18th February, 20215 min read

¿Tengo demasiado deseo sexual?

Medical Reviewer: Dr Adiele Hoffman
Author: Claire Fielden
Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí, la cual ha sido estrita por Claire Fielden y revisada médicamente por Dr Adiele Hoffman.

Su deseo sexual (libido) es cuánto piensa o desea tener relaciones sexuales. Es algo natural en el ser humano, que viene de la necesidad de tener relaciones sexuales para procrear. El contacto físico y el sexo, de hecho, tienen beneficios para la salud.

El impulso sexual de cada persona es diferente y los científicos aún no comprenden del todo por qué es así. Pero 3 de las principales cosas que se cree que inciden en el deseo sexual son:

  • La biología: la cantidad de hormonas sexuales, como testosterona y estrógeno, que tiene en su organismo. Otros cambios hormonales y problemas de salud física también pueden influir.
  • La psicología: cómo piensa, siente y maneja aspectos como el estrés. También puede estar relacionado con problemas de salud física o mental.
  • Los factores sociales: sus relaciones con otras personas, como su pareja.

Siga leyendo para descubrir qué significa tener mucho deseo sexual, qué puede influir en su deseo sexual y si es posible que tenga demasiado.

¿Qué significa tener mucho deseo sexual?

Cuando se trata de deseo sexual, no existe lo «normal». Cuánto se piensa en el sexo o cuánto se desea varía enormemente de una persona a otra. Y su propia libido también aumenta o disminuye a lo largo del tiempo.

La estimación de los científicos es que la mayoría de la gente piensa en el sexo casi todos los días. Lo que puede querer decir un solo pensamiento pasajero o cientos de pensamientos al día. Por otro lado, hay personas que no piensan en el sexo durante períodos prolongados.

Así que, es difícil precisar si el deseo sexual es «alto» (o «bajo»), todos son diferentes.

¿Por qué tengo tanto deseo sexual últimamente?

Tenga la seguridad de que es normal que la libido aumente. Y hay bastantes razones por las que puede que desee tener relaciones sexuales con más frecuencia de lo habitual, desde cambios biológicos hasta su estilo de vida.

Sus hormonas cumplen un papel importante en su impulso sexual y que varíen pueden hacer que este suba o baje. La hormona sexual testosterona puede aumentar el deseo sexual tanto en hombres como en mujeres, por lo que su concentración de testosterona podría haber aumentado; por lo general, es más alta por la mañana, por ejemplo.

El embarazo también puede influir en la libido; por ejemplo, muchas mujeres tienen un mayor deseo sexual en los primeros 2 trimestres de gestación.

El estrés de la vida cotidiana y las situaciones difíciles pueden reducir la libido. Por lo que, si el sexo le apetece más, seguramente no sea un momento estresante para usted.

Dormir lo suficiente y descansar bien puede potenciar el deseo sexual y además tendrá más energía para el sexo.

¿O quizás esté bebiendo menos alcohol? Un exceso tiene una influencia negativa en la libido.

Por último, tener una relación sentimental y positiva puede hacer que se quiera tener sexo con más frecuencia. Además, es frecuente que se tenga más libido al principio de una relación, cuando todo parece emocionante.

¿Me debería preocupar si tengo mucho deseo sexual?

Como ya se dijo, un gran deseo sexual, en sí mismo, no suele ser motivo de preocupación.

Sin embargo, su comportamiento sexual podría llegar a ser en un problema. Si nota que su actividad sexual se «descontrola» todo el tiempo, puede que tenga una adicción al sexo, y repercutir negativamente en otras áreas de su vida.

Puede que su comportamiento sexual esté descontrolado si:

  • no puede concentrarse en sus actividades y responsabilidades habituales
  • descuida su salud y su cuidado personal
  • no ha podido regular sus impulsos cuando lo ha intentado
  • nunca queda realmente satisfecho con sus actividades sexuales
  • entorpece sus relaciones personales

Tener mucha libido también implica un mayor riesgo de contraer una infección de transmisión sexual (ETS) o quedar embarazada, así que, recuerde tomar precauciones.

¿Cuándo debo buscar ayuda?

Recuerde que tener muchas ganas de tener sexo no le hace «adicto». Pero si nota su libido descontrolada, le podría venir bien la ayuda.

Podría estar usando el sexo para afrontar problemas psicológicos u otros aspectos de su vida.

Hablar de los problemas sexuales puede dar vergüenza. Pero, como con cualquier otra enfermedad, hay terapias útiles, por lo que vale la pena comentárselo a su médico con confianza.

Un gran deseo sexual también puede ser un síntoma de ciertos trastornos del estado de ánimo, como el trastorno bipolar. Podría ser una buena idea hablar con un médico si, además, tiene algunos de estos síntomas:

  • está muy feliz
  • tiene mucha energía, planes e ideas ambiciosos
  • gasta mucho dinero en cosas que no puede pagar y que, normalmente, no querría
  • no tiene hambre ni sueño
  • habla rápido
  • se enfada con facilidad

Puntos clave

  • el deseo sexual de cada persona es diferente y no existe algo que sea «normal»
  • su deseo sexual se modifica con el tiempo y hay factores que le influyen, ya sean factores biológicos, de estilo de vida u otros
  • tener mucha libido no siempre es motivo de preocupación
  • si cree que su comportamiento sexual está descontrolado, sería recomendable que hablara con su médico
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud