4 min read

Mareo

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

En este artículo

El término "mareo" significa cosas diferentes para cada persona – hay quien lo utiliza para describir la sensación de mareo o desequilibrio, mientras que otros lo utilizan para describir la sensación de que el entorno da vueltas.

Puesto que el síntoma es bastante vago y puede deberse a una gran variedad de cosas, no es siempre fácil identificar la causa subyacente del mareo.

En esta página se explica lo que debe hacer si se siente mareado sin motivo aparente y se describen las causas más comunes.

Consulte a su médico

Consulte a su médico si se siente mareado o pierde el equilibrio y está preocupado, sobre todo si también tiene otros síntomas, como desmayos o dolores de cabeza.

En primer lugar, el médico querrá saber a qué se refiere exactamente cuando habla de mareos y comprobar que no se trata de un vértigo, un tipo de mareo grave en el que se siente que el entorno gira o se mueve.

También querrán saber lo siguiente:

  • si el mareo comenzó sin motivo aparente o si fue la consecuencia de una enfermedad
  • si tiene episodios repetidos de mareo y, en caso afirmativo, cuándo suele tenerlos
  • la duración de los mareos

En ocasiones, los mareos pueden deberse a una afección del oído. Una forma sencilla de distinguir entre los mareos relacionados con el oído y los debidos a otras causas es determinar si se producen únicamente cuando se está de pie o también cuando se está acostado.

Los mareos que se producen cuando se está de pie probablemente no estén relacionados con el oído. Los mareos que se producen cuando se está acostado generalmente se deben a una infección vírica del oído, que no se puede tratar con antibióticos.

Es una buena idea llevar un diario de sus mareos, registrando cuándo y dónde padece el problema, y llevarlo a su cita con el médico. Es útil anotar:

  • qué estaba haciendo en el momento del mareo
  • la duración y la gravedad de los mareos
  • si ha tenido otros síntomas, como desmayos, vómitos, náuseas, visión borrosa, dolor de cabeza, pérdida de audición o zumbidos

Si está tomando un medicamento con receta, su médico probablemente lo revisará para verificar si el mareo es un posible efecto secundario. Si es necesario, puede recetarle un medicamento diferente para que lo pruebe.

Es posible que le remitan a un especialista para que le haga más pruebas y estudios.

Causas comunes de los mareos

A continuación se describen las causas más comunes de los mareos.

  • Laberintitis - una infección del oído interno que afecta a la audición y al equilibrio, y que puede causar una forma grave de mareo llamada vértigo.
  • Migraña - Los mareos pueden aparecer antes o después del dolor de cabeza, o incluso sin que éste se produzca.
  • Estrés o ansiedad - especialmente si suele hiperventilar (respirar anormalmente rápido cuando está en reposo).
  • Niveles bajos de azúcar en sangre (hipoglucemia) - que generalmente se observan en personas con diabetes.
  • Hipotensión postural - una brusca reducción de la presión arterial al sentarse o levantarse de repente, que desaparece al acostarse. Es más frecuente en las personas mayores.
  • Deshidratación o agotamiento por calor - la deshidratación puede deberse a no haber bebido lo suficiente durante el ejercicio, o a una enfermedad que provoca vómitos, diarrea o fiebre.
  • Insuficiencia vertebrobasilar - disminución del flujo sanguíneo en la parte posterior del cerebro, que puede deberse a la obstrucción de los vasos sanguíneos que llegan al cerebro desde el corazón (lo que se conoce como aterosclerosis).

Haga clic en los enlaces anteriores para obtener más información acerca de estas afecciones.

Causas menos comunes de los mareos

Las causas menos comunes de los mareos incluyen:

  • padecer una enfermedad o afección grave que afecte a todo el cuerpo
  • consumir drogas recreativas o cantidades excesivas de alcohol (ya sea debido a una borrachera o a un abuso de alcohol a largo plazo)
  • ciertos tipos de medicamentos recetados, como los antidepresivos o los medicamentos para la tensión arterial
  • tener un problema de ritmo cardíaco, como la fibrilación auricular (latidos cardíacos rápidos e irregulares)
  • intoxicación por monóxido de carbono
Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud