5 min read

Formas de controlar el dolor crónico

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

En este artículo

Olvídese de descansar si tiene una condición dolorosa como dolor de espalda.

Estar acostado en la cama durante largos períodos puede hacer que el dolor dure más, porque la inactividad hace que uno se ponga rígido, los músculos y los huesos se debiliten, no se duerme bien, uno se siente solo y deprimido, y el dolor se siente peor.

También verá que cada vez es más difícil volver a empezar.

Un mejor enfoque para reducir el dolor es una combinación de:

  • ejercicio
  • quedarse en el trabajo
  • fisioterapia
  • analgésicos

Ejercicio para aliviar el dolor

Elija un ejercicio que no le exija demasiado. Buenas opciones incluyen:

  • caminar
  • nadar
  • bicicleta estacionaria
  • danza / yoga / pilates
  • la mayoría de las actividades y pasatiempos diarios

La actividad y el estiramiento deben formar parte de su estilo de vida, de modo que haga poco ejercicio y con frecuencia.

Intenta estar activo todos los días, en vez de solo en los días en que no tiene tanto dolor. Esto puede reducir la cantidad de días que siente dolor y ayudarlo a sentirse más en control.

Pero trate de evitar exagerar en los días en los que se sienta bien y luego pagar por esto teniendo más y más días en los que se sienta mal.

Pruebe estos ejercicios de flexibilidad y ejercicios para sentarse que puede hacer en casa.

Vaya a trabajar a pesar del dolor

Es importante tratar de permanecer en el trabajo aunque tenga dolor. Las investigaciones muestran que las personas se vuelven menos activas y más deprimidas cuando no trabajan.

Estar en el trabajo lo distraerá del dolor y no lo empeorará.

Hable con su supervisor o jefe sobre las tareas que pueden ser difíciles al principio, pero insista en que quiere estar en el trabajo.

Si tiene que ausentarse del trabajo por un tiempo, intente regresar lo antes posible.

Si ha estado sin trabajar durante cuatro a seis semanas, planifique con su médico, terapeuta o empleador cómo y cuándo puede regresar.

Podría volver a trabajar gradualmente. Por ejemplo, puede comenzar con un día a la semana y aumentar gradualmente el tiempo que pasa en el trabajo.

También podría acordar cambios en su trabajo o modalidad de trabajo, si eso ayuda - un representante de salud y seguridad o un departamento de salud ocupacional puede ser útil en este caso.

Fisioterapia para el dolor

Los especialistas en dolor suelen recomendar un curso corto de fisioterapia.

Esto le ayuda a moverse mejor, alivia su dolor y facilita las tareas y actividades diarias, como caminar, subir escaleras o acostarse y levantarse de la cama.

La fisioterapia para el dolor persistente puede incluir manipulación, ejercicios de estiramiento y ejercicios para aliviar el dolor.

La fisioterapia generalmente la realiza un osteópata, un quiropráctico o un fisioterapeuta.

Algunos proveedores de atención médica también ofrecen acupuntura, incluidos los fisioterapeutas, especialmente para el dolor de espalda y el dolor de cuello.

Los fisioterapeutas pueden aconsejarle qué tipo de ejercicio y actividad es el adecuado.

Los terapeutas ocupacionales pueden apoyarlo con los cambios de entorno que pueden ayudarlo a permanecer en el trabajo y a rendir mejor en el hogar.

Si tiene fisioterapia, debería comenzar a sentir los beneficios después de algunas sesiones.

Es posible que su médico pueda derivarlo a fisioterapia, aunque en algunas áreas la fisioterapia solo está disponible de manera privada.

Analgésicos para el dolor prolongado

Es seguro usar analgésicos de venta libre para reducir el dolor y poder ser más activo. Pero es importante usar los analgésicos con cuidado, ya que tienen efectos secundarios.

El paracetamol es el analgésico más simple y seguro. También puede probar tabletas antiinflamatorias como el ibuprofeno, siempre que no tenga una afección (como una úlcera de estómago) que le impida usarlas.

Es importante tomar analgésicos en la dosis recomendada y tomarlos regularmente cada cuatro a seis horas, preferiblemente para superar un brote de dolor o para ayudarlo a superar una actividad inevitable.

No espere hasta que su dolor sea severo antes de comenzar a tomar analgésicos, ya que no funcionarán tan bien.

Si un tratamiento de dos semanas de analgésicos de venta libre no funciona, pida ayuda a su médico o farmacéutico.

Lea más sobre cómo elegir un analgésico.

Ayuda en línea para el dolor

Hay mucha información en línea si vive con dolor.

Sitios web de dolor general

  • Acción sobre el dolor
  • Preocupación por el dolor

Consejos de autoayuda

El kit de herramientas para el dolor es una colección de consejos y estrategias útiles para el dolor persistente elaborado por un compañero que lo sufre:

  • El kit de herramientas del dolor

Meditación para el dolor

Este curso de meditación guiada de 20 minutos de Meditainment es fácil de seguir, gratuito y está probado que ayuda a las personas a lidiar con el dolor crónico.

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud