5 min read

Dejar de fumar durante el embarazo

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

Cada cigarrillo que fuma contiene más de 4 000 sustancias químicas, por lo que fumar durante el embarazo daña al feto. Los cigarrillos pueden restringir el suministro esencial de oxígeno a su bebé. Como resultado, su corazón tiene que latir más fuerte cada vez que fuma.

Beneficios de dejar de fumar durante el embarazo

Dejar de fumar le ayudará a usted y a su bebé de inmediato. Los gases nocivos, como el monóxido de carbono y otros químicos dañinos, se eliminarán de su cuerpo. Cuando deje de fumar:

  • Reducirá el riesgo de complicaciones durante el embarazo y el parto.
  • es más probable que tenga un embarazo más saludable y un bebé más saludable
  • reducirá el riesgo de muerte fetal
  • es menos probable que su bebé nazca demasiado temprano y tenga que enfrentarse a problemas adicionales de respiración, alimentación y salud que a menudo acompañan al prematuro
  • es menos probable que su bebé nazca con bajo peso: los bebés de mujeres que fuman pesan, en promedio, 200 g (aproximadamente 8 oz) menos que otros bebés, lo que puede causar problemas durante y después del parto. Por ejemplo, es más probable que tengan problemas para mantener su temperatura y son más propensos a las infecciones.
  • Reducirá el riesgo de muerte súbita, también conocida como síndrome de muerte súbita del lactante.

Dejar de fumar ahora también ayudará a su bebé en el futuro. Los niños cuyos padres fuman tienen más probabilidades de sufrir asma y otras enfermedades graves que pueden necesitar tratamiento hospitalario.

Cuanto antes deje de fumar, mejor. Pero incluso si deja de hacerlo en las últimas semanas de su embarazo, esto la beneficiará a usted y a su bebé.

El humo de una tercera persona (pasivo) daña a su bebé

Si su pareja o cualquier otra persona que viva con usted fuma, su humo puede afectarla a usted y al bebé antes y después del nacimiento. También puede resultarle más difícil dejar de fumar si alguien a su alrededor fuma.

El humo de segunda mano también puede reducir el peso del bebé al nacer y aumentar el riesgo de muerte súbita. Los bebés cuyos padres fuman tienen más probabilidades de ser hospitalizados por bronquitis y neumonía durante el primer año.

Terapia de reemplazo de nicotina (TRN)

Puede usar la TRN durante el embarazo si le ayuda a dejar de fumar y no puede hacerlo sin ella. No se recomienda que tome tabletas para dejar de fumar como Champix o Zyban durante el embarazo.

La TRN contiene solo nicotina y ninguno de los químicos dañinos que se encuentran en los cigarrillos, por lo que es una opción mucho mejor que seguir fumando. Le ayuda al darle la nicotina que habría obtenido de un cigarrillo.

Su médico o un asesor para dejar de fumar puede recetarle TRN durante el embarazo. También puede comprarlo sin receta médica en una farmacia.

TRN está disponible como:

  • parches
  • goma
  • inhalator
  • aerosol nasal
  • spray bucal
  • tiras orales
  • pastillas
  • microtabs

Si tiene náuseas y vómitos relacionados con el embarazo, los parches pueden ser una mejor solución.

Los parches TRN no deben usarse durante más de 16 horas en un período de 24 horas. La mejor manera de cumplir con esto es quitarse el parche antes de acostarse.

Antes de usar cualquiera de estos productos, hable con su partera, médico, farmacéutico o asesor especialista en dejar de fumar.

Productos de nicotina con sabor a regaliz

Se aconseja a las mujeres embarazadas que eviten los productos de nicotina con sabor a regaliz. Aunque no existe ningún riesgo conocido con pequeñas cantidades de saborizante de regaliz, los fabricantes recomiendan precaución.

Esta advertencia se basa en información sobre los efectos adversos asociados con cantidades excesivas de raíz de regaliz. Como hay otros sabores disponibles, se recomienda a las mujeres embarazadas que elijan una alternativa, como fruta o menta.

Cigarrillos electrónicos y embarazo

Los cigarrillos electrónicos le permiten inhalar nicotina a través de un vapor en lugar de fumar. Los cigarrillos suministran nicotina junto con miles de productos químicos nocivos. Por sí misma, la nicotina es relativamente inofensiva.

Los cigarrillos electrónicos no producen alquitrán ni monóxido de carbono, dos de las principales toxinas del humo del cigarrillo. El monóxido de carbono es particularmente dañino para los bebés en desarrollo. El vapor de un cigarrillo electrónico contiene algunos de los productos químicos potencialmente dañinos que se encuentran en el humo del cigarrillo, pero en niveles mucho más bajos.

Los cigarrillos electrónicos son bastante nuevos y todavía hay algunas cosas que no sabemos. Sin embargo, la evidencia actual sobre los cigarrillos electrónicos indica que son mucho menos riesgosos que fumar.

Si usar un cigarrillo electrónico le ayuda a dejar de fumar, es mucho más seguro para usted y su bebé que seguir fumando.

A diferencia de la TRN, como los parches y los chicles, los cigarrillos electrónicos no están disponibles con receta del NHS. Si desea usar un cigarrillo electrónico, aún puede obtener ayuda experta gratuita de un asesor para dejar de fumar.

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud