4 min read

Consejos para una dieta baja en sal

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

En este artículo

Es posible comer demasiada sal sin tener que añadir sal a nuestros alimentos, ya que alrededor del 75 % de la sal que consumimos ya se encuentra en alimentos cotidianos como el pan, los cereales para el desayuno y las comidas preparadas.

Recuerde, ya sea comiendo en casa, cocinando o comiendo fuera, no añada sal a su comida automáticamente, pruébela primero. Muchas personas añaden sal por costumbre, pero a menudo es innecesario y la comida sabrá bien sin necesidad de añadir sal.

Compre alimentos con bajo contenido de sal

Cuando compre alimentos, puede tomar medidas para reducir su consumo de sal:

  • Compare las etiquetas de información nutricional del envase de los alimentos al comprar artículos de uso diario. Puede reducir considerablemente su consumo de sal revisando la etiqueta de sus productos y eligiendo la pizza, la salsa de tomate o los cereales para el desayuno que contengan menos sal. Intente elegir un alimento cada semana para comprobar su contenido en sal, y pásese a otro con menos sal cuando esté haciendo la compra.
  • Opte por tocino de lomo sin ahumar bajo en sal. Las carnes y el pescado curados pueden tener un alto contenido de sal, así que intente consumirlos con menor frecuencia.
  • Si compra verdura en lata, compruebe que no tenga sal añadida. Haga lo mismo con las legumbres en lata.
  • Además, debe prestar atención al contenido de sal de las salsas para pasta ya preparadas. Las salsas a base de tomate a menudo tienen menos sal que las salsas con queso o las que contienen aceitunas, tocino o jamón.
  • Puede optar por aperitivos más saludables como frutas y verduras (por ejemplo, palitos de zanahoria o de apio). Si va a comer patatas fritas o galletas saladas, revise la etiqueta y elija las que tengan menos sal. No olvide comprobar también el contenido de grasas y azúcares.
  • No consuma salsa de soja, mostaza, encurtidos, mayonesa y otras salsas, ya que todas pueden tener un alto contenido de sal.

Cocine con menos sal

Muchas personas añaden sal a los alimentos cuando cocinan. Sin embargo, hay otras maneras de darle sabor a la comida sin recurrir a la sal.

A continuación le proponemos algunas alternativas a la sal:

  • Use pimienta negra como condimento en lugar de sal. Pruébelo con pasta, huevos revueltos, pizza, pescado y sopa.
  • Añada hierbas frescas y especias a sus platos de pasta, verduras y carne. Pruebe el ajo, el jengibre, el chile y la lima en salteados.
  • Prepare sus propios caldos y salsas en lugar de usar condimentos en cubo o sazonadores, o busque productos con bajo contenido en sal.
  • Pruebe a hornear o asar verduras como pimientos rojos, tomates, calabacines, hinojo, chirivías y calabazas para resaltar su sabor.
  • Prepare salsas con tomates maduros y ajo.

Comer fuera: consejos sobre el consumo de sal

Si está comiendo en un restaurante o cafetería, o pidiendo comida para llevar, también puede reducir su consumo de sal eligiendo alimentos con un menor contenido en sal.

Pizza: elija pizzas de verduras o pollo en lugar de pepperoni, tocino o queso extra.

Platos de pasta: elija platos condimentados con salsa de tomate con verduras o pollo, en lugar de tocino, queso o salchicha.

Hamburguesas: evite los ingredientes que pueden tener un alto contenido en sal, como el tocino, el queso y la salsa barbacoa, y sustitúyalos por ensalada.

Comida china o india: acompañe su plato con arroz blanco. Tiene menos sal que el pilau o el arroz frito con huevo.

Sándwiches: en lugar de jamón o queso cheddar, opte por sándwiches de pollo, huevo, mozzarella o verduras como aguacate o pimientos asados. Intente comer ensalada y mayonesa baja en grasa en lugar de pepinillos o mostaza, que generalmente tienen un alto contenido en sal.

Desayuno: en lugar de un desayuno inglés completo, elija un huevo escalfado sobre una tostada con champiñones y tomates asados. Si incluye carne, coma tocino o una salchicha, pero no ambos.

Ensalada: pida que le sirvan el aderezo o la salsa aparte, para que pueda añadirle solamente la cantidad que necesita. Algunos aderezos y salsas pueden tener un alto contenido en sal y grasa.

Puede obtener más información sobre la sal y su dieta en Sal: los hechos.

Suplementos vitamínicos solubles o analgésicos

Si toma habitualmente un suplemento vitamínico soluble (efervescente) o analgésicos efervescentes, es necesario recordar que pueden contener hasta 1 g de sal por comprimido.

Tal vez le convenga cambiar a comprimidos no efervescentes, especialmente si se le ha recomendado vigilar o reducir su consumo de sal.

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud