6 min read

Pie caído

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

En este artículo

Las personas con pie caído tienden a arrastrar los dedos de los pies por el suelo, por lo que pueden levantar el pie más de lo habitual al caminar para evitarlo.

El pie caído a menudo está relacionado con daños o enfermedades del cerebro o la médula espinal, aunque también puede resultar de una lesión en los nervios de la pierna.

Si el pie caído está causado por una lesión o daño nervioso, a menudo es posible la recuperación. Sin embargo, si está causado por una afección neurológica progresiva como la esclerosis múltiple, es probable que el pie caído sea un síntoma de por vida.

Afecciones médicas que causan pie caído

La afección que causa el pie caído puede ser temporal o permanente. Las posibles causas incluyen:

Puede hacer clic en los enlaces anteriores para obtener información y consejos sobre estas afecciones.

Tratamiento del pie caído

Si tiene un pie caído, es posible que le resulte difícil levantar el pie afectado del suelo. Esto significa que corre más riesgo de sufrir caídas y lesiones.

En general, hacer pequeños cambios en su hogar, como usar alfombras y tapetes antideslizantes y eliminar el desorden, puede marcar una gran diferencia para ayudar a prevenir caídas. Lea más acerca de la prevención de caídas.

También hay medidas que puede tomar para estabilizar el pie y mejorar su capacidad para caminar. Estas incluyen:

  • Recibir fisioterapia para fortalecer los músculos del pie y la parte inferior de la pierna.
  • Usar una ortesis de tobillo y pie (férula para la parte inferior de la pierna) y plantilla para el calzado.
  • Utilizar un dispositivo de estimulación eléctrica, aunque solo es adecuado para su uso si los nervios que controlan el movimiento muscular no se ven afectados.

A continuación se examinan con más detalle.

Ortesis de tobillo y pie (AFO)

Una ortesis de tobillo y pie (AFO) es un dispositivo que se usa en la parte inferior de la pierna para proporcionar control directo del tobillo y el pie. Está diseñado para mantener el pie y el tobillo en una posición recta, para mejorar su marcha.

Derivación y evaluación

La evaluación de una ortesis debe ser realizada conjuntamente por un ortopeda (que evalúa, mide y receta las ortesis) y un fisioterapeuta especializado. Su médico lo derivará a estos profesionales sanitarios.

Cómo usar la ortesis

Al ponerse la ortesis, debe usar un calcetín ajustado entre la piel y el dispositivo, para mayor comodidad y para evitar el roce.

Su talón debe estar firmemente insertado en la ortesis y las correas deben estar bien ajustadas. Luego, su calzado debe colocarse alrededor de la ortesis.

Debe usar la ortesis el mayor tiempo posible mientras camina, ya que le ayudará a caminar de manera más eficiente y lo mantendrá estable.

Es muy importante que empiece a usar la ortesis paulatinamente. Comience por usar su ortesis durante una hora el primer día y aumente a dos horas el día siguiente y así sucesivamente, hasta que comience a usarla durante un día completo.

Calzado

El calzado que usa con su ortesis es muy importante. Se prefieren los cordones o los cierres de velcro, ya que ofrecen un mayor ajuste. Cuanto más abajo se abran, mejor. Una inserción extraíble es útil, ya que proporciona más espacio dentro del calzado.

Se recomienda un tacón no superior a 1,5 cm. Los tacones demasiado altos pueden inclinar la rodilla hacia adelante, provocando que se vuelva inestable.

Consejos de cuidado

Examine la piel debajo de la ortesis todos los días, verificando si está enrojecida o irritada (esto es común). Deje de usar la ortesis y comuníquese con su profesional sanitario si el enrojecimiento no desaparece después de 20-30 minutos.

Puede limpiar la ortesis con un paño húmedo y secar con una toalla.

Dispositivo de estimulación eléctrica

Se puede usar un dispositivo de estimulación eléctrica para mejorar la capacidad para caminar en determinadas condiciones, pero no en todos los casos de pie caído. Puede ayudarlo a caminar más rápido, con menos esfuerzo y con más confianza.

Cómo funciona

Por lo general, se colocan dos parches autoadhesivos (electrodos) encima de la piel. Uno se coloca cerca del nervio que inerva el músculo y el otro sobre el centro del músculo. Los cables conectan los electrodos a un estimulador que funciona con baterías, que es del tamaño de un paquete de tarjetas y se lleva en el cinturón o en un bolsillo.

El estimulador genera impulsos eléctricos que estimulan los nervios para que contraigan (acorten) los músculos afectados. El estimulador se activa mediante un sensor que se lleva en el zapato. El sensor del zapato activa el estimulador cada vez que el talón se levanta del suelo mientras camina.

Remisión y evaluación

Si su médico o consultor cree que se beneficiará de este tratamiento, lo derivarán a una clínica hospitalaria especializada para una evaluación y para probar el dispositivo.

Necesitará algunas sesiones en la clínica para acostumbrarse a usar el dispositivo y necesitará citas de seguimiento regulares a medida que avanza.

Cómo usar el dispositivo

Algunos pacientes utilizan la estimulación de forma independiente todos los días, mientras que otros la utilizan como parte de su tratamiento de fisioterapia. Algunos pacientes continúan usando el dispositivo durante muchos años; otros solo unos meses.

Implantación de los electrodos debajo de la piel

A veces, los electrodos se pueden implantar debajo de la piel, lo que requerirá una operación. Los electrodos se colocan sobre el nervio afectado mientras usted está bajo anestesia general (dormido).

Los electrodos se pueden conectar a un estimulador portátil mediante cables que atraviesan la piel, o se pueden implantar completamente debajo de la piel y activarse mediante ondas de radiofrecuencia.

Cirugía para tratar el pie caído

Se puede considerar la cirugía para aquellos pacientes con pérdida permanente del movimiento por parálisis muscular. Por lo general, esto implica transferir un tendón de los músculos más fuertes de la pierna al músculo que debe tirar del tobillo hacia arriba.

En casos raros, los huesos de la articulación del tobillo pueden fusionarse para estabilizar el tobillo.

Si está considerando esta forma de cirugía, hable con su médico o especialista sobre lo que implica y los pros y contras del tratamiento.

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud