7 min read

La forma saludable de comer huevos

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

Los huevos son una buena opción como parte de una dieta sana y equilibrada. Además de ser fuente de proteínas, también contienen vitaminas y minerales. Pueden ser parte de una comida saludable que es rápida y fácil de preparar.

Sin embargo, para evitar cualquier riesgo de intoxicación alimentaria, es importante comprar siempre huevos de un proveedor de confianza y asegurarse de almacenar, manipular y cocinar los huevos correctamente.

Este consejo se aplica especialmente a personas de grupos vulnerables, incluidas las personas muy jóvenes, los enfermos, las mujeres embarazadas y las personas mayores.

Los huevos en la dieta

Los huevos son una buena fuente de:

¿Cuántos huevos es seguro comer?

No hay un límite recomendado sobre cuántos huevos debe consumir una persona.

Los huevos se pueden disfrutar como parte de una dieta sana y equilibrada, pero es mejor cocinarlos sin añadirles sal ni grasas. Por ejemplo:

  • hervidos o escalfados, sin sal añadida
  • revuelto sin mantequilla, que tiene un alto contenido de grasas saturadas

Freír los huevos puede aumentar su contenido de grasa en aproximadamente un 50%.

Para obtener los nutrientes que necesita, asegúrese de comer una dieta lo más variada posible. Puede obtener más información sobre la alimentación saludable en la sección Una dieta equilibrada.

Huevos y colesterol

Tener niveles altos de colesterol en la sangre aumenta el riesgo de padecer enfermedad cardíaca.

Aunque los huevos contienen colesterol, la cantidad de grasa saturada que comemos tiene más efecto sobre la cantidad de colesterol en nuestra sangre que el colesterol que obtenemos al comer huevos.

Si su médico o profesional de la salud le ha dicho que vigile sus niveles de colesterol, su prioridad debe ser reducir las grasas saturadas en su dieta. Puede obtener más consejos y sugerencias en la sección Comer menos grasas saturadas.

Si sigue una dieta equilibrada, solo necesita reducir el consumo de huevos si su médico o dietista se lo ha indicado.

Huevos crudos e intoxicación alimentaria

Comer huevos crudos, huevos con yemas líquidas o cualquier alimento que contenga huevos que estén crudos o que estén poco cocidos puede causar intoxicación alimentaria, especialmente en cualquier persona que pertenezca a un grupo considerado de riesgo. Esto incluye:

  • bebés y niños pequeños
  • personas de edad avanzada
  • las mujeres embarazadas
  • personas que ya están enfermas

Esto se debe a que los huevos pueden contener la bacteria de la salmonela, que puede causar enfermedades graves.

Al comer huevos crudos o poco cocidos, el uso de huevos pasteurizados minimiza este riesgo, porque el proceso de pasteurización mata la salmonela.

La pasteurización es un tratamiento térmico que utiliza altas temperaturas para matar las bacterias. Sin embargo, la mayoría de los huevos que se pueden comprar en las tiendas no están pasteurizados. Los huevos pasteurizados a menudo vienen en forma líquida, seca o congelada.

Si está preparando alimentos, especialmente alimentos que se servirán crudos o poco cocidos para personas que se consideren parte de un grupo de riesgo, puede elegir huevos pasteurizados como la opción más segura.

Al utilizar huevos no pasteurizados, tenga en cuenta la importancia de:

  • almacenar los huevos de forma segura
  • evitar la propagación de bacterias de los huevos a otros alimentos, utensilios o superficies de trabajo
  • cocinar los huevos correctamente: asegurarse de que la clara y la yema estén sólidas matará cualquier bacteria

Las personas que no pertenezcan a los grupos de riesgo y que coman huevos pasados por agua o alimentos que contengan huevos poco cocidos no deberían experimentar ningún problema de salud, pero cocinar los huevos por completo es la opción más segura si le preocupa la intoxicación alimentaria.

Alimentos que contienen huevos crudos

Los alimentos que se preparan con huevos crudos y luego no se cocinan, o solo se cocinan ligeramente, pueden causar intoxicación alimentaria. Esto se debe a que este método de cocción no matará las bacterias presentes en los huevos.

Cualquiera de los siguientes alimentos puede contener huevos crudos:

  • la mayonesa casera
  • salsas holandesa y bearnesa
  • aderezos para ensaladas
  • helado
  • glaseado
  • mousse
  • tiramisú

Si está preparando estos alimentos usted mismo, emplear huevos pasteurizados es la opción más segura.

La mayoría de las mayonesas, aderezos para ensaladas, salsas, helados, postres o glaseados elaborados con fines comerciales se elaboran con huevos pasteurizados. Revise la etiqueta o póngase en contacto con el fabricante si no tiene claro si se han empleado huevos pasteurizados para elaborar el producto.

Si le preocupa que sus alimentos puedan contener huevos crudos al comer fuera o comprar comida, pregúntele a la persona que lo atiende.

Almacenar huevos de forma segura

Almacenar los huevos de manera segura ayuda a asegurar que las bacterias de los huevos y las cáscaras de huevo no se propaguen.

A continuación le ofrecemos algunos consejos que le ayudarán a almacenar sus huevos de forma segura:

  • Guarde los huevos en un lugar fresco y seco, idealmente en la nevera. Los huevos deben almacenarse a una temperatura constante por debajo de 20 °C y, en la mayoría de las cocinas domésticas, la nevera es el mejor lugar para guardarlos.
  • Guarde los huevos lejos de otros alimentos. Si su nevera tiene una bandeja para huevos, es recomendable utilizarla ya que esto ayuda a mantener los huevos separados.
  • Si prepara un plato que lleve huevos, consúmalo lo antes posible. Si no piensa comerlo de inmediato, déjelo enfriar rápidamente y luego guárdelo en la nevera durante un máximo de dos días. Los pasteles se pueden almacenar de forma segura en un lugar fresco y seco, siempre que no contengan ningún otro ingrediente que deba ser refrigerado, como crema o nata.
  • Puede conservar los huevos duros en el frigorífico durante un máximo de dos días.

Evitar la propagación de bacterias

Las bacterias pueden propagarse muy fácilmente de los huevos a otros alimentos, así como a las manos, los utensilios de cocina y las encimeras.

Puede haber bacterias tanto en la cáscara como en el interior del huevo, así que tenga cuidado al manipularlos.

Estos consejos pueden ayudar a evitar la propagación de bacterias:

  • Mantenga los huevos alejados de otros alimentos, tanto cuando estén en la cáscara como después de que los haya roto.
  • Tenga cuidado de no salpicar huevo sobre otros alimentos, encimeras o platos.
  • Lávese bien las manos siempre con agua tibia y jabón, y luego séquelas después de tocar o manipular huevos.
  • Limpie las superficies, platos y utensilios a fondo con agua tibia y jabón después de utilizar huevos.
  • No use huevos con la cáscara dañada, porque podrían haber entrado suciedad o bacterias.

Lea más acerca de cómo almacenar alimentos de forma segura.

Fechas de consumo preferentes de los huevos

Los huevos tienen una vida útil de 28 días (desde la fecha de puesta hasta su fecha de consumo preferente). Los huevos se pueden comer uno o dos días después de su fecha de caducidad, siempre y cuando estén bien cocidos hasta que tanto la yema como la clara estén sólidas, o si se usan en platos donde estarán completamente cocidos, como un pastel.

Cocinar los huevos hasta que la clara y la yema estén sólidas matará cualquier bacteria, como la salmonela.

Las personas que pertenecen a los grupos de riesgo solo deben comer huevos, o alimentos que contengan huevos, que hayan sido bien cocidos.

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud