15th February, 20213 min read

Todo lo que necesita saber sobre los piercings en el pene

Medical Reviewer: Dr Ann Nainan
Author: Claire Fielden
Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí, la cual ha sido estrita por Claire Fielden y revisada médicamente por Dr Ann Nainan.

Si está leyendo esto, es muy probable que esté pensando en hacerse un piercing en el pene, o que ya haya decidido hacerlo.

Antes de pedir cita, es buena idea averiguar un poco más sobre lo que implica hacérselo, los tipos piercings en el pene que puede hacerse y cómo hacerlo de forma segura.

Tipos de piercinges en el pene

Hay muchos tipos diferentes de piercinges en el pene y cada uno tiene sus propias características. Un piercing en el pene es cualquier tipo de joya que se coloca en la glande (punta) del pene, el prepucio o el eje, o incluso en el escroto.

El piercing Príncipe Alberto es probablemente el más conocido y popular. Este piercing entra por el orificio por el que orinas (la uretra) y sale por la parte inferior del cuerpo del pene, cerca de la glande.

Una variación común se llama Príncipe Alberto inverso, donde lapiercing sale en la parte superior del eje en lugar de la parte inferior.

Aunque los beneficios de un Príncipe Alberto pueden incluir una estimulación intensa durante el sexo, también puede afectar el flujo y la dirección de la orina. Algunos hombres con este piercing incluso necesitan sentarse para orinar.

Tenga en cuenta que los penes tienen formas y tamaños diferentes, y algunas pueden no ser adecuados para usted. Pregúntele a un profesional de los piercings.

Cómo se hacen los piercings en el pene

El procedimiento exacto dependerá del tipo de piercing que. En general, el profesional que se lo haga esterilizará el área antes de insertar una aguja en el lugar en el que le va a hacer el piercing, seguido de las joyas que elija.

Elija siempre un profesional acreditado con licencia, que siempre siga las normas de seguridad de la industria. Esta persona podrá hablar con usted sobre lo que desea y, si no está seguro de algo, no tendrá problema de asesorarle.

Es una buena idea asegurarse de que este profesional tenga experiencia en piercinges genitales; no tenga vergüenza de preguntar sobre su experiencia. Después de todo, esta es una de las partes más sensibles de su cuerpo.

Cuidados posteriores a la piercing en el pene

Al igual que con cualquier piercing corporal, es importante seguir un buen cuidado posterior para evitar las infecciones.

Los piercings genitales pueden sangrar mucho durante los primeros días.
También es normal notar algo de decoloración, sensibilidad, picazón o un flujo blanco amarillento (no pus) a medida que cicatriza el área de la piercing.

Generalmente, puede tener relaciones sexuales tan pronto como se sienta listo. Pero es importante mantener una buena higiene y cualquier actividad sexual debe ser suave mientras aún se está curando.

Al cuidar su nuevo piercing, recuerde:

  • mantenga el área limpia y seca, y lávese las manos antes de tocar su piercing
  • evite juguetear con su piercing ; esto puede abrir la herida o propagar una infección
  • busque consejo médico si cree que tiene una infección (es posible que tenga dolor, enrojecimiento o inflamación)

Según el tipo de piercing del pene, la curación puede tardar entre 1 y 4 meses, y en ocasiones hasta 8 meses.

Si le preocupa que el piercing de su pene no se esté curando correctamente, consulte con un médico lo antes posible.

Puntos clave:

  • hay muchos tipos de piercinges para el pene
  • debe elegir un profesional con licencia que tenga experiencia en piercinges en el pene
  • cuidar de su nuevo piercing ayudará a evitar infecciones
  • un piercing en el pene puede tardar entre 1 y 8 meses en sanarse del todo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud