8 min read

Exámenes oftalmológicos para niños

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

En este artículo

Aunque los problemas de la vista graves durante la infancia son poco comunes, la realización de exámenes a tiempo garantiza que cualquier problema se detecte y se trate lo antes posible.

En esta página se explica:

Por qué son importantes los exámenes oftalmológicos

¿Cuándo se revisarán los ojos de mi hijo?

¿Qué exámenes oftalmológicos se pueden realizar?

Causas de los problemas de la vista en bebés y niños

Cómo detectar los signos de un problema en la vista

Por qué son importantes los exámenes oftalmológicos

Los exámenes oftalmológicos rutinarios que se realizan poco después del nacimiento pueden detectar algunos problemas oculares inmediatamente, y los exámenes que se realizan más adelante pueden ayudar a identificar cualquier problema que se haya pasado por alto o que se desarrolle a medida que el niño crezca.

Los niños pueden no darse cuenta de que sufren un problema de la vista, por lo que si no se realizan exámenes rutinarios existe el riesgo de que cualquier problema quede sin diagnosticar durante meses o años.

Es importante que los problemas de la vista se identifiquen lo antes posible, porque pueden tener un impacto significativo en el desarrollo y la educación del niño.

Los problemas de la vista son frecuentemente mucho más fáciles de tratar si se detectan cuando la visión del niño aún se está desarrollando (normalmente hasta los siete u ocho años de edad). Un diagnóstico precoz ayudará a garantizar que usted y su hijo tengan acceso a los servicios de atención especial que puedan necesitar.

¿Cuándo se revisarán los ojos de mi hijo?

Los ojos de su hijo pueden revisarse

  • dentro de las 72 horas siguientes al nacimiento: se conoce como examen físico del recién nacido y puede servir para detectar problemas físicos evidentes
  • entre las seis y las ocho semanas de vida: se trata de un examen físico de seguimiento para detectar cualquier problema evidente que no se haya detectado poco después del nacimiento
  • Aproximadamente al año de edad o cuando el niño tiene entre dos años y dos años y medio: se le puede preguntar si tiene alguna preocupación sobre la vista de su hijo como parte de una revisión de su salud y desarrollo; se pueden organizar exámenes oftalmológicos, si es necesario.
  • a los cuatro o cinco años: algunos niños se someten a un examen oftalmológico cuando empiezan a ir a la escuela, aunque esto varía según el lugar en el que vivan

También se recomienda que los niños se sometan a exámenes oftalmológicos periódicos, al menos una vez cada dos años. Estos exámenes pueden realizarse en una óptica convencional y son gratuitos para todos los niños menores de 16 años (y los menores de 19 años que cursen estudios a tiempo completo).

Hable con su médico o visitador médico si le preocupa la visión de su hijo en cualquier momento (consulte la sección de detección de problemas de la vista más adelante).

¿Qué exámenes oftalmológicos se pueden realizar?

Se pueden realizar una serie de exámenes para detectar problemas de la vista o de los ojos en bebés y niños. A continuación se describen algunos de ellos.

El examen del reflejo rojo

El examen del reflejo rojo generalmente se realiza junto con un examen general de los ojos de su bebé, como parte de los controles del recién nacido. Consiste en utilizar un instrumento llamado oftalmoscopio, que amplía los ojos y produce una luz que permite examinarlos con claridad.

Cuando la luz se proyecta en los ojos del bebé, debe verse un reflejo rojo al regresar. Si se ve un reflejo blanco, podría ser un signo de un problema ocular.

El examen del reflejo pupilar

El examen del reflejo pupilar consiste en proyectar una luz en cada uno de los ojos de su bebé para comprobar cómo reaccionan sus pupilas (puntos negros situados en el centro de los ojos) a la luz.

Las pupilas de su bebé deben reducirse automáticamente en respuesta a la luz. Si no lo hacen, podría ser un signo de un problema en sus ojos.

Atención a los objetos visuales

Se trata de un examen sencillo para comprobar si el recién nacido presta atención a los objetos visuales. La partera o el médico intentan captar la atención del bebé con un objeto interesante. Luego lo mueven para ver si los ojos del niño lo siguen.

Este tipo de exámenes también puede utilizarse para comprobar la vista de bebés mayores y niños pequeños que aún no pueden hablar. Si su hijo puede hablar, pero aún no es capaz de reconocer las letras, se pueden utilizar imágenes en lugar de objetos.

Las tablas de Snellen y LogMAR

Cuando su hijo sea capaz de reconocer o conectar las letras, se evaluará su visión utilizando tablas con filas de letras y números de tamaño decreciente. Se le pedirá a su hijo que lea en voz alta o conecte las letras que puede ver desde una distancia determinada. Estas tablas se llaman tablas Snellen o LogMAR.

En el caso de los niños más pequeños, se puede realizar un examen similar utilizando imágenes o símbolos.

Exámenes de amplitud de movimiento

Para comprobar la amplitud de movimiento de cada ojo, se atrae la atención del niño hacia un objeto interesante, que luego se mueve a ocho posiciones diferentes: arriba, abajo, izquierda, derecha y a medio camino entre cada uno de estos puntos. Así se verifica el funcionamiento de los músculos oculares.

Examen de refracción

El examen de refracción lo lleva a cabo un optometrista en una óptica convencional y sirve para determinar si su hijo necesita gafas y qué graduación necesita.

Antes del examen, es posible que su hijo reciba unas gotas especiales que ensanchan las pupilas para poder examinar el fondo de los ojos con mayor claridad. Se le pedirá a su hijo que mire una luz, o que lea las letras de una tabla si tiene edad suficiente, mientras se le colocan diferentes lentes delante de los ojos.

Examen de las deficiencias de la visión del color

Los exámenes de deficiencia de la visión del color, también conocidos como exámenes de daltonismo, se realizan habitualmente en niños mayores si se sospecha que existe un problema.

Uno de los exámenes utilizados para comprobar el daltonismo es el examen de Ishihara. Consiste en observar imágenes formadas por puntos de dos colores diferentes. Si la visión cromática del niño es normal, podrá reconocer una letra o un número dentro de la imagen.

Un niño que no puede distinguir entre dos colores no podrá ver el número o la letra, lo que significa que puede tener un problema de visión del color. Más información acerca del diagnóstico de la deficiencia de la visón del color .

Causas de los problemas de la vista en bebés y niños

Hay diferentes problemas de la vista que afectan a los bebés y a los niños y que pueden detectarse durante los exámenes oftalmológicos, entre ellos:

Detectar los signos de un problema de la vista

Aunque su hijo debe someterse a exámenes oftalmológicos periódicos a medida que crece, es importante que esté atento a los signos de cualquier problema y que busque asesoramiento si tiene alguna duda.

En el caso de los bebés, la lista de controles de la cartilla personal de salud infantil (libro rojo) puede ayudarle a comprobar si la visión de su hijo se desarrolla con normalidad.

En los niños mayores, los signos de un posible problema ocular pueden ser:

  • que los ojos no apunten en la misma dirección
  • quejarse de dolores de cabeza o tensión ocular
  • problemas de lectura: por ejemplo, es posible que tengan que sostener los libros cerca de la cara y que pierdan el lugar con frecuencia
  • problemas de coordinación mano-ojo: por ejemplo, pueden tener dificultades para jugar a la pelota
  • ser inusualmente torpes
  • frotarse los ojos con frecuencia

Hable con su médico o visitador médico si tiene alguna duda sobre los ojos o la vista de su hijo. Puede hacerse un examen oftalmológico a cualquier edad.

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud