21st February, 20203 min read

7 formas de hacer ejercicio, incluso si está ocupado

Medical Reviewer: Healthily's medical team
Author: Georgina Newman
Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí, la cual ha sido estrita por Georgina Newman y revisada médicamente por Healthily's medical team.

Tiempo. Nunca tenemos el suficiente. Y aun así, el tiempo es lo que necesitamos para encajar incluso las sesiones más cortas de ejercicio en nuestros días más ocupados. También es fácil perder la motivación, especialmente si no ha encontrado un ejercicio del que disfrute.

Pero nunca está demasiado ocupado para hacer ejercicio, y hay maneras divertidas de mantenerse activo. Puede simplemente crear un plan de ejercicios que funcione para usted.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los adultos deberían practicar al menos 150 minutos de ejercicios aeróbicos moderados o 75 minutos de ejercicios aeróbicos intensos cada semana. También debería practicar ejercicios de fuerza 2 o más días a la semana.

Puede cumplir estos objetivos al hacer ejercicios en periodos de al menos 10 minutos cada uno, divididos en la semana. Asegúrese de hacer lo suficiente para alcanzar una media de 30 minutos de ejercicios 5 veces a la semana.
¿Está listo para conocer estos objetivos? Aquí hay 7 maneras de hacer deporte, incluso en los días más ocupados.

1. Empiece temprano

Levántese unos minutos más temprano y haga estos ejercicios de 5 minutos al levantarse](https://www.your.md/es-es/condition/fitness-wake-up-workout-morning-exercise-routine/) en su propia casa. Desde estiramientos de espalda hasta caminar rápido en el sitio, estos ejercicios de fuerza y flexibilidad le ayudarán a prepararse para el día.

2. Actívese en su camino al trabajo

Vaya en bicicleta, camine o corra al trabajo en vez de ir en coche o transporte público. Si hace malo, use el transporte, pero también use las escaleras en lugar del ascensor en su camino.

3. Aproveche los descansos

Mantenga un par de zapatos deportivos y ropa para hacer deporte en el trabajo, para así poder hacer ejercicio en su hora para comer. Vaya a dar un paseo, haga una clase corta de yoga o ejercicio antes de la comida o haga uso de una sala de reuniones vacía y haga 15 minutos de ejercicios de fuerza.

4. Ejercicio rápido pero efectivo

Pruebe ejercicios en intervalos en lugar de ejercicios de cardio más largos para aprovechar los beneficios del ejercicio aeróbico. Para esto, alterne momentos de ejercicio intenso con pausas más largas de actividad moderada.
SI ya está en forma, ¿por qué no dar un paseo caminando rápido y añadir momentos de footing? No solo mejorará su forma y quemará calorías, también completará su ejercicio más rápido.

5. Involucre a la familia

Su familia y amigos también necesitan su dosis diaria de ejercicio, con lo que, ¿por qué no sugerir un partido de fútbol en el parque o un juego de frisbee de camino a casa? El ejercicio no tiene por qué ser planeado o hacerse en el gimnasio.

6. Aproveche los tiempos de espera

Si está esperando a que se cocine la cena o está aburrido de ver los anuncios de la televisión, aproveche para hacer algo de ejercicio. Baile, corra en el sitio o haga saltos de estrella. Todo cuenta para su objetivo semanal de ejercicios.

7. Mire más allá del cardio

Evite enfocarse solo en el cardio, ya que los ejercicios de fuerza también son importantes. Ni siquiera necesita pesas, ya que su peso corporal es tan efectivo como las pesas o las máquinas. Reserve 5 minutos al día para hacer de 10 a 15 abdominales, flexiones, estocadas y sentadillas.
Puede ser fácil perder la cuenta de cuánto ejercicio ha hecho cuando añade pequeñas sesiones de actividades al día. Use un seguidor de su actividad para saber si alcanza el objetivo semanal.

¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud