13th August, 20205 min read

Coronavirus: cómo mantenerse seguro mientras está en el gimnasio

Medical Reviewer: Healthily's medical team
Author: Alex Bussey
Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí, la cual ha sido estrita por Alex Bussey y revisada médicamente por Healthily's medical team.

Si está pensando en volver a ir al gimnasio, es posible que se pregunte qué pasos debe tomar para protegerse del coronavirus mientras esté allí.

Es importante seguir los consejos sobre lavarse las manos con regularidad, mantener la distancia de otras personas y usar una mascarilla cuando se encuentre en espacios públicos.

Pero como no hay una guía oficial para ir al gimnasio o un centro de entrenamiento, la Dra. Lisa Ackerly, una practicante de salud ambiental colegiada, comparte sus consejos para mantenerse a salvo.

Planifique con anticipación

Lo primero es lo primero, lo mejor es llamar con anticipación y preguntarle a su gimnasio:

  • si está abierto y aceptan clientes
  • si están restringiendo el tamaño de las clases, o si ponen un límite en la cantidad de personas que pueden hacer ejercicio
  • si usan un sistema de reserva
  • si necesita usar mascarilla
  • durante cuánto tiempo puede hacer ejercicio

Una vez allí, el gimnasio puede tener procedimientos de seguridad que deberá seguir, como usar guantes o seguir un sistema unidireccional.

Lávese las manos y limpie cualquier equipo que use

El SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, puede vivir en superficies duras durante al menos 72 horas.

Para minimizar el riesgo de contraer el virus, Ackerly dice que es importante mantener las manos limpias en todo momento, lavándolas con jabón o usando un desinfectante de manos.

“Todos deben desinfectarse las manos tan pronto como lleguen al gimnasio”, dice Ackley. "Y asegúrese de limpiar el equipo antes y después de usarlo".

La mayoría de los gimnasios proporcionarán productos de limpieza que pueda usar para limpiar las máquinas, pero podría valer la pena tomar algunos de los suyos en caso de que se acaben.

Algunas organizaciones, incluida Public Health England, dicen que la mayoría de los productos de limpieza regulares son capaces de matar el coronavirus en una superficie dura.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que es mejor usar toallitas desinfectantes que contengan al menos entre un 70% y un 90% de alcohol.

Cuando se trata de desinfectar sus manos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos recomiendan usar un desinfectante de manos que contenga al menos un 60% de alcohol. Esto será más eficaz para matar gérmenes, como los virus.

Mantenga la distancia y evite las clases con mucha gente

Puede ser difícil usar una mascarilla mientras hace ejercicio en el gimnasio, por lo que deberá mantenerse al menos a 2 metros de distancia de otras personas siempre que pueda. La distancia mínima de seguridad puede variar según las normas locales.

Es posible que algunos gimnasios intenten ayudar en esto cerrando todas las demás máquinas de cardio o colocando pantallas alrededor de algunos de sus equipos, pero aún así deberá mantener la distancia mientras hace cola para usar una máquina.

También debe comprobar si sus clases aún se están dando. Si es así, el gimnasio puede estar restringiendo la cantidad de personas permitidas en cada clase.

Ackerly recomienda hablar con un gerente si le preocupa la falta de espacio o la mala ventilación.

Los investigadores de Corea del Sur encontraron que las clases de ejercicio intensas o numerosas pueden fomentar la propagación del coronavirus, por lo que probablemente sea mejor prevenir que curar.

Evite las clases que parezcan obligarlo a acercarse demasiado a otras personas.

Lleve ya con su ropa de deporte puesta y dúchese a casa si puede

Algunos gimnasios piden a las personas que lleguen con su equipo de entrenamiento, para que no sea necesario usar los vestuarios.

Esta es una precaución sensata porque los vestuarios pueden llenarse de gente y pasar tiempo cerca de otras personas puede aumentar el riesgo de contraer coronavirus.

Ackerly dice que también debes trata de evitar ducharse allí si puede.

"Probablemente sea mejor, si va en su propio transporte, simplemente salir del gimnasio y ducharse en casa", dijo, "porque hay menos riesgo de estar cerca de otras personas, lo que podría ser un problema".

Muchos gimnasios mantienen sus duchas y vestuarios cerrados de todos modos, así que pregunte antes de ir si desea usarlos.

Lave su botella para beber y su equipo de gimnasia según llegue a casa

No sabemos exactamente cuánto tiempo puede sobrevivir el coronavirus en la ropa, pero sí sabemos que los gérmenes pueden propagarse por la ropa y las toallas en general.

Ackerly dice que es importante lavar su kit después de cada vez que vaya.

Debe lavarse a una temperatura superior a 60°C si el kit puede soportarlo, o con un desinfectante para ropa con una temperatura más baja, dice.

Ackerly también recomienda lavar su botella en el lavavajillas si tiene uno, o agua caliente con jabón si no lo tiene.

¿Sigue preocupado por el riesgo de infección?

Si le preocupa el riesgo de contraer coronavirus en el gimnasio, es importante recordar que existen otras formas de hacer ejercicio.

Las actividades al aire libre tienden a ser más seguras, así que ¿por qué no intentar algo como salir a correr, ir en bicicleta o hacer ejercicio en casa?

Puntos clave

  • llame con anticipación para asegurarse de que tenga sitio en su gimnasio
  • desinfecte sus manos y cualquier equipo del gimnasio que use
  • trate de mantener el distanciamiento social siempre que sea posible
  • vaya ya con su ropa de gimnasio puesta, y trate ducharse en casa en lugar del gimnasio si puede
  • lave su ropa de gimnasio tan pronto como sea posible al llegar a casa
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud