Betabloqueantes

9 min read

La noradrenalina es una sustancia química liberada por los nervios cuando se estimulan. La noradrenalina transmite mensajes a otras partes del cuerpo, como los músculos, los vasos sanguíneos y el corazón.

¿Cuándo se utilizan?

Los betabloqueantes se pueden usar para tratar:

  • angina de pecho
    (dolor de pecho causado por una restricción del flujo sanguíneo al corazón)
  • insuficiencia cardíaca (en la que el corazón no bombea de manera eficaz sangre por todo el cuerpo)
  • fibrilación auricular (latidos cardíacos irregulares)
  • ataques al corazón
  • hipertensión
    (presión arterial elevada)

Más información sobre los usos de los betabloqueantes.

Con menos frecuencia, los betabloqueantes se utilizan para prevenir la

migraña
o tratar:

  • una tiroides hiperactiva
  • problemas de ansiedad
  • temblor
  • glaucoma
    (en forma gotas para los ojos (colirio))

Hay varios tipos de betabloqueantes y cada uno tiene sus propias características. El tipo que se le recete dependerá de su problema, pero todos son igualmente efectivos.

Aspectos que se deben tener en cuenta

Hay varias cosas a valorar antes de tomar betabloqueantes.

Asegúrese de que su médico sepa si tiene antecedentes de:

  • asma o cualquier enfermedad pulmonar
  • enfermedades cardíacas
  • enfermedades renales
  • diabetes
    (especialmente en diabéticos que tienen episodios frecuentes de niveles bajos de azúcar en sangre)
  • reacción alérgica a cualquier medicamento

Su médico puede decirle qué medicamento usar si está embarazada o dando la lactancia. Es importante que no deje de tomar betabloqueantes sin la supervisión de su médico. En algunos casos, suspender repentinamente el medicamento puede empeorar su afección.

Si desea comprobar si es seguro tomar otros medicamentos junto con los betabloqueantes, consulte a su médico o farmacéutico, o lea el prospecto de información para el paciente del medicamento.

Más información sobre cómo interactúan los betabloqueantes con otros medicamentos.

Puede haber efectos secundarios al tomar betabloqueantes, como los siguientes:

  • mareos
  • cansancio excesivo
  • visión borrosa
  • manos y pies fríos
  • latido lento
  • diarrea
    y náuseas

Algunos efectos secundarios menos frecuentes son:

Dosis olvidadas o repetidas

Si olvidó tomar una dosis de betabloqueantes, a continuación se le ofrecen consejos generales.

  • Si han pasado menos de dos horas, tómese la dosis tan pronto como lo recuerde y continúe con normalidad.
  • Si han pasado más de dos horas, tómese la dosis tan pronto como se acuerde, siempre y cuando la siguiente dosis no sea dentro de unas pocas horas, luego continúe con normalidad. Si toma dos dosis más cerca de lo normal, puede tener más efectos secundarios.

Si no está seguro de qué hacer con su dosis, consulte el prospecto de información para el paciente que viene con su medicamento. Esto debería darle uns idea sobre qué hacer.

Si necesita más consejos o si accidentalmente toma una dosis adicional de betabloqueadores, comuníquese con su médico o con un centro de urgencias para que le aconsejen.

Consideraciones especiales de los betabloqueantes 

Antes de tomar betabloqueantes, asegúrese de que su médico esté al tanto de cualquier otro problema que tenga, ya que puede no ser adecuado usarlos.

Cuándo evitarlos

Normalmente, debe evitar tomar betabloqueantes si tiene:

  • antecedentes de
    asma
    o estrechamiento de las vías respiratorias (algunos betabloqueantes pueden usarse ocasionalmente en personas con estas afecciones, pero solo bajo la supervisión de un médico)
  • bloqueo cardíaco (en el que el corazón late de forma irregular o más lento de lo habitual)
  • insuficiencia cardíaca inestable, en empeoramiento (aunque se pueden utilizar betabloqueantes para tratar la insuficiencia cardíaca estable)
  • enfermedad arterial periférica
    grave (bloqueo parcial o total de una arteria, generalmente una de las que llevan a una pierna o un brazo)

Asegúrese de que su médico sepa si tiene antecedentes de reacción alérgica a algún medicamento.

Uso con precaución

Los betabloqueantes deben usarse con precaución si tiene:

  • diabetes
    (especialmente en diabéticos que tienen episodios frecuentes de niveles bajos de azúcar en sangre)
  • miastenia gravis (una afección que causa debilidad muscular)
  • ritmo cardíaco lento
  • tensión baja (hipotensión arterial)
  • feocromocitoma (presión arterial alta causada por un tumor de la glándula suprarrenal)
  • acidosis metabólica (niveles altos de ácido en la sangre)
  • angina de Prinzmetal (un tipo de dolor en el pecho)

Embarazo y lactancia

Algunos betabloqueantes pueden ser adecuados para su uso en algunas etapas del embarazo y durante la lactancia.

Su médico puede decirle qué medicamento usar si está embarazada o amamantando.

Interrupción del tratamiento con betabloqueantes

El tratamiento con betabloqueantes no debe interrumpirse repentinamente sin el consejo de su médico. Suspender repentinamente el medicamento puede hacer que su afección empeore, por ejemplo, si lo está tomando para tratar la

angina de pecho
o después de un
ataque cardíaco
.

Efectos secundarios de los betabloqueantes 

Es más común experimentar efectos secundarios mientras toma betabloqueantes cuando comienza a tomar un nuevo medicamento o si aumenta su dosis.

Póngase en contacto con su médico si los efectos secundarios están afectando a su vida o no mejoran con el tiempo, ya que es posible que su médico desee revisar su dosis o su medicamento.

Los efectos secundarios más frecuentes de los betabloqueantes son:

  • mareos
  • cansancio excesivo
  • visión borrosa
  • manos y pies fríos
  • latido lento
  • diarrea
    y náuseas

Entre los efectos secundarios menos frecuentes están:

Conducir mientras toma betabloqueantes

Es poco probable que los betabloqueantes afecten a su capacidad para conducir de forma segura.

Sin embargo, algunas personas a veces pueden sentirse mareadas o cansadas mental o físicamente cuando toman betabloqueantes. No conduzca si tiene estos efectos secundarios.

Dosis repetidas u olvidadas de betabloqueantes 

Dosis olvidadas

Si olvidó tomar una dosis de betabloqueantes, el consejo general es el siguiente:

  • Si han pasado menos de dos horas, tome la dosis tan pronto como lo recuerde y continúe con normalidad.
  • Si han pasado más de dos horas, tome la dosis tan pronto como se acuerde, siempre y cuando la siguiente dosis no sea dentro de unas pocas horas, luego continúe con normalidad. Si toma dos dosis más juntas de lo normal, puede tener más efectos secundarios.

Si no está seguro de qué hacer con su dosis, consulte el prospecto de información para el paciente que viene con su medicamento. Esto debería darle un idea sobre qué hacer.

Dosis extra

Si accidentalmente toma una o más dosis adicionales de betabloqueantes, póngase en contacto con su médico.

Cómo interactúan los betabloqueantes con otros medicamentos

Cuando se toman dos o más medicamentos al mismo tiempo, los efectos de uno de ellos pueden verse alterados por el otro (interacciones medicamentosas). Los betabloqueantes (incluidos los colirios de betabloqueantes) pueden interactuar con otros medicamentos.

Algunas de las interacciones más comunes se enumeran a continuación. Sin embargo, esta lista no es exhaustiva.

Si desea comprobar que sus medicamentos son seguros para tomarlos con betabloqueantes, pregunte a su médico o farmacéutico, o lea el prospecto de información para el paciente que viene con su medicamento.

Antiarrítmicos

Los antiarrítmicos son medicamentos que controlan los latidos cardíacos irregulares. Existe riesgo de depresión miocárdica (deterioro de la función del corazón) y arritmias (latidos cardíacos irregulares) cuando se toman betabloqueantes con estos medicamentos.

Antihipertensivos

Los antihipertensivos (medicamentos que se administran para disminuir la presión arterial) pueden causar

presión arterial baja
(hipotensión) cuando se toman con betabloqueantes.

antipsicóticos

Los antipsicóticos son medicamentos que se utilizan para tratar problemas graves de salud mental. Algunos tipos de betabloqueantes (por ejemplo, [sotalol]) pueden aumentar el riesgo de arritmias cuando se administran a personas que toman antipsicóticos.

Otros medicamentos

A continuación se enumeran algunos medicamentos específicos que se sabe que interactúan con los betabloqueantes.

  • La clonidina es un medicamento que se usa para tratar
    la presión arterial alta
    (hipertensión) y la
    migraña
    . Puede ocurrir hipertensión de rebote (un aumento brusco y repentino de la presión arterial) si deja de tomar clonidina mientras toma un betabloqueante.
  • El diltiazem y la digoxina pueden causar bloqueo cardíaco y una frecuencia cardíaca lenta cuando se toman con betabloqueantes.
  • La mefloquina puede causar un ritmo cardíaco lento cuando se usa con betabloqueantes.
  • El verapamilo, la nifedipina y la nisoldipina pueden causar presión arterial baja grave e insuficiencia cardíaca cuando se toman con betabloqueantes.

Cómo actúan los betabloqueantes

Los betabloqueantes bloquean la liberación de las hormonas adrenalina y noradrenalina en ciertas partes del cuerpo. Ayudan a reducir la presión arterial haciendo que el corazón funcione más lentamente y mejoran el flujo sanguíneo al ayudar a que los vasos sanguíneos se abran.

Los betabloqueantes eliminan parte de la carga de trabajo del corazón. Esto significa que el corazón no tiene que esforzarse tanto para bombear sangre por todo el cuerpo.

Este medicamento es especialmente importante para las personas con

angina de pecho
(dolor de pecho causado por una restricción del flujo sanguíneo al corazón) o insuficiencia cardíaca, o para quienes han tenido un
infarto
. Ayuda a prevenir los ataques de angina de pecho y reduce el riesgo de sufrir un nuevo infarto si ya ha tenido uno.

Los betabloqueantes controlan los latidos cardíacos irregulares al bloquear los impulsos nerviosos eléctricos que estimulan el corazón. Esto disminuye la actividad del corazón y puede disminuir la frecuencia cardíaca.

Los betabloqueantes también se usan conn frecuencia para tratar:

  • hipertensión
    (presión arterial alta): los betabloqueantes reducen la presión arterial al disminuir la frecuencia cardíaca y la fuerza de bombeo del corazón
  • insuficiencia cardíaca (en la que el corazón no bombea sangre por todo el cuerpo de manera eficaz)
  • fibrilación auricular
    (latidos cardíacos irregulares)

Más información sobre los

usos de los betabloqueantes
.

Los betabloqueantes a veces se usan para prevenir la

migraña
o para tratar:

  • una
    tiroides hiperactiva
  • problemas de
    ansiedad
  • temblor
  • glaucoma
    : se pueden usar gotas para los ojos (colirios) que alivian la presión dentro del globo ocular al reducir la producción de humor acuoso (líquido dentro del globo ocular).

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud