4 min read

Diabetes

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

En este artículo

Hay dos tipos principales de diabetes:

  • diabetes tipo 1: el sistema inmunitario del cuerpo ataca y destruye las células que producen insulina
  • diabetes tipo 2: el cuerpo no produce suficiente insulina, o las células del cuerpo no reaccionan a la insulina

La diabetes tipo 2 es mucho más común que la de tipo 1. En España, el 90 % de la población adulta con diabetes padece el tipo 2.

Durante el embarazo, algunas mujeres tienen niveles tan altos de glucosa en sangre que su cuerpo no puede producir suficiente insulina para absorberlo todo. Esto se conoce como diabetes gestacional.

Prediabetes

Muchas más personas tienen niveles de azúcar en sangre que están por encima del rango normal, pero no lo suficientemente altos como para que se les diagnostique diabetes.

Esto a veces se conoce como prediabetes. Si su nivel de azúcar en sangre está por encima del rango normal, aumenta su riesgo de desarrollar diabetes propiamente dicha.

Es muy importante que la diabetes se diagnostique lo antes posible, ya que si no se trata empeorará progresivamente.

Cuando consultar a un médico

Acuda a su médico lo antes posible si experimenta los principales síntomas de la diabetes, que incluyen:

  • sentir mucha sed
  • orinar con más frecuencia de lo habitual, especialmente por la noche
  • sentirse muy cansado
  • pérdida de peso y pérdida de masa muscular
  • picor alrededor del pene o la vagina, o episodios frecuentes de aftas
  • cortes o heridas que tardan en cicatrizar
  • visión borrosa

La diabetes tipo 1 puede desarrollarse rápidamente, a lo largo de semanas o incluso días.

Muchas personas tienen diabetes tipo 2 durante años sin darse cuenta porque los primeros síntomas tienden a ser generales.

Causas de la diabetes

La cantidad de azúcar en la sangre está controlada por una hormona llamada insulina, que se produce en el páncreas (una glándula que se encuentra detrás del estómago).

Cuando los alimentos se digieren y pasan al torrente sanguíneo, la insulina retira la glucosa de la sangre para llevarla a las células, donde se descompone para producir energía.

Sin embargo, si tiene diabetes, su cuerpo no puede descomponer la glucosa para convertirla en energía. Esto se debe a que no hay suficiente insulina para extraer la glucosa, o la insulina producida no funciona correctamente.

Aunque no hay ningún cambio en su estilo de vida que pueda reducir su riesgo de diabetes tipo 1, la diabetes tipo 2 suele estar relacionada con el sobrepeso.

Más información sobre cómo reducir su riesgo de padecer diabetes.

Vivir con diabetes

Si se le diagnostica diabetes, debe comer de manera sana, hacer ejercicio habitualmente y someterse a análisis de sangre de manera frecuente para garantizar que sus niveles de glucosa en sangre se mantengan equilibrados.

Puede usar la calculadora de peso sano según el IMC para comprobar si su peso es sano.

Las personas diagnosticadas de diabetes tipo 1 también necesitan inyecciones periódicas de insulina para el resto de la vida.

Como la diabetes tipo 2 es una afección progresiva, es posible que, a la larga, sea necesario recurrir al uso de medicamentos, generalmente en forma de comprimidos.

Leer acerca de:

Tratar la diabetes tipo 1

Tratar la diabetes tipo 2

Examen ocular en diabéticos

Todas las personas que padezcan diabetes y tengan 12 años o más, deben acudir al médico para un examen ocular una vez al año.

Si tiene diabetes, sus ojos corren el riesgo de desarrollar retinopatía diabética, una afección que puede provocar pérdida de visión si no se trata.

El examen, que incluye una revisión de media hora para examinar la parte posterior de los ojos, es una forma de detectar la afección de manera temprana para que pueda tratarse de manera más eficaz.

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud