12 min read

Alimentos que debe evitar si está embarazada

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

En este artículo

Asegúrese de conocer los hechos importantes sobre qué alimentos debe evitar o con los que debe tomar precauciones durante el embarazo.

Quesos que se deben evitar durante el embarazo

Quesos blandos con cáscara blanca

No coma queso blando madurado con moho (quesos con cáscara blanca) como el brie y el camembert. Esto incluye el queso de cabra blando madurado en moho, como el chèvre. Estos quesos solo son seguros para comer durante el embarazo si se han cocinado.

Quesos azules blandos

También conviene evitar los quesos suaves de veteado azul como el azul danés, el gorgonzola y el roquefort. Los quesos azules blandos solo son seguros para comer durante el embarazo si se han cocinado.

Se aconseja a las mujeres embarazadas que eviten algunos quesos blandos porque son menos ácidos que los quesos duros y contienen más humedad, lo que significa que pueden ser un ambiente ideal para que crezcan bacterias dañinas, como la listeria.

Aunque la infección por listeria (listeriosis) es En casos poco frecuentes, es importante tomar precauciones especiales durante el embarazo; incluso una forma leve de la enfermedad en una mujer embarazada puede provocar un aborto espontáneo, muerte fetal o enfermedad grave en un bebé recién nacido.

Si está embarazada y muestra signos de infección por listeria, busque ayuda médica de inmediato.

Quesos que son seguros para comer durante el embarazo

Todos los quesos duros son seguros durante el embarazo. Puede comer quesos duros, como el cheddar, el parmesano y el stilton, incluso si están hechos con leche no pasteurizada. Los quesos duros no contienen tanta agua como los quesos blandos, por lo que es menos probable que crezcan bacterias en ellos. Es posible que el queso duro contenga listeria, pero se considera que el riesgo es bajo.

Quesos blandos que son seguros para comer durante el embarazo

Aparte de los quesos blandos madurados con moho, todos los demás tipos de queso blando están bien para comer, siempre que estén hechos con leche pasteurizada.

Estos incluyen:

  • requesón
  • mozzarella
  • feta
  • queso crema
  • paneer
  • ricotta
  • halloumi
  • queso de cabra quesos
  • procesados, como queso para untar

Quesos blandos cocidos que son seguros para comer durante el embarazo

La cocción completa debe matar cualquier bacteria en el queso, por lo que debe ser seguro comer moho cocido; quesos de pasta blanda madurados, como brie, camembert y chèvre, y quesos azules cocidos, como roquefort o gorgonzola, o platos que los contengan.

Es importante asegurarse de que el queso esté bien cocido hasta que esté muy caliente.

Paté en el embarazo

Evite todo tipo de paté, incluidos los patés vegetales, ya que pueden contener listeria.

Evite los huevos crudos o parcialmente cocidos si está embarazada. Los huevos que no sean de gallina, como los huevos de pato, ganso y codorniz, siempre deben cocinarse bien.

La carne cruda o poco cocida es peligrosa durante el embarazo

No coma carne cruda o poco cocida, incluidas las carnes asadas y los filetes cocidos poco comunes, debido al riesgo potencial de toxoplasmosis.

Cocine todas las carnes y aves a fondo para que estén muy calientes y no haya rastros de rosa o sangre, especialmente con aves, cerdo, salchichas y carne picada, incluidas las hamburguesas.

Lave todas las superficies y utensilios a fondo después de preparar la carne cruda para evitar la propagación de insectos dañinos. Lávese y séquese las manos después de tocar o manipular carne cruda.

La toxoplasmosis es una infección causada por un parásito que se encuentra en la carne cruda y poco cocida, la leche de cabra no pasteurizada, la tierra, las heces de gato y el agua sin tratar.

Si está embarazada, la infección puede dañar a su bebé, pero es importante recordar que la toxoplasmosis durante el embarazo es muy poco común.

La toxoplasmosis a menudo no presenta síntomas, pero si cree que puede haber estado en riesgo, hable con su médico. Si está infectada mientras está embarazada, hay un tratamiento disponible para la toxoplasmosis.

Tenga cuidado con los embutidos durante el embarazo

Muchos embutidos, como el salami, el jamón, el chorizo ​​y el pepperoni, no se cocinan, solo se curan y fermentan. Esto significa que existe el riesgo de que contengan parásitos que causan toxoplasmosis.

Lo mejor es consultar las instrucciones del paquete para ver si el producto está listo para comer o si necesita cocinarse primero.

En el caso de las carnes listas para comer, puede reducir cualquier riesgo de parásitos congelando las carnes curadas o fermentadas durante cuatro días en casa antes de comerlas. La congelación mata a la mayoría de los parásitos y hace que la carne sea más segura para comer.

Si planea cocinar la carne, por ejemplo, pepperoni en una pizza, no es necesario que la congele primero.

Si está comiendo en un restaurante que vende carnes curadas en frío o fermentadas, es posible que no estén congeladas. Si está preocupado, pregunte al personal o evite comerlo.

La carne envasada es segura para comer si está embarazada.

Las carnes envasadas como el jamón y la carne en conserva son seguras para comer durante el embarazo. 

El hígado puede dañar al feto

No coma hígado o productos que contengan hígado, como paté de hígado, salchicha de hígado o haggis, ya que pueden contener mucha vitamina A. Demasiada vitamina A puede dañar a su bebé.

Suplementos de vitaminas y aceites de pescado

No tome suplementos multivitamínicos en dosis altas, suplementos de aceite de hígado de pescado o cualquier suplemento que contenga vitamina A.

Pescado durante el embarazo

Puede comer la mayoría de los tipos de pescado durante el embarazo. Comer pescado es bueno para la salud y el desarrollo de su bebé, pero debe evitar algunos tipos de pescado y limitar la cantidad que come de otros.

Pescado que debe evitar:

Cuando está embarazada o planea quedar embarazada, no debe comer tiburón, pez espada o marlín.

Pescado a restringir:

También debe limitar la cantidad de atún que come a:

  • no más de dos filetes de atún a la semana (aproximadamente 140 g cocidos o 170 g crudos cada uno)
  • cuatro latas medianas de atún a la semana (aproximadamente 140 g cuando se escurren)

Esto se debe a que el atún contiene más mercurio que otros tipos de pescado. La cantidad de mercurio que obtenemos de los alimentos no es dañina para la mayoría de las personas, pero podría afectar el sistema nervioso en desarrollo de su bebé si ingiere altos niveles de mercurio durante el embarazo.

Cuando esté embarazada, también debe evitar comer más de dos porciones de pescado azul a la semana, como salmón, trucha, caballa y arenque, ya que pueden contener contaminantes como dioxinas y bifenilos policlorados (PCB).

Recuerde, el atún fresco es un pescado azul, por lo que si come dos filetes de atún fresco en una semana, no debe comer ningún otro pescado azul esa semana.

El atún enlatado no cuenta como pescado azul, por lo que puede comerlo además de la cantidad máxima de dos porciones de pescado azul (siempre que no sea atún fresco).

Pero recuerde no comer más de cuatro latas medianas de atún enlatado a la semana cuando esté embarazada o tratando de quedar embarazada.

Pescado que es seguro para comer:

No es necesario limitar la cantidad de pescado blanco y mariscos cocidos que consume durante el embarazo o la lactancia.

Marisco durante el embarazo 

Siempre coma el marisco cocido, en lugar de crudo, incluyendo mejillones, langosta, cangrejo, langostinos, vieiras y almejas, durante el embarazo, ya que pueden contener bacterias y virus dañinos que pueden causar intoxicación alimentaria. Las gambas frías precocidas están bien.

El pescado ahumado durante el embarazo es seguro.

El pescado ahumado, que incluye salmón ahumado y trucha ahumada, se considera seguro durante el embarazo.

El sushi y el embarazo

Está bien comer pescado crudo o ligeramente cocido en platos como el sushi durante el embarazo, siempre que el pescado salvaje crudo utilizado para prepararlo se haya congelado primero.

Esto se debe a que, ocasionalmente, los peces silvestres contienen pequeños gusanos parásitos que podrían enfermarla. La congelación mata a los gusanos y hace que el pescado crudo sea seguro para comer. Cocinar también los matará.

Ciertos pescados de piscifactoría destinados a ser consumidos crudos en platos como el sushi, como el salmón de piscifactoría, ya no necesitan congelarse de antemano.

Esto se debe a que es muy poco probable que los peces de cultivo contengan gusanos parásitos como resultado de los métodos de cría utilizados.

Gran parte del sushi que se vende en las tiendas no se elabora en la tienda. Este tipo de sushi debería estar bien para comer: si una tienda o restaurante compra sushi ya preparado, el pescado crudo utilizado para prepararlo habrá sido sometido a un tratamiento de congelación adecuado.

Si tiene alguna duda, es posible que desee evitar comer los tipos de sushi que contienen pescado crudo, como el atún.

La forma más segura de disfrutar el sushi es elegir las variedades completamente cocidas o vegetarianas, que pueden incluir:

  • mariscos cocidos
  • verduras
  • aguacate
  • huevo completamente cocido 

Si una tienda o restaurante hace su propio sushi en las instalaciones, aún debe congelarse antes de servirlo. Si está preocupada, pregunte al personal.

Si hace su propio sushi en casa, congele el pescado durante al menos cuatro días antes de usarlo.

Los cacahuetes son seguros durante el embarazo

Puede comer cacahuetes o alimentos que contengan cacahuetes durante el embarazo, a menos que sea alérgica a ellos o un profesional de la salud le aconseje que no lo haga.

Es posible que haya escuchado que se debe evitarlo durante el embarazo. Esto se debe a que el gobierno aconsejó anteriormente a las mujeres que evitaran comerlo si existían antecedentes de alergia, como asma, eccema, fiebre del heno y alergia a los alimentos, en la familia inmediata de su hijo.

Este consejo ahora ha cambiado porque las últimas investigaciones no han mostrado evidencia clara de que comerlo durante el embarazo afecte las posibilidades de que su bebé desarrolle una alergia.

Leche y yogur durante el embarazo

Tome la leche pasteurizada o tratada con calor ultrarrápido (UHT), que a veces se denomina leche de larga duración.

Si solo dispone de leche cruda (no pasteurizada), primero hiérvala. No beba leche de oveja o de cabra sin pasteurizar, ni coma alimentos elaborados con ellas, como el queso de cabra blando.

Todos los tipos de yogur, incluidos los bio, vivos y bajos en grasa, están bien. Solo tienes que comprobar que cualquier yogur casero esté elaborado con leche pasteurizada y, si no, evitarlo.

Helados durante el embarazo

Los helados blandos deben ser buenos para comer durante el embarazo, ya que son productos procesados ​​elaborados con leche y huevos pasteurizados, por lo que se ha eliminado cualquier riesgo de intoxicación alimentaria por salmonela.

Para el helado casero, use un sustituto de huevo pasteurizado o siga una receta sin huevo.

Alimentos con suciedad

Lave frutas, verduras y ensaladas para eliminar todo rastro de suciedad y suciedad visible.

Cafeína en el embarazo 

Los altos niveles de cafeína pueden hacer que los bebés tengan bajo peso al nacer, lo que puede aumentar el riesgo de problemas de salud en el futuro. Demasiada cafeína también puede provocar un aborto espontáneo.

La cafeína se encuentra naturalmente en muchos alimentos, como el café, el té (incluido el té verde) y el chocolate, y se agrega a algunos refrescos y bebidas energéticas.

Algunos remedios para el resfriado y la gripe también contienen cafeína. Hable con su matrona, médico o farmacéutico antes de tomar estos remedios.

No es necesario que elimine la cafeína por completo, pero no ingiera más de 200 mg al día.

La cantidad aproximada de cafeína que se encuentra en los alimentos y bebidas es:

  • una taza de café instantáneo: 100 mg
  • una taza de café de filtro: 140 mg
  • una taza de té: 75
  • una lata de cola: 40 mg
  • una lata de 250 ml de bebida energética: 80 mg (latas más grandes de la bebida energética puede tener hasta 160 mg de cafeína) natural
  • una barra de 50 g de chocolate (oscuro)
  • una barra de 50 g de chocolate con leche

Entonces, si toma una lata de cola y una taza de café de filtro, por ejemplo, ha alcanzado casi 200 mg de cafeína. No se preocupe si ocasionalmente tiene más de esta cantidad, los riesgos son pequeños.

Para reducir la cafeína, pruebe con té y café descafeinados, zumo de frutas o agua mineral en lugar de té, café, cola y bebidas energéticas.

Tés de hierbas y verdes durante el embarazo

Existe poca información sobre la seguridad de los tés de hierbas y verdes durante el embarazo, por lo que es mejor beberlos con moderación.

La FSA recomienda beber no más de cuatro tazas de té verde o de hierbas al día durante el embarazo, y buscar el consejo de su médico o partera si no está seguro de qué productos a base de hierbas son seguros para consumir.

Tenga en cuenta que el té verde contiene cafeína.

Regaliz

Puede comer regaliz en cantidades moderadas de dulces de regaliz o tés de regaliz durante el embarazo; no hay ninguna recomendación para evitarlos. Sin embargo, debe evitar el remedio herbal raíz de regaliz.

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud