16 min read

Reducción de pecho

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

Introducción

Durante el procedimiento, se extrae la grasa, el tejido glandular y la piel de los senos, se les vuelve a dar forma y se vuelven a colocar los pezones.

El tamaño de los senos está determinado por los genes, las hormonas, la estructura corporal y el peso. En la mayoría de las mujeres, el tamaño de los senos es proporcional al cuerpo, pero en algunos casos son especialmente grandes.

El estrógeno es la hormona más importante en el crecimiento de los pechos. Pueden crecer durante la adolescencia o más adelante, después de la menopausia, o debido al uso de la terapia de reemplazo hormonal (TRH). Algunas mujeres también desarrollan una asimetría notable (diferencia de tamaño o forma) entre sus senos.

La cirugía de reducción de senos puede ayudar a las mujeres que no están satisfechas con la forma, el peso o la caída de sus senos a reducir su tamaño y elevarlos. Sin embargo, el tamaño de los senos varía con el peso corporal, por lo que incluso después de la cirugía, sus senos pueden aumentar de tamaño si aumenta de peso o queda embarazada.

Los hombres también pueden experimentar un agrandamiento de los senos, conocido como ginecomastia. Lea más información sobre la reducción de senos masculinos.

Lea más información sobre la cirugía estética.

Es posible que se le considere para una operación de reducción de senos si tiene molestias físicas debido al tamaño de sus pechos. Los problemas físicos pueden incluir:

  • dolor de espalda
  • dolor en el cuello
  • Irritación de la piel
  • mala postura
  • sudoración excesiva, erupciones e infecciones
    de la piel debajo de los pechos
  • ronchas o surcos en los hombros de los tirantes del sujetador
  • incapacidad para hacer ejercicio o participar en deportes

Los senos grandes también pueden causar angustia psicológica. Las quejas más comunes de las mujeres con senos grandes incluyen no poder usar ropa moderna y tener dificultades para participar en deportes activos. La angustia psicológica también puede incluir:

  • atención no deseada o acoso
  • sentirse acomplejada
  • depresión

Riesgos

Estas cicatrices pueden estar presentes durante varios meses, pero deberían terminar por desvanecerse hasta adquirir el color natural de su piel. Otros de los posibles riesgos incluyen una apariencia irregular y la pérdida de sensibilidad de los pezones.

La cirugía

Existen varias técnicas que el cirujano puede usar según el tamaño de sus senos y el resultado deseado. Lea más información sobre cómo se realiza la cirugía de reducción de senos.

Para recuperarse de la cirugía de reducción de senos, tendrá que descansar durante un periodo de dos a seis semanas, según su edad y estado físico general. Es probable que le duelan los pechos durante algunas semanas.

Riesgos de la reducción de pecho

Las posibles complicaciones de cualquier operación incluyen una reacción inesperada a la anestesia, sangrado excesivo o la formación de un coágulo de sangre. Las complicaciones específicas de la cirugía de reducción de senos se describen a continuación.

Anted de la cirugía

Lea más información sobre los aspectos a considerar antes de la cirugía de reducción de senos.

Aunque cualquier cirugía conlleva riesgos, las posibles complicaciones específicas de la cirugía de mama incluyen:

  • cicatrices
  • senos o pezones de forma irregular
  • problemas de cicatrización de heridas
  • pérdida de la sensibilidad del pezón

Lea más información sobre los riesgos de la cirugía de reducción de senos.

Después de la cirugía

La principal desventaja de someterse a una cirugía de reducción de senos es que quedará con cicatrices permanentes. Cuando se realiza mediante la técnica del ancla, la operación deja tres cicatrices:

  • una alrededor del pezón (areola)
  • una desde el pezón hasta el pliegue debajo del seno (esta es la peor cicatriz ya que aguanta la mayor cantidad de tensión)
  • uno desde el esternón hasta la axila a lo largo del pliegue debajo del pecho

La gravedad de las cicatrices depende en gran medida de la persona. Algunas mujeres quedan con cicatrices rojas y en relieve, pero la mayoría de las cicatrices se desvanecen con el tiempo y lo más probable es que no se aprecien bajo de la ropa normal y la mayoría de los sujetadores o la parte superior de los bikinis.

Forma desigual

Sus senos cambiarán de forma después de la cirugía de reducción. Existe la posibilidad de que, tras la cirugía, sus pechos terminen ligeramente torcidos, abultados o con pezones irregulares.

Problemas de cicatrización de heridas

Los problemas de cicatrización de heridas después de la cirugía de reducción de senos son comunes, sobre todo después del procedimiento de cicatriz de anclaje donde se unen las cicatrices verticales y horizontales.

La mayoría de los problemas relacionados con la cicatrización de heridas no son graves y pueden controlarse y tratarse de manera sencilla. Otras complicaciones más graves relacionadas con las heridas, como pueden ser las infecciones, la pérdida de piel y la deshiscencia de la herida pueden tardar más tiempo en sanar.

En algunas ocasiones, desaparece algo de grasa en los senos, confiriéndoles una apariencia enrojecida y con bultos. Esto se llama necrosis adiposa y puede tardar un tiempo en desaparecer. También puede quedar algo de piel sobrante alrededor de las cicatrices y, si no desaparece después de unos meses, es posible que deba extirparse quirúrgicamente.

Si fuma o tiene diabetes, es posible que tenga mala circulación, lo que afectará la rapidez con la que cicatrizan sus heridas.

Pérdida de la sensibilidad del pezón

Algunas mujeres pierden la sensibilidad en los pezones después de una reducción de senos, incluida la capacidad de que el pezón se ponga erecto. Esto se debe a que la irrigación de los nervios a los pezones puede verse dañada durante la cirugía.

Es muy poco probable que esta interrupción del suministro de sangre haga que su pezón se necrose y se caiga. Esto es más probable si fuma mucho o si tiene mala circulación.

Dependiendo del tipo de reducción de senos que se le realice, en el caso de que sus pezones se hayan separado de los conductos lácteos durante la operación, es posible que no pueda dar el pecho después de la operación.

Infección

Cualquier tipo de procedimiento quirúrgico conlleva un posible riesgo de infección. Esto se puede tratar con antibióticos y, en algunos casos, con más cirugía. Si contrae una infección después de la cirugía, esto retrasará el proceso de curación.

Hematoma

En ocasiones se produce sangrado dentro del tejido mamario, y los pechos se inflamarán y resultarán dolorosos. Esto se llama hematoma y generalmente ocurre dentro de las primeras 24 horas siguientes a la operación. Si esto sucede, es posible que deba someterse a otra operación para drenar la sangre y detener el sangrado.

¿Cómo se realiza la reducción de senos?

Se le pedirá que se someta a algunas pruebas de salud generales antes de la operación para comprobar que está en condiciones de someterse a la cirugía.

Antes de la operación

Si fuma, es posible que le pidan que deje de hacerlo en las semanas previas a la operación. Esto se debe a que fumar aumenta el riesgo de infecciones en las vías respiratorias y las heridas, y puede retrasar la curación de las heridas, dejando peores cicatrices. El sobrepeso también puede retrasar el proceso de curación, por lo que si tiene sobrepeso se le recomendará que baje de peso antes de la operación.

Si toma la píldora anticonceptiva oral o la terapia de reemplazo hormonal (TRH), su cirujano puede recomendarle que deje de tomarla unas semanas antes de la operación porque pueden aumentar su riesgo de desarrollar trombosis venosa profunda (un coágulo de sangre en una vena de la pierna). Evite también el uso de aspirinas y  medicamentos antiinflamatorios.

Antes de la operación, se le pedirá que firme un formulario de consentimiento. Esto es para confirmar que entiende los riesgos, beneficios y posibles alternativas a la operación.

Lea más información sobre los riesgos de la cirugía de reducción de senos.

La operación

La cirugía de reducción de senos generalmente se realiza con anestesia general (mientras está dormida). Antes de la operación, deberá seguir las indicaciones correspondientes relacionadas con el ayuno. Por lo general, no puede comer ni beber durante seis horas antes de recibir la anestesia.

La cirugía dura entre dos y cuatro horas. Por lo general, debe permanecer en el hospital una o dos noches.

El cirujano usará un bolígrafo para marcar las zonas de la piel donde se harán las incisiones (cortes quirúrgicos). Con su consentimiento, es posible que el cirujano tome fotos de sus senos para obtener imágenes confidenciales de antes y después para mostrárselas.

La mayoría de las cirugías de reducción de senos comienzan con el pezón, que se coloca en su nueva posición, por lo general mientras todavía está unido al suministro de sangre. Si tiene los senos muy grandes, los pezones se pueden retirar y volverse a colocar como un injerto de piel. Desarrollarán su propio suministro de sangre.

Luego se extrae el exceso de piel y tejido mamario. A continuación, se le da forma al resto del tejido mamario para crear unos senos más pequeños y más elevados.

Técnicas de reducción de pechos

Hay varias formas diferentes de llevar a cabo una reducción de pecho. Su cirujano decidirá cuál es el más apropiado para usted según el tamaño de sus senos y el resultado deseado. Las técnicas más comunes se describen a continuación.

  • Reducción de tipo ancla o T invertida: el tipo más común de reducción de senos, que da como resultado una cicatriz en forma de ancla que comienza alrededor de la areola, describe un trazo vertical hacia abajo y luego horizontal a través del pliegue del pecho.
  • Reducción de senos con patrón vertical: da como resultado una cicatriz circular alrededor de la areola y una cicatriz vertical hacia abajo. Esta técnica tiene la ventaja de no dejar cicatrices debajo del seno, y una menor probabilidad de complicaciones en la herida. Sin embargo, en un principio esta técnica puede dejar un pequeño pliegue de piel en el extremo inferior de la cicatriz vertical. Por lo general, esto se resuelve por sí solo en unos pocos meses, pero puede requerir la extracción con anestesia local si no se resuelve.
  • Reducción circumareolar: el resultado será una única cicatriz alrededor de la areola. Esta técnica solo es adecuada cuando se extrae una pequeña cantidad de tejido.

¿Cuándo se debe realizar la reducción de pechos?

La reducción de pechos solo debe considerarse después de seguir el consejo médico de un cirujano estético, plástico o especializado en cirugía mamaria.

Muchas pacientes obtienen una mejor calidad de vida después de una reducción de senos, ya que los síntomas, como el dolor de espalda, a menudo se reducen drásticamente. Sin embargo, cualquier tipo de cirugía estética, incluida la reducción de senos, no debe realizarse a la ligera. Puede sentir que mejorará su apariencia y calidad de vida, pero puede resultar un procedimiento costoso y que requerirá tiempo y, como con cualquier forma de cirugía, existen varios riesgos.

La decisión de someterse a una reducción de senos solo debe tomarse después de planteárselo muy detenidamente.

Infórmese

Si cree que se beneficiará de una reducción de senos, es importante que esté lo mejor informada posible.

Hable con su médico para obtener información y consejos generales sobre el procedimiento, y consulte los cirujanos, hospitales y clínicas que realizan reducciones de senos.

Su médico debe derivarla a un cirujano apropiado que pueda evaluar sus problemas, examinarla y asesorarla sobre las opciones disponibles, además de informarla sobre las ventajas y desventajas que implica.

Elección del cirujano

Antes de elegir un cirujano, infórmese sobre su experiencia al hacer reducciones de senos y asegúrese de tener una cita en persona antes de comprometerse con la cirugía.

Cuando encuentre un cirujano, sea honesta y clara acerca de sus expectativas y descubra si una reducción de senos realmente puede brindarle los resultados que desea. Un cirujano debe proporcionar todos los detalles del procedimiento antes de que decida continuar con él. Tenga en cuenta que la consulta durará media hora o más.

Resultados previstos

Es importante que comunique sus expectativas a su cirujano. A veces, una reducción muy radical alterará la forma y el aspecto de los senos. Habrá cicatrices y, a veces, también pérdida de la función y sensibilidad del pezón.

En el caso de las mujeres con senos muy grandes, los beneficios de una reducción pueden superar cualquier posible imperfección. Para las mujeres con senos medianamente grandes, es posible que los beneficios no valgan la pena por los posibles riesgos y efectos secundarios.

Sus senos aún pueden cambiar de tamaño y forma después de la cirugía. No deberían volver a crecer, a menos que la operación se realice a una edad en la que sus senos aún están creciendo, pero pueden aumentar de tamaño si aumenta de peso o queda embarazada. También pueden disminuir de tamaño si pierde peso. Además, los senos normales tienden a caer con el tiempo.

Concertar una cirugía privada

Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento antes de someterse a la operación de reducción de senos. Asegúrese de comprender el acuerdo y de estar satisfecha con lo que establece antes de firmarlo.

El acuerdo debe incluir detalles del precio. Asegúrese de comprender lo que esto cubre, especialmente en lo relativo a cuidados posteriores y cualquier cirugía de revisión (cirugía para tratar cualquier complicación o problema) que pueda ser necesaria. También puede haber sanciones económicas si decide cancelar el acuerdo.

Registro de su tratamiento

El establecimiento donde se realice el procedimiento, que puede ser una clínica u hospital privado, llevará un registro de su tratamiento que puede contener fotografías suyas del antes y el después. Considere si le importaría que dicho establecimiento los mostrara a otros posibles pacientes. El proveedor debe solicitar su consentimiento antes de mostrar cualquier parte de los registros relacionados con su tratamiento a otros pacientes.

Recuperación de la reducción de senos

Es probable que sus senos se hinchen, y que estén sensibles y abultados después de la cirugía. Es posible que la apariencia final de sus senos no sea obvia durante varias semanas.

Después de la cirugía

Cuando se despierte después de someterse a una cirugía de reducción de senos, se le vendarán los senos y se le colocarán tubos de plástico para drenar la sangre.

Después de uno o dos días, le quitarán todos los tubos y podrá irse a casa. Es posible que experimente algo de dolor durante unos días, que puede aliviarse con analgésicos.

Regreso a la normalidad

Una vez que haya regresado a casa, dependiendo de su edad y estado físico general, deberá descansar de dos a seis semanas. El tiempo que deba mantener las vendas puestas dependerá de la rapidez con la que cicatricen sus heridas. Después de una o dos semanas, sus puntos se disolverán o se retirarán en un centro ambulatorio.

En su cita de seguimiento, su cirujano le indicará cuándo puede reanudar sus actividades normales y volver al trabajo. Es posible que deba tomarse de dos a cuatro semanas de descanso, dependiendo de lo que implique su trabajo.

Evite los estiramientos, el ejercicio vigoroso y levantar objetos pesados hasta que hayan pasado seis semanas de la operación. También debe proporcionar a sus pechos el soporte adecuado usando un sujetador deportivo sin alambre que le quede bien.

Las cicatrices suelen ser bastante rojas durante las primeras seis semanas después de la cirugía. Durante los próximos tres meses, se volverán púrpuras y poco a poco se irán poniendo blancas. La mayoría de las cicatrices se curan bien, pero en algunas ocasiones las pacientes pueden presentar cicatrices rojas y abultadas cuya apriencia no mejora con el paso del tiempo.

Reducción de senos masculinos

El agrandamiento de los senos masculinos se conoce como ginecomastia.

Causas del agrandamiento de los senos masculinos

Se suele dar por sentado que los senos grandes en los hombres son el resultado de la obesidad, pero esta no es la única causa. Los hombres, como las mujeres, pueden tener un crecimiento anormal del tejido mamario glandular, generalmente debido a un desequilibrio hormonal.

Otras causas de agrandamiento de los senos masculinos incluyen:

  • ingesta excesiva de alcohol
  • uso de ciertos medicamentos, en particular esteroides anabólicos
  • ciertas enfermedades, como insuficiencia hepática y cáncer
  • anomalía congénita (problemas de nacimiento)
  • pérdida de peso dramática, que puede hacer que la piel caiga

Los hombres que se sientan cohibidos por su apariencia debido a este problema pueden considerar la opción de someterse a cirugía de reducción de senos para conseguir aplanar la zona del pecho.

Antes de la cirugía

Cuando el crecimiento de los senos se debe a la obesidad, una mala salud o la ingesta excesiva de alcohol, el tamaño de los senos puede reducirse mediante una dieta saludable y ejercicio regular.

Consulte a su médico y considere todas sus opciones antes de optar por una cirugía de reducción de senos.

Procedimiento

La cirugía de reducción de senos masculinos suele durar unos 90 minutos. El cirujano hará una incisión alrededor de la areola y emplear la liposucción para succionar el exceso de tejido graso. Si hay que retirar mucho tejido, es posible que los cortes se extiendan desde la areola hacia el resto del pecho, y es posible que sea necesario reposicionar los pezones.

Se le pedirá que pase la noche en el hospital, que se tome unos días de descanso para recuperarse y que evite cargar peso o hacer ejercicio físico intenso durante un periodo de un mes tras la operación. También es necesario usar una prenda elástica durante un periodo de una a cuatro semanas después de la operación para lograr mejores resultados.

Lea más información sobre cómo operarse.

Resultados

Por lo general, las reducciones de senos masculinas son necesarias para reducir el tamaño de la zona del pecho y proporcionarle un aspecto plano.

Los resultados son permanentes, pero el aumento de peso, los desequilibrios hormonales y el uso de ciertos medicamentos pueden hacer que el área de los senos vuelva a agrandarse.

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud