de las playas
  • no tocar ni manipular criaturas marinas que pican
  • llevar ropa protectora, como un traje de neopreno o calzado impermeable
  • arrastrar los pies al caminar por aguas poco profundas para advertir a las criaturas marinas que se acercan

Más información acerca de cómo evitar las picaduras en el mar.

Síntomas de una picadura

Si usted u otra persona ha sufrido una picadura en el mar, pida ayuda a alguien con formación en primeros auxilios, como un socorrista.

Si los síntomas de la picadura son graves y muy dolorosos, es posible que se necesite más asistencia médica.

Después de una picadura, algunas personas pueden tener una reacción alérgica grave, conocida como anafilaxia o shock anafiláctico, que a veces puede ser mortal.

Cualquier reacción alérgica adversa debe tratarse como una emergencia médica. Llame a una ambulancia.

Pez weever

La picadura de un pez weever puede causar

  • dolor intenso durante las dos primeras horas
  • picor
  • hinchazón (inflamación)
  • entumecimiento
  • náuseas o vómitos
  • dolor de cabeza
  • calambres abdominales
  • temblores (sacudidas)

Las personas que presentan una reacción más grave a la picadura de un pez weever también pueden experimentar:

  • un ritmo cardíaco anormal (arritmia)
  • dificultad para respirar
  • debilidad
  • parálisis  (incapacidad de mover la zona afectada)
  • convulsiones (ataques)
  • disminución de la presión arterial
  • episodios de inconsciencia

Aunque las picaduras de los peces weever suelen ser muy dolorosas, las reacciones graves son poco frecuentes y las muertes son extremadamente raras.

Busque asistencia médica inmediata si usted o alguien más ha sido picado por un pez weever. Las espinas que queden en el pie deberán ser retiradas con cuidado.

Rayas

La afilada púa de una raya puede dejar un corte irregular o una herida punzante en la carne, y el veneno de la picadura puede causar dolor e hinchazón.

Otros síntomas pueden ser:

  • irritación de la piel
  • sudoración
  • presión arterial baja  (hipotensión)
  • sensación de desmayo, debilidad y mareo
  • náuseas y vómitos
  • diarrea
  • dolor de cabeza
  • dificultad para respirar
  • convulsiones (ataques)
  • calambres musculares

Las muertes por heridas de raya son raras, pero ha habido casos de personas que han fallecido tras una herida punzante en el corazón o el abdomen.

Busque siempre asistencia médica inmediata si usted o alguien más ha sufrido la picadura de una raya. Alerte a un socorrista si hay una cerca antes de llamar para pedir una ambulancia.

Una picadura de raya debe ser tratada en el servicio de urgencias del hospital más cercano.

Erizos de mar

Una herida por punción de un erizo de mar puede ser dolorosa y causar inflamación y enrojecimiento alrededor de la zona afectada.

Si tiene heridas por punción en varios lugares, puede experimentar síntomas más graves, como:

  • cansancio
  • debilidad
  • dolor muscular
  • choque
  • insuficiencia respiratoria
  • parálisis

En casos raros, las personas han muerto por lesiones graves de erizos de mar.

Obtenga atención médica inmediata si sus síntomas incluyen:

  • problemas respiratorios
  • dolor en el pecho
  • signos de infección, como un mayor enrojecimiento e hinchazón en la zona afectada y una temperatura alta (fiebre) de 38 °C (100,4 °F) o superior

También se requiere asistencia médica si hay espinas en una articulación o cerca de ella, ya que puede ser necesario extirparlas quirúrgicamente.

Medusas

Si sufre una picadura de una medusa, sentirá un fuerte dolor de inmediato y desarrollará una erupción con picor y ronchas (zonas elevadas y circulares en la piel) donde los tentáculos le han tocado.

Otros síntomas pueden ser:

  • náuseas o vómitos
  • diarrea
  • dolor abdominal
  • espasmos musculares
  • entumecimiento u hormigueo
  • inflamación de los ganglios linfáticos (los pequeños nódulos que se encuentran en varios lugares del cuerpo, incluidas la ingle y la axila)

En raras ocasiones, una reacción grave a una picadura de medusa puede provocar dificultades respiratorias, coma o incluso la muerte.

Si a usted o a otra persona le ha picado una medusa, busque asistencia médica inmediata si usted o esa persona:

  • tiene problemas para respirar o tragar
  • tiene dolor en el pecho
  • tiene un fuerte dolor en el lugar de la picadura
  • es muy joven o anciano
  • tiene una picadura que afecta a una zona amplia del cuerpo
  • le han picado en la cara o en los genitales
  • tiene dolor intenso, picor o hinchazón en torno a la picadura

Carabela portuguesa

La picadura de la carabela portuguesa puede provocar una línea roja con pequeñas lesiones blancas. En los casos graves, también pueden aparecer ampollas y ronchas (zonas de la piel elevadas y circulares).

La picadura de la carabela portuguesa puede provocar a veces una reacción alérgica grave, aunque las muertes por picadura son raras.

Después de una picadura, busque atención médica si:

  • el dolor es intenso y dura más de una hora
  • la erupción empeora
  • hay signos de infección, como un mayor enrojecimiento e hinchazón en la zona afectada y una temperatura alta (fiebre) de 38°C (100,4°F) o superior

Más información sobre cómo se tratan las picaduras de criaturas marinas.

Tratamiento de las picaduras

El tratamiento de las picaduras en el mar variará dependiendo de la especie que le haya picado y, en algunos casos, de la gravedad de la reacción.

Puede tratar algunas picaduras usted mismo con los primeros auxilios. Sin embargo, si los síntomas son más graves, como dolor intenso, hinchazón o dificultad para respirar, llame inmediatamente a una ambulancia.

Lea más acerca de síntomas de las picaduras de criaturas marinas, incluidos los consejos sobre cuándo buscar tratamiento en el hospital.

Peces de agua dulce

Si le pica un pez weever, es importante que reciba primeros auxilios y atención médica de inmediato.

Para controlar el dolor, hay que sumergir la zona afectada en agua caliente (tan caliente como se pueda tolerar) durante 30-90 minutos. Sin embargo, hay que tener cuidado de no quemarse la piel. Esto puede repetirse si es necesario.

Puede utilizar analgésicos simples, como paracetamol, para aliviar el dolor restante.

Las espinas grandes deben retirarse cuidadosamente de la herida con unas pinzas (evite tocar las espinas con las manos sin protección). Limpie la herida con agua y jabón y luego enjuáguela con agua fresca. No cubra la herida.

Las espinas incrustadas en las articulaciones o tendones, o cerca de ellos, deben ser evaluadas en el servicio de urgencias. Es posible que sea necesario realizar radiografías  y que las espinas deban ser extraídas quirúrgicamente.

Una reacción alérgica grave (anafilaxia) deberá tratarse inmediatamente en el hospital.

Es posible que se necesite una profilaxis antitetánica (una inyección) si usted o la persona afectada no están totalmente vacunados.

Cuidados posteriores

Si hay picor, se puede aplicar crema de hidrocortisona 2-3 veces al día. Sin embargo, debe suspenderse inmediatamente si hay algún signo de infección (inflamación grave y enrojecimiento).

El dolor y la inflamación también pueden tratarse con analgésicos, como paracetamol e ibuprofeno.

Si se desarrolla una infección, se puede recetar un ciclo de antibióticos. Deben tomarse durante un mínimo de cinco días después de que hayan desaparecido los signos de infección.

Erizos de mar

Las heridas punzantes y las picaduras de erizos de mar se tratan de forma similar a las picaduras de peces. Si hay signos de que usted o alguien con quien esté ha tenido una reacción alérgica grave (anafilaxia), llame a una ambulancia.

Sumerja la zona afectada en agua caliente (tan caliente como pueda tolerar) durante 30-90 minutos. De nuevo, tenga cuidado de no quemarse la piel.

Las espinas grandes deben retirarse cuidadosamente de la herida con unas pinzas. Los órganos pequeños y venenosos (pedicelarios) pueden eliminarse aplicando una pequeña cantidad de crema de afeitar en la zona afectada y utilizando una cuchilla de afeitar para rasparlos suavemente.

Frote la herida con agua y jabón y luego aclárela con agua fresca. No cerrar la herida con esparadrapo.

Cuidados posteriores

El dolor y la hinchazón pueden tratarse con analgésicos, como el paracetamol y el ibuprofeno.

Si la piel está roja y muy inflamada, debe aplicarse una crema o pomada antibiótica tópica tres veces al día.

Rayas

Avise a un socorrista y llame para pedir una ambulancia si le pica una raya.

No hay antídoto para el veneno de las rayas, pero el dolor de una picadura puede aliviarse:

  • sumergir la zona afectada en agua caliente (tan caliente como se pueda tolerar) durante 30-90 minutos
  • utilizando medicación analgésica administrada directamente a través de una vena (por vía intravenosa)
  • utilizando medicamentos para adormecer el dolor (anestesia local)

Una vez que se haya limpiado la herida y se haya retirado el aguijón (si es necesario), el médico podrá buscar más daños. Es posible que deba aplicarse una vacuna antitetánica si han pasado más de cinco años desde la última inyección antitetánica.

Tras la picadura de una raya, se suelen administrar antibióticos porque existe un alto riesgo de que la herida se contamine con las bacterias de la picadura y el agua del mar, lo que podría causar una infección.

La herida se dejará inicialmente abierta antes de cerrarla con puntos de sutura al cabo de unas 48 horas si no se ha infectado. En raras ocasiones, es necesario realizar una intervención quirúrgica si la picadura afecta a los tendones o a los vasos sanguíneos.

Medusas

La mayoría de las picaduras de medusa son leves y no requieren tratamiento o las puede tratar uno mismo.

Sin embargo, hay que buscar asistencia médica, llamando a una ambulancia, si hay síntomas graves, como dificultad para respirar, dolor en el pecho, o si ha picado una zona grande o sensible del cuerpo, como la cara o los genitales.

Una persona que ha sufrido una picadura de medusa debe ser tratada fuera del agua. Debe permanecer lo más quieto posible mientras se le trata porque el movimiento aumenta el riesgo de que se liberen toxinas en el cuerpo.

Los tentáculos que queden deben retirarse con unas pinzas o un bastón limpio (si se dispone de guantes). La aplicación de una bolsa de hielo en la zona afectada ayudará a reducir el dolor y la inflamación.

Ya no se recomienda el uso de vinagre para tratar las picaduras de medusa porque puede empeorar la situación al activar las células de picadura no activadas. También debe evitarse el uso de otras sustancias, como el alcohol y el bicarbonato de sodio.

No haga caso de los consejos que haya escuchado sobre orinar sobre la picadura. Es poco probable que ayude y puede empeorar la situación.

Aplicar crema de afeitar en la zona afectada ayudará a evitar la propagación de las toxinas. Utilice una cuchilla de afeitar, una tarjeta de crédito o una concha para eliminar los nematocistos (pequeños sacos venenosos) que están pegados a la piel.

Cuidados posteriores

Después de una picadura de medusa, el dolor y la hinchazón pueden tratarse con analgésicos, como paracetamol e ibuprofeno.

Carabela portuguesa

Las picaduras de carabelas portuguesas pueden tratarse de forma similar a las picaduras de medusa (véase más arriba).

Al igual que con las picaduras de medusa, no utilice vinagre o alcohol para lavar la zona afectada porque puede empeorar el dolor

En su lugar, después de retirar con cuidado los tentáculos que hayan quedado en la piel (véase más arriba), lave a fondo la zona afectada con agua de mar (no con agua dulce). Después, sumerja el área en agua caliente para ayudar a aliviar el dolor.

El dolor que provoca una picadura de carabela portuguesa suele durar entre 15 y 20 minutos. Busque asistencia médica inmediata si el dolor dura más de una hora o si la zona afectada se infecta.

Prevención de las picaduras

Si se va a sumergir en el mar, hay cosas que puede hacer para evitar que le piquen y para asegurarse de que tiene fácil acceso a la atención médica.

Por ejemplo, puede:

  • Observar las señales de advertencia en la playa: con frecuencia se colocan señales de advertencia tras el avistamiento de grupos de medusas o de carabelas portuguesas.
  • Nadar cerca de un socorrista: si le pica una criatura marina, normalmente necesitará primeros auxilios inmediatos o, en casos graves, un medio para ponerse en contacto con una ambulancia.
  • No toque ni manipule las criaturas marinas que pican: evite tocar las medusas o las carabelas portuguesas arrastradas a la playa porque, incluso cuando están muertas, sus tentáculos pueden picar.
  • Utilice ropa protectora, como un traje de neopreno o calzado impermeable: dado que los peces, las rayas y los erizos de mar suelen encontrarse en aguas poco profundas, el uso de zapatos con suela de goma o sandalias le ayudará a proteger los pies cuando se encuentre en aguas poco profundas o en zonas rocosas; el uso de un traje de neopreno le protegerá de las picaduras de medusas si va a nadar durante periodos prolongados en aguas más profundas.
  • Si camina por aguas poco profundas, arrastre los pies, ya que así molestará y ahuyentará a las criaturas marinas que puedan estar en su camino.
  • Tenga cuidado al caminar por zonas rocosas o cerca de las algas: los erizos de mar suelen encontrarse en zonas poco profundas y rocosas, como las piscinas de roca.

Formación y botiquín de primeros auxilios

Si pasa una cantidad considerable de tiempo en el mar, es una buena idea recibir una formación básica de primeros auxilios y llevar consigo un botiquín básico.

El botiquín debe contener artículos útiles para tratar las picaduras de criaturas marinas, como un par de guantes, pinzas, una solución salina (sal) y analgésicos.

Si usted es alérgico a las picaduras de insectos, debe llevar consigo la medicación adecuada, como un kit de inyección de adrenalina. Asegúrese de que las personas que le acompañan conocen su alergia y saben cómo administrar el medicamento en caso de que no pueda hacerlo usted mismo.

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud