10 min read

Infección por hongos en las uñas

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

Introducción

La infección por hongos en las uñas es aproximadamente cuatro veces más común en las uñas de los pies que en las de las manos, y puede afectar a toda o parte de la uña, incluida la placa de la uña, su lecho y su raíz.

Por lo general, afecta a adultos, especialmente a hombres, y es más común en personas de edad avanzada.

Lea información sobre otras anomalías en las uñas.

¿Cuáles son los síntomas?

El síntoma más común de una infección por hongos en las uñas es que la uña aumenta de grosor y se decolora. La uña puede volverse blanca, negra, amarilla o verde.

Por lo general, no sentirá ningún dolor al principio, pero la uña puede presentar un aspecto desagradable y, sin tratamiento, existe la posibilidad de que la infección se propague y provoque complicaciones como la celulitis.

Lea más información sobre los síntomas de una infección por hongos en las uñas.

¿Qué causa una infección por hongos en las uñas?

Varios tipos de hongos causan infecciones en las uñas. Por ejemplo, el pie de atleta es una infección fúngica de la piel de los dedos de los pies que se propaga fácilmente a las uñas de los pies, y la cándida es una levadura que puede causar una infección de la piel alrededor de las uñas (generalmente las uñas de las manos).

Existen varios factores que aumentan el riesgo de una infección por hongos en las uñas, como:

  • utilizar zapatos que aumenten la temperatura de los pies y los haga sudar, o estar en un ambiente húmedo
  • daño regular a la uña o la piel
  • no tener buena salud o padecer ciertas afecciones como la diabetes o la psoriasis

Lea más acerca de las causas de una infección por hongos en las uñas.

Tratar una infección por hongos en las uñas

Si se trata de una infección leve, es posible que no necesite tratamiento.

De lo contrario, su médico puede enviar un corte de la uña a un laboratorio para que se realicen pruebas a fin de determinar la causa exacta de la infección y descartar otras afecciones. A continuación, le explicarán los tratamientos adecuados.

Las infecciones por hongos en las uñas se pueden tratar y, por lo general, curar, pero algunos tipos de tratamiento pueden tardar varios meses en funcionar. Las principales opciones de tratamiento son pastillas antimicóticas o un esmalte de uñas antimicótico.

Las pastillas antimicóticas son el tratamiento que aporta mejores resultados, pero pueden causar efectos secundarios. Antes de decidir qué tratamiento tomar, consulte consulte a su médico sobre los posibles efectos secundarios.

Es importante asegurarse de cuidar sus uñas adecuadamente y practicar una buena higiene de los pies para evitar que la infección regrese.

Lea más información sobre el tratamiento de una infección por hongos en las uñas.

Síntomas

Una infección por hongos en las uñas suele ser indolora al principio y, en la mayoría de los casos, las infecciones por hongos en las uñas no suelen causar mayores complicaciones. Sin embargo, si la infección no se trata, puede causar dolor e incomodidad, pero esto es poco común.

Si experimenta dolor en la uña del pie, podría terminar causándole dificultades para llevar zapatos y caminar. En las uñas de las manos, es posible que le provoque dificultades para escribir.

A medida que avanza la infección, pueden aparecer más síntomas, como que la uña se vuelva quebradiza, se rompan trozos de uña o incluso se desprendan por completo del dedo del pie o de la mano.

Si no se trata, en algunas casos la piel puede inflamarse y doler debajo y alrededor de la uña (el lecho ungueal). También puede haber manchas blancas o amarillas visibles en el lecho de la uña o en la piel escamosa que rodea la uña.

Lea más sobre cómo se trata la infección por hongos en las uñas.

Complicaciones de una infección por hongos en las uñas

En casos muy aislados, la infección puede extenderse a la piel que rodea la uña, provocando celulitis (infección bacteriana debajo de la piel) u osteomielitis (infección del hueso).

Estas complicaciones son un poco más comunes entre las personas mayores y las personas con problemas de salud como la diabetes.

Causas

Pie de atleta

La infección por hongos en la uña del pie suele deberse a una infección por hongos en la piel, como el pie de atleta. Alrededor de un tercio de las personas con pie de atleta también tendrán una infección en las uñas.

Por lo general, el pie de atleta provoca una erupción entre los dedos de los pies, y la piel adquirirá un tono rojo y escamoso, además de provocar picazón.

Los hongos crecen fácilmente en ambientes cálidos y húmedos, por lo que es más probable que se produzca una infección después de usar zapatillas deportivas sudorosas o si sus pies suelen estar sudorosos y expuestos a altas temperaturas.

Otras causas

A menudo, las infecciones de las uñas se deben a una levadura llamada cándida. Las profesiones que implican lavarse mucho las manos o pasar mucho tiempo con las manos sumergidas en agua suelen ser la causa de las infecciones de las uñas en las manos. Esto se debe a que la piel en la base de la uña puede sufrir daños, y es más probable que se infecte.

Existe un mayor riesgo de una infección por hongos en las uñas en aquellas personas que padezcan ciertas afecciones o problemas de salud, como:

  • diabetes o psoriasis
  • un sistema inmunológico debilitado
  • tener mala salud en general

Otros factores que pueden aumentar el riesgo de infecciones en las uñas incluyen:

  • usar uñas artificiales (cosméticas)
  • daño en las uñas
  • morderse las uñas constantemente
  • vivir en un clima cálido y húmedo
  • fumar

Es más probable que las infecciones de las uñas ocurran con la edad. A veces, no existe una causa obvia de una infección.

Tratamiento

Las infecciones graves por hongos en las uñas deben recibir tratamiento. Los tratamientos principales son:

  • pastillas antimicóticas
  • esmaltes de uñas antifúngicos

Su farmacéutico o médico le indicará si necesita tratamiento y, de ser así, qué tipo necesita.

Pastillas antifúngicas

Tomar medicamentos antimicóticos en forma de pastillas significa que el tratamiento llega a la uña a través del torrente sanguíneo.

Los dos medicamentos que se recetan con mayor frecuencia para la infección por hongos en las uñas son [terbinafina] e [itraconazol].

Pueden ser muy eficaces en el tratamiento de infecciones fúngicas. Sin embargo, es posible que deba tomar las pastillas durante varios meses para asegurarse de que la infección haya desaparecido por completo. Suspender el medicamento demasiado pronto puede hacer que regrese la infección.

Una ventaja de las pastillas antimicóticas es que eliminarán al mismo tiempo cualquier infección cutánea por hongos que esté relacionada a la de las uñas, como puede ser el pie de atleta.

Sin embargo, algunas personas prefieren no tratar la infección con medicamentos, ya que los efectos secundarios a veces pueden incluir:

Esmaltes de uñas antimicóticos

Si prefiere no tomar pastillas antimicóticas, su médico puede sugerirle que pruebe con esmalte de uñas antimicótico.

Los esmaltes de uñas no se consideran tan eficaces como las pastillas, porque debe aplicarse sobre la uña infectada y abrirse camino hasta la infección. Por lo tanto, puede resultar difícil que llegue a controlar toda la infección.

Para las uñas de las manos, es posible que se requiera un tratamiento de unos seis meses, y las uñas de los pies pueden necesitar hasta doce meses de tratamiento.

Tratamiento con láser

Algunas clínicas privadas pueden ofrecer tratamiento con láser para las infecciones por hongos en las uñas. Las pruebas de que se disponen actualmente muestran que se trata de un tratamiento seguro con resultados prometedores a corto plazo.

Sin embargo, se requiere más investigación sobre los efectos a largo plazo del tratamiento con láser, ya que se trata de un metodo relativamente nuevo.

Cuidado de los pies durante su tratamiento

A medida que avanza el tratamiento, debería comenzar a ver que una nueva uña sana comienza a crecer desde la base del lecho de la uña. Esto es una señal de que el tratamiento está funcionando. La antigua uña infectada debe comenzar a crecer de forma que pueda cortarla en unos meses.

Si después de seguir el tratamiento durante dos o tres semanas no observa el crecimiento de una nueva uña sana, consulte a su médico. Siga usando el tratamiento hasta que su médico le diga que puede suspenderlo. Si interrumpe el tratamiento demasiado pronto, la infección podría regresar.

Consejos para el cuidado de los pies

Durante y después de su tratamiento, hay algunos pasos que puede seguir para ayudar a mantener a raya la infección, y que enumeramos a continuación.

  • Mantenga sus pies frescos y secos y use zapatos y calcetines que permitan que sus pies respiren. Use calcetines de algodón limpios y evite usar zapatillas deportivas.
  • Trate el pie de atleta con medicamentos antimicóticos lo antes posible para evitar la propagación de la infección a las uñas.
  • Córtese las uñas para evitar que crezcan demasiado.
  • Utilice un cortaúñas o unas tijeras específicamente para cortar la uña infectada, para evitar propagar la infección a otras uñas.
  • Use zapatos que le queden bien, sin tacones altos ni puntas estrechas.
  • Mantenga una buena higiene de los pies.
  • Si utiliza una ducha común, utilice unos zapatos adaptados para la ducha y limpios.
  • Piense en consultar a un podólogo si el grosor de las uñas de los pies le causa molestias al caminar.
  • Considere reemplazar el calzado viejo, ya que podría estar contaminado con esporas de hongos.

Preguntas básicas

Emma Supple, podóloga y cirujana podológica, explica lo que le gustaría saber si tuviera una infección por hongos en las uñas.

¿Cómo sé que es una infección por hongos en las uñas?

Si las uñas de los pies comienzan a adquirir un aspecto amarillento y quebradizo, puede que se trate de una infección por hongos.

Sin embargo, algunas afecciones de la piel y otros problemas médicos también pueden cambiar la apariencia de la uña del pie de forma que parezca una infección por hongos, por lo que es importante obtener una evaluación y un diagnóstico correctos. Su médico o podólogo puede raspar la uña del pie para identificar el hongo.

¿Es grave?

Las infecciones por hongos en las uñas de los pies son un problema común y desagradable, pero generalmente son indoloras y no suelen ser graves.

¿Cómo puedo tratarlo?

Hay una variedad de opciones disponibles.

Su podólogo puede reducir el grosor las uñas de los pies afectadas y facilitar su tratamiento con esmaltes antimicóticos para uñas. Esta es una opción a largo plazo y las probabilidades de éxito son limitadas. Se necesita mucha perseverancia.

Se pueden usar cremas antifúngicas para tratar hongos alrededor de las uñas. Este suele ser un tratamiento más eficaz en la etapa inicial, cuando el hongo comienza a afectar las uñas de los pies.

Las pastillas antifúngicas son recetadas por un médico. Generalmente son muy eficaces. Una vez que se ha completado el curso del tratamiento, la uña del pie puede tardar varios meses en mejorar su apariencia, ya que se necesitan aproximadamente 12 meses para que la uña del pie crezca completamente desde la base hasta la punta. Durante el período en el que la uña vuelve a crecer, use una crema antimicótica para prevenir que la infección se extienda.

¿Qué pasará si no lo trato?

Con el tiempo, el hongo puede hacer que la uña del pie se vuelva más gruesa y se decolore, y la infección se extenderá lentamente a otras uñas. También puede actuar como fuente de infecciones fúngicas de la piel, como el pie de atleta.

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud