15 min read

Enfermedad de las encías

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

Introducción

La enfermedad de las encías es muy común y afecta al 15-20% de la población mundial.

Se estima que la mitad de la población adulta tiene algún grado de enfermedad de las encías y la mayoría de la gente la experimenta al menos una vez. Es mucho menos común en los niños.

Si tiene enfermedad de las encías, sus encías pueden sangrar cuando se cepilla los dientes y puede tener mal aliento.

En casos graves de enfermedad de las encías, se puede desarrollar una afección llamada periodontitis. Afecta los tejidos que sostienen los dientes y los mantienen en su lugar.

Si no se trata la periodontitis, el hueso de la mandíbula puede deteriorarse y se pueden abrir pequeños espacios entre la encía y los dientes. Sus dientes pueden aflojarse y eventualmente caerse.

Más información sobre los síntomas de la gingivitis.

¿Qué causa la enfermedad de las encías?

La enfermedad de las encías es causada por la acumulación de placa en los dientes. La placa es una sustancia pegajosa que contiene bacterias.

Algunas bacterias de la placa son inofensivas, pero otras son muy perjudiciales para la salud de las encías. Si no elimina la placa de los dientes cepillándolos, se acumulará e irritará las encías, lo que provocará inflamación y dolor.

Más información sobre las causas de la gingivitis.

¿Cuándo acudir al dentista?

Debe programar una cita para ver a su dentista si sus encías le duelen, están inflamadas o sangran cuando se cepilla los dientes.

Puede encontrar un dentista cerca de usted utilizando la función de búsqueda de códigos postales.

Prevención y tratamiento de la enfermedad de las encías

Los casos leves de enfermedad de las encías generalmente se pueden tratar o "revertir" manteniendo un buen nivel de higiene bucal. Esto incluye cepillarse los dientes con una técnica eficaz al menos dos veces al día y usar hilo dental todos los días.

Si es necesario, su dentista podrá limpiar sus dientes a fondo y eliminar cualquier placa endurecida (sarro). También podrán mostrarle cómo limpiarse los dientes de manera eficaz para ayudar a prevenir la acumulación de placa en el futuro.

Si tiene una enfermedad grave de las encías, necesitará un tratamiento no quirúrgico adicional y, en algunos casos, un tratamiento quirúrgico. Esto suele ser realizado por un especialista en periodoncia.

Lea más sobre el tratamiento de la enfermedad de las encías y cómo mantener limpios los dientes. Además, lea más sobre cómo prevenir la enfermedad de las encías.

Complicaciones de la enfermedad de las encías

Si tiene una enfermedad de las encías no tratada que se convierte en periodontitis, puede provocar más complicaciones, como:

  • abscesos de las encías (acumulaciones dolorosas de pus)
  • daño al ligamento periodontal (el tejido que conecta el diente al alveolo)
  • daño al hueso alveolar (el hueso de la mandíbula que contiene las cavidades de los dientes)
  • encías retraídas
  • dientes flojos
  • perdida de dientes

Más información sobre las complicaciones de la enfermedad de las encías.

Síntomas

La enfermedad de las encías, o gingivitis, no siempre es dolorosa y es posible que no sepa que la tiene. Por eso es importante realizarse chequeos dentales periódicos.

Los síntomas iniciales de la enfermedad de las encías son:

  • encías rojas e hinchadas
  • encías sangrantes después de cepillarse los dientes o usar hilo dental

Si la enfermedad de las encías se convierte en periodontitis (donde los tejidos que sostienen los dientes se ven afectados), también puede tener los siguientes síntomas:

  • Sabor amargo en la boca
  • dientes flojos que pueden dificultar la alimentación
  • abscesos de las encías (acumulaciones de pus que se desarrollan debajo de las encías o los dientes)

Gingivitis ulcerosa necrotizante aguda

La gingivitis ulcerosa necrotizante aguda (GUNA) es una afección poco común. Los síntomas suelen ser más graves que los de la enfermedad de las encías y la periodontitis.

Los síntomas de ANUG pueden desarrollarse rápidamente e incluyen:

  • encías sangrantes, dolorosas
  • úlceras dolorosas
  • encías retraídas entre los dientes
  • mal aliento (halitosis)
  • un sabor metálico en su boca
  • exceso de saliva en la boca
  • dificultad para tragar o hablar

También puede sentirse mal en general y tener una temperatura alta (fiebre) de 38 ° C (100,4 ° F) o más.

Debe visitar a su dentista de inmediato si tiene alguno de los síntomas anteriores.

Diagnóstico de enfermedad de las encías

Debe consultar a su dentista si tiene encías dolorosas, hinchadas o sangrantes.

Su dentista podrá confirmar si tiene enfermedad de las encías y brindarle el tratamiento necesario.

Periodontitis

La periodontitis es una forma de enfermedad de las encías que se desarrolla si no se trata la gingivitis. Afecta los tejidos que sostienen los dientes y los mantienen en su lugar, y puede provocar que los dientes se aflojen o se caigan.

Si tiene periodontitis, necesitará un examen dental completo. Su dentista puede usar una sonda periodontal para examinar su boca. Este es un instrumento médico con forma de varilla de plata delgada con una curva en un extremo.

La sonda periodontal se insertará al lado de su diente, debajo de la línea de las encías. Si tiene dientes sanos, sus encías deben estar adheridas a sus dientes y la sonda no debe poder deslizarse muy por debajo de la línea de las encías. Es posible que tenga periodontitis si la sonda puede deslizarse más profundamente debajo de la línea de las encías de lo normal.

En algunos casos, es posible que se necesiten varias radiografías para verificar el estado de los dientes y el hueso de la mandíbula.

Gingivitis ulcerosa necrotizante aguda

También necesitará ver a un dentista si tiene los síntomas de la gingivitis ulcerosa necrotizante aguda (GUNA).

El dentista podrá diagnosticar la afección a partir de sus síntomas. Es muy importante que consulte a un dentista lo antes posible porque ANUG puede causar complicaciones graves.

Más información sobre las complicaciones de los cálculos biliares.

Causas

Una mala higiene bucal, como no cepillarse los dientes de manera adecuada o regular, puede hacer que se acumule placa en los dientes. La placa es una sustancia pegajosa que contiene bacterias.

Placa

Después de comer y beber alimentos y bebidas azucarados, las bacterias de la boca descomponen los carbohidratos en ácidos.

El ácido se combina con las bacterias, la saliva en la boca y las pequeñas partículas de comida que quedan después del cepillado para producir una película pegajosa llamada placa.

La placa suele ser fácil de eliminar cepillándose los dientes y usando hilo dental. Cepíllese los dientes al menos dos veces al día (una por la mañana y otra por la noche) y use hilo dental al menos tres veces por semana.

Si la placa no se elimina, puede endurecerse y formar una sustancia llamada sarro. El sarro se adhiere mucho más firmemente a los dientes que la placa y, por lo general, solo puede eliminarlo un dentista.

una mala higiene bucal

Una mala higiene bucal puede hacer que la placa y el sarro se acumulen en los dientes. Las bacterias en la placa irritarán sus encías, haciéndolas inflamadas y doloridas. Esta es la enfermedad de las encías.

Si la enfermedad de las encías no se trata y la placa y el sarro continúan acumulándose, puede desarrollar periodontitis. Esto puede hacer que sus dientes se aflojen y eventualmente se caigan.

¿Quién está en riesgo?

Tiene más riesgo de desarrollar enfermedad de las encías y periodontitis si:

  • fuma
  • tiene diabetes, una afección a largo plazo causada por demasiada glucosa en la sangre
  • tiene un sistema inmunológico debilitado, por ejemplo, debido a afecciones como el VIH y el SIDA, o ciertos tratamientos como la quimioterapia (medicamento poderoso para matar el cáncer)

Gingivitis ulcerosa necrotizante aguda

Como ocurre con otros tipos de enfermedades de las encías, la mala higiene bucal es la principal causa de gingivitis ulcerosa necrosante aguda (GUNA). Estos factores de riesgo incluyen:

  • fumar
  • un sistema inmunológico debilitado
  • desnutrición : una afección causada por no comer lo suficiente de los grupos de alimentos adecuados para obtener todos los nutrientes necesarios para una buena salud
  • el estrés

Complicaciones de la enfermedad de las encías

Si desarrolla gingivitis y no le quitan la placa o el sarro (placa endurecida) de los dientes, la afección puede empeorar y provocar periodontitis.

Si no trata la periodontitis (donde se ve afectado el tejido que sostiene los dientes), puede desarrollar más complicaciones que incluyen:

  • abscesos recurrentes de las encías (acumulaciones dolorosas de pus)
  • aumento del daño al ligamento periodontal (el tejido que conecta el diente a la cavidad)
  • aumento del daño al hueso alveolar (el hueso de la mandíbula que contiene las cavidades de los dientes)
  • encías retraídas
  • dientes flojos
  • pérdida de dientes

Gingivitis ulcerosa necrotizante aguda

Si tiene gingivitis ulcerosa necrotizante aguda (GUNA) y no se trata, puede causar complicaciones más graves.

La infección puede extenderse a todas las áreas de las encías y al hueso alveolar que rodea los dientes. Esto puede llevar a:

  • las encías entre los dientes queden completamente destruidas
  • úlceras grandes (llagas abiertas) que dejan agujeros permanentes en las encías
  • dientes flojos e inestables

Si la ANUG no se trata adecuadamente la primera vez que la tiene, es más probable que tenga casos recurrentes en el futuro. Esto puede dejarte con:

  • mal aliento(halitosis)
  • sangrado de las encías
  • encías retraídas

Gangrena

En casos muy raros, ANUG puede provocar una afección llamada gangrena. La gangrena ocurre cuando el tejido comienza a morir y a consumirse. El tipo de gangrena que puede ocurrir como resultado de la GUNA se llama noma.

Noma afecta labios y mejillas. Si lo desarrolla, es posible que deba extraer el tejido muerto. Noma generalmente solo afecta a personas que:

  • tienen un sistema inmunológico muy débil, por ejemplo, personas con afecciones como el VIH y el SIDA
  • están desnutridos : no comen lo suficiente de los grupos de alimentos adecuados para obtener los nutrientes que necesitan para una buena salud

Tratamiento

Enfermedad de las encías y periodontitis

Una buena higiene bucal implica:

  • cepillarse los dientes durante 2-3 minutos dos veces al día (por la mañana y por la noche)
  • usar un cepillo de dientes eléctrico si es posible (a menos que tenga ANUG, ver más abajo)
  • usar pasta de dientes que contenga flúor si su suministro de agua es bajo en flúor (el flúor es un mineral natural que ayuda a proteger contra las caries )
  • usar hilo dental con regularidad (preferiblemente a diario)
  • No fumar
  • visitar regularmente a su dentista (al menos una vez cada 1-2 años, pero con más frecuencia si es necesario)

Consulte la [guía de limpieza de dientes] para obtener más información y consejos sobre una buena higiene bucal.

Enjuague bucal

Los enjuagues bucales antisépticos que contienen clorhexidina o hexetidina están disponibles sin receta en las farmacias. Existe cierto debate sobre si el uso de enjuagues bucales es necesario para las personas con encías sanas.

Su dentista puede recomendar el uso de enjuague bucal si ayuda a controlar la acumulación de placa (la sustancia blanda y pegajosa que se forma cuando las bacterias se acumulan en la superficie de los dientes). Su dentista podrá aconsejarle sobre qué tipo de enjuague bucal es el más adecuado y cómo utilizarlo.

El enjuague bucal de clorhexidina no es adecuado para mujeres embarazadas o en período de lactancia. También puede manchar sus dientes de marrón si lo usa regularmente. Enjuágue bien la boca entre cepillarte los dientes y usar un enjuague bucal con clorhexidina porque algunos ingredientes de la pasta de dientes pueden evitar que el enjuague bucal funcione.

Gingivitis ulcerosa necrotizante aguda

La gingivitis ulcerosa necrotizante aguda (GUNA) siempre debe ser tratada por un dentista. Sin embargo, si consulta a su médico antes de visitar a un dentista, es posible que le brinden algún tratamiento mientras espera a ver a su dentista. Los posibles tratamientos se describen a continuación.

Antibióticos

Por sí solos, los antibióticos no son efectivos para tratar la periodontitis y solo se pueden recomendar en casos graves de enfermedad de las encías.

El metronidazol o la amoxicilina son los antibióticos más comunes que se recetan para la GUNA. Por lo general, tendrá que tomar estos antibióticos durante tres días.

La amoxicilina no es adecuada para personas alérgicas a la penicilina. También puede hacer que la píldora anticonceptiva falle, por lo que las mujeres que están tomando la píldora anticonceptiva deben usar una forma adicional de anticoncepción mientras toman amoxicilina y durante siete días después.

El metronidazol puede reaccionar con el alcohol, provocando que se sienta muy mal. Por lo tanto, es una buena idea no beber alcohol mientras esté tomando metronidazol y durante las 48 horas posteriores.

El metronidazol y la amoxicilina también pueden causar los siguientes efectos secundarios:

  • Náuseas (ganas de vomitar)
  • vómitos
  • diarrea

Calmantes

El paracetamol y el ibuprofeno son los analgésicos recetados con mayor frecuencia. También se pueden adquirir sin receta en las farmacias. Pueden ayudar a reducir el dolor y la incomodidad causados por las úlceras.

Sin embargo, el paracetamol y el ibuprofeno no son adecuados para todos, así que lea las instrucciones del fabricante antes de tomarlos. Los niños menores de 16 años no deben recibir aspirina.

Enjuague bucal

Se puede recetar un enjuague bucal que contiene clorhexidina o peróxido de hidrógeno para tratar la ANUG. Algunos enjuagues bucales de clorhexidina también están disponibles sin receta, aunque es posible que no sean tan efectivos como un enjuague bucal de peróxido de hidrógeno.

Siempre debe leer las instrucciones antes de usar el enjuague bucal. Es posible que algunos tipos necesiten diluirse en agua antes de tomarlos. Suelen utilizarse 2-3 veces al día.

Consulte los consejos anteriores sobre el uso de enjuague bucal de clorhexidina durante el embarazo y la lactancia.

Buena higiene bucal

Al igual que con la enfermedad de las encías y la periodontitis, debe seguir practicando una buena higiene bucal (como se describe anteriormente) si tiene GUNA.

Sin embargo, debido a que ANUG puede causar úlceras dolorosas, cepíllese los dientes con un cepillo de dientes muy suave y evite usar un cepillo eléctrico.

Tratamiento odontológico (dental)

Se pueden recomendar los siguientes tratamientos dentales para tratar la enfermedad de las encías, la periodontitis y la GUNA:

  • raspar y pulir
  • alisado radicular (desbridamiento)
  • antibióticos (ver arriba)
  • Cirugía

Se describen con más detalle a continuación.

Raspar y pulir

Para eliminar la placa y el sarro (placa endurecida) que se pueden acumular en los dientes, su dentista puede sugerirle que se haga raspar y pulir los dientes. Se trata de una "limpieza profesional" que normalmente realiza un higienista dental en su consulta dental.

El higienista dental raspará la placa y el sarro de los dientes con un instrumento especial y luego los pulirá para eliminar las marcas o manchas. Si se ha acumulado mucha placa o sarro, es posible que deba tener más de un raspado y pulido.

El precio de un raspado y un pulidor puede variar en función de lo que se deba realizar, así que pregúntele a su higienista dental cuánto costará de antemano.

Alisado radicular

En algunos casos de enfermedad de las encías o periodontitis, es posible que sea necesario alisar las raíces (desbridamiento). Se trata de una limpieza profunda debajo de las encías que elimina las bacterias de las raíces de los dientes.

Antes de recibir el tratamiento, es posible que necesite un anestésico (medicamento analgésico) para adormecer el área. Puede experimentar algo de dolor e incomodidad hasta por 48 horas después del alisado radicular.

Tratamiento posterior

Si tiene una enfermedad grave de las encías, periodontitis o GUNA, es posible que necesite más tratamiento, como una cirugía periodontal. En algunos casos, es necesario extraer el diente afectado. Su dentista podrá informarle sobre el procedimiento necesario y cómo se realiza. Si es necesario, también podrán derivarlo a un especialista.

Si se someterá a una cirugía o alisado radicular, es posible que le administren antibióticos (medicamentos para tratar infecciones). Su dentista le dirá si es necesario.

Cómo prevenir la enfermedad de las encías

La mejor manera de proteger las encías de la enfermedad de las encías, la periodontitis y la gingivitis ulcerosa necrotizante aguda es siempre practicar una buena higiene bucal.

Esto significa cepillarse los dientes al menos dos veces al día y usar hilo dental al menos tres veces a la semana.

Lea más sobre cómo mantener una buena higiene bucal.

Visitando al dentista

Si nunca ha tenido una enfermedad de las encías y tiene una buena salud bucal, es posible que solo necesite visitar a su dentista cada 1-2 años para una revisión.

Es importante que asista a las citas dentales para que cualquier problema con los dientes y las encías pueda detectarse y tratarse a tiempo.

Si ha tenido problemas de enfermedad de las encías o periodontitis en el pasado, es posible que deba visitar a su dentista con más frecuencia. En cada cita, su dentista le indicará cuándo necesita su próxima cita.

Si tiene un mayor riesgo de desarrollar problemas en las encías, por ejemplo, si fuma o tiene diabetes (una afección causada por un exceso de glucosa en la sangre), es posible que le recomienden que visite a su dentista con más frecuencia para que sus dientes y encías puedan estar monitoreado de cerca.

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud