2 min read

Cómo cuidar sus pies si tiene diabetes

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

En este artículo

La diabetes puede reducir el suministro de sangre a sus pies y causar una pérdida de sensibilidad conocida como neuropatía periférica. Esto puede significar que las lesiones en el pie no se curan bien y es posible que no note si su pie está adolorido o lesionado.

"El riesgo de complicaciones puede reducirse en gran medida si puede controlar sus niveles de azúcar en la sangre", dice el especialista en pies Mike O'Neill.

"Asegúrese de que su presión arterial y niveles de colesterol también se controlen y se controlen con medicamentos si es necesario".

Consejos para el cuidado de los pies si tiene diabetes

  • Consulte a un podólogo al menos una vez al año. Pídale a su médico una remisión o busque un podólogo local.
  • Mantenga sus pies limpios y libres de infecciones.
  • Use zapatos que le queden bien y que no aprieten ni froten. Los zapatos que no le quedan bien pueden causar callos y callosidades, úlceras y problemas en las uñas.
  • Nunca camine descalzo, especialmente en el jardín o en la playa en vacaciones para evitar cortes y trate de evitar sentarse con las piernas cruzadas para no restringir la circulación sanguínea.
  • Córte o lime sus uñas de los pies con regularidad.
  • Haga que un podólogo trate los callos o la piel dura.

Deje de fumar para proteger sus pies

Si tiene diabetes, es importante que intente dejar de fumar. Fumar afecta la circulación sanguínea, particularmente en personas con diabetes. Puede empeorar seriamente los problemas de pies y piernas.

Lea más sobre cómo el NHS puede ayudarlo a dejar de fumar.

Cuando consultar a un médico

Busque tratamiento de su médico o podólogo si las ampollas o lesiones no se curan rápidamente.

Debe consultar a su médico con urgencia si:

  • nota roturas en la piel del pie o secreción que se filtra de la herida
  • la piel de parte o todo el pie cambia de color y se vuelve más roja, azul, pálida u oscura
  • nota hinchazón adicional en los pies donde había una ampolla o lesión
  • hay enrojecimiento o hinchazón alrededor de una úlcera o en un área donde se le advirtió previamente que busque atención inmediata
Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud