4 min read

Cambios en los senos en mujeres mayores

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

En este artículo

En la mayoría de los casos, los bultos en los senos son inofensivos pero, sea cual sea su edad, es importante que informe a su médico sobre cualquier bulto nuevo.

Alrededor de los 40 años, puede esperar que sus senos cambien de tamaño y forma. Es normal que el tejido mamario se vuelva menos glandular y más graso a medida que envejece, lo que hace que se sienta menos firme y lleno.

Con la edad, también aumenta el riesgo de crecimientos anormales en la mama. A menudo, estos son bultos mamarios inofensivos, como quistes, pero también pueden ser un signo de afecciones graves como el cáncer de mama.

A medida que pasan los años, también puede notar un espacio más amplio entre sus senos y que sus senos se encogen de tamaño, a veces en un tamaño de copa o más (a menos que aumente de peso, en cuyo caso sus senos pueden agrandarse). El área alrededor del pezón (la areola) tiende a volverse más pequeña y puede casi desaparecer, y el pezón puede doblarse ligeramente.

Muchos de los cambios en los senos que ocurren a medida que envejece de deben a cambios hormonales.

La disminución de los niveles de estrógeno en la menopausia hace que el tejido mamario se deshidrate y sea menos elástico, por lo que sus senos pierden su forma antes redondeada y comienzan a caerse.

El lado positivo es que es posible que deje de tener cualquiera de los bultos, dolor o secreción del pezón premenstruales que solía tener.

Examen de detección del cáncer de mama

Utiliza un examen radiográfico, llamado mamografía, que puede detectar neoplasias cuando son demasiado pequeñas para verlas o palparlas.

Este breve vídeo explica lo que sucede cuando le hacen una mamografía.

Es su decisión hacerse o no un examen de detección del cáncer de mama, pero tenga en cuenta que la mayoría de los expertos creen que es beneficioso para detectar el cáncer de mama incipiente.

Lea más sobre la detección del cáncer de mama.

¿Qué son los senos densos?

Las mujeres jóvenes que aún no han pasado por la menopausia suelen tener lo que se conoce como senos densos.

Los senos densos tienen más tejido glandular y menos tejido graso de lo habitual. No es lo mismo que tener senos firmes y no tiene nada que ver con el tamaño o la forma de sus senos.

Tener senos densos no es anormal y no es algo que pueda cambiar, pero un posible inconveniente es que los senos densos pueden dificultar la detección del cáncer de mama, porque el tejido denso puede enmascarar posibles tumores en una mamografía.

El tejido mamario tiende a volverse menos denso a medida que envejece, especialmente después de la menopausia, por lo que es más fácil detectar el cáncer de mama en una mamografía.

Bultos en la mama

Los bultos en los senos son comunes alrededor de la menopausia. Suelen ser quistes, que son bultos inofensivos llenos de líquido. Pero si nota un bulto, no espere a que le ofrezcan una prueba de detección. Consulte a su médico para descartar el cáncer de mama.

El cáncer de mama es más común en mujeres mayores de 50 años. Otros signos de advertencia del cáncer de mama incluyen:

  • arrugas en la piel
  • cambios en los pezones (como descamación o secreción)
  • una mama hinchada, enrojecida o "inflamada"

Lea más sobre los bultos en los senos.

Riesgo de cáncer de mama en mujeres mayores de 70 años

Las mujeres mayores de 70 años tienen un riesgo especial de desarrollar cáncer de mama, porque el riesgo de una mujer de contraer cáncer de mama aumenta con la edad. No asuma que porque tiene 70 años o más está libre de problemas. Informe siempre a su médico sobre cualquier síntoma inusual en los senos.

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud