7 min read

Reduzca su riesgo de padecer cáncer

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

En este artículo

De acuerdo con Cancer Research UK, 4 de cada 10 casos de cáncer pueden prevenirse, en gran parte mediante cambios en el estilo de vida. Ayudará a reducir el riesgo de cáncer si usted:

  • lleva una dieta sana y equilibrada
  • mantiene un peso saludable
  • se mantiene físicamente activo
  • bebe menos alcohol
  • deja de fumar
  • protege su piel de los daños del sol
  • conoce su cuerpo

Lleve una dieta sana y equilibrada

Las historias acerca de varios alimentos y dietas relacionadas con la prevención del cáncer son frecuentemente noticia. Esto se debe a que se está investigando mucho acerca de la dieta y el cáncer. Sin embargo, no es fácil estudiar la relación entre la dieta y el cáncer, porque hay muchos factores diferentes implicados, y el cáncer puede tardar años en desarrollarse.

Ningún alimento o suplemento puede evitar la aparición del cáncer. En general, las investigaciones muestran un vínculo entre el consumo de determinados grupos de alimentos (en vez de alimentos, vitaminas o nutrientes específicos) y la reducción del riesgo de cáncer.

Llevar una dieta sana y equilibrada puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer. Intente llevar una dieta que contenga:

  • al menos cinco porciones de fruta y verdura al día
  • mucho pan, arroz, patatas, pasta y otros alimentos con almidón: elija alimentos integrales cuando sea posible, ya que estos contienen más fibra
  • algunas carnes, pescados, huevos, frijoles y otras fuentes no lácteas de proteínas
  • algo de leche y alimentos lácteos
  • solo una pequeña cantidad de alimentos y bebidas con alto contenido de grasa o azúcar, como pasteles, patatas fritas y galletas

Llevar una dieta sana y equilibrada ayudará a su cuerpo a obtener todos los nutrientes que necesita.

La fibra y el cáncer

La evidencia sugiere de forma consistente que comer mucha fibra puede reducir el riesgo de cáncer de intestino . Las dietas altas en fibra pueden ayudar a mantener el intestino sano y prevenir el estreñimiento.

Los alimentos ricos en fibra incluyen la pasta integral, el pan, los cereales para el desayuno y el arroz. Las legumbres, la fruta y la verdura también son buenas fuentes de fibra.

Carne roja y procesada

La carne es una buena fuente de proteínas, vitaminas y minerales, como el hierro y el zinc. Sin embargo, las investigaciones demuestran que probablemente exista una relación entre el consumo de carne roja y procesada, y el riesgo de cáncer de intestino. Las personas que comen muchas de estas carnes tienen un mayor riesgo de contraer cáncer de intestino que las personas que comen pequeñas cantidades.

La carne de vaca, cerdo y cordero son todas carnes rojas. Las carnes procesadas incluyen el tocino, las salchichas, los embutidos y el jamón.

Si usted come más de 90 gramos de carne roja o procesada al día (el equivalente a unas tres rebanadas finas de rosbif, cordero o cerdo, donde cada rebanada es del tamaño de medio pan de molde), se recomienda que reduzca la cantidad a 70 gramos.

Más información acerca del consumo de carnes rojas y procesadas.

Suplementos de betacaroteno

Se ha comprobado que el betacaroteno, que frecuentemente se encuentra en los suplementos antioxidantes, aumenta el riesgo de que se desarrolle cáncer de pulmón en los fumadores y en las personas que han estado muy expuestas al amianto en el trabajo. Es posible que el consumo de grandes cantidades de suplementos de betacaroteno también aumente el riesgo de cáncer en otras personas.

Mantenga un peso saludable

En Inglaterra, más del 60% de la población tiene sobrepeso o es obesa. El sobrepeso o la obesidad pueden aumentar el riesgo de algunos cánceres, como:

Tener un peso saludable puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer. Puede averiguar si tiene un peso saludable utilizando la calculadora de peso saludable del IMC.

También puede encontrar información y consejos sobre cómo empezar a perder peso.

Manténgase físicamente activo

Está demostrado que ser físicamente activo puede reducir el riesgo de cáncer de intestino y de mama, y también cáncer de endometrio (cáncer del revestimiento del útero) . No se sabe exactamente cómo la actividad física reduce el riesgo de estos cánceres, pero las investigaciones muestran que el ejercicio regular ayuda a mantener los niveles hormonales saludables. Tener altos niveles de algunas hormonas puede aumentar el riesgo de cáncer.

La actividad física también ayuda a mantener un peso saludable, lo que a su vez reduce el riesgo de cáncer.

Consulte las guías de actividad física para adultos.

Beba menos alcohol

Se sabe que el consumo de alcohol aumenta el riesgo de algunos cánceres, incluidos:

Es probablemente una causa de otros cánceres también, como el cáncer colorrectal en las mujeres y  el cáncer de hígado .

Para reducir el riesgo de perjudicar su salud si bebe la mayoría de las semanas:

  • se aconseja a los hombres y mujeres no beber regularmente más de 14 unidades a la semana
  • distribuya su bebida durante tres días o más si bebe hasta 14 unidades a la semana.

Utilice el comprobador de bebidas para saber cuántas unidades hay en las diferentes bebidas alcohólicas.

Deje de fumar

El cáncer de pulmón es responsable de alrededor de un cuarto de las muertes por cáncer en el Reino Unido, y el 90% de los casos de cáncer de pulmón están relacionados con el tabaquismo.

"Dejar de fumar reduce considerablemente el riesgo de desarrollar cáncer", dice Fiona Osgun, oficial superior de información sanitaria de Cancer Research UK. "Cuanto antes pare, mayor será el impacto. Pero nunca es demasiado tarde para dejar de fumar. Las personas que dejan de fumar a los 30 años viven casi tanto tiempo como los no fumadores, y los que dejan de fumar a los 50 todavía pueden revertir la mitad del daño".

Hay apoyo para ayudarlo a dejar de fumar.

Proteja su piel de los daños del sol

Tener cuidado cuando está al sol para no quemarse es importante para prevenir el cáncer de piel . Siga el plan SunSmart de Cancer Research UK para protegerse:

  • Pase tiempo a la sombra entre las 11am y las 3pm.
  • Asegúrese de no quemarse nunca.
  • Cúbrase con una camiseta, un sombrero y unas gafas de sol.
  • Tenga cuidado de no dejar que los niños se quemen.
  • Use protector solar con un factor de protección solar (SPF) de por lo menos 15.

Controle los lunares y las pecas que tenga. Si cambian (por ejemplo, se agrandan o comienzan a sangrar), consulte a su médico, ya que esto puede ser un signo temprano de cáncer. Cuanto antes se detecte el cáncer de piel, más fácil será tratarlo, así que consulte a su médico lo antes posible.

Necesitamos la luz del sol sobre nuestra piel para que nuestro cuerpo pueda producir vitamina D, que es esencial para la salud de los huesos. Lea acerca de la luz solar y la vitamina D para saber cuánta luz solar necesita.

Conozca su cuerpo

Es importante conocer su cuerpo y reconocer cualquier síntoma potencial de cáncer como bultos o hemorragias inexplicables, y para obtener consejos acerca de si pueden ser graves.

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud