11 min read

Pruebas de audición

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

¿Por qué son necesarias las pruebas de audición?

Las pruebas de audición se realizan por dos motivos principales

  • como parte rutinaria de los controles de desarrollo de un bebé o un niño pequeño
  • para controlar la audición de una persona que tiene problemas de audición o una discapacidad auditiva

Es importante que se realicen pruebas de audición para poder ofrecer el apoyo y el tratamiento adecuados.

Lea más acerca de por qué son necesarias las pruebas de audición.

Las pruebas de audición se realizan a intervalos regulares durante la infancia, empezando por el programa de evaluación auditiva para recién nacidos (NHSP, por su sigla en inglés) a las pocas semanas de su nacimiento.

La audición de su hijo también puede examinarse durante una revisión general de la salud cuando tenga unos años y antes de que empiece a ir al colegio por primera vez.

Si en algún momento le preocupa su audición o la de su hijo, puede solicitar a su médico una prueba de audición.

Más información acerca de cuándo son necesarias las pruebas de audición.

¿Qué ocurre durante una prueba de audición?

Aunque su médico o enfermera pueden examinarle los oídos, normalmente le remitirán a un especialista para que le haga una prueba de audición.

Se utilizan diferentes pruebas para evaluar el funcionamiento de los oídos y su capacidad para detectar diferentes niveles de sonido.

Las pruebas de audición más comunes incluyen:

  • Pruebas de otoemisiones acústicas automatizadas (AOAE): un ordenador conectado a un auricular reproduce ruidos de chasquidos y mide la respuesta del oído.
  • pruebas de respuesta auditiva automática del tronco cerebral (AABR): se colocan sensores en la cabeza y el cuello para evaluar la respuesta de los nervios al sonido reproducido a través de auriculares
  • pruebas de audiometría de tonos puros: se reproducen sonidos de diferentes volúmenes y frecuencias y se pulsa un botón cuando se escuchan
  • pruebas de conducción ósea: se coloca un sensor vibratorio detrás de la oreja para comprobar si el sonido se desplaza a través de los huesos del oído

Las pruebas utilizadas generalmente son diferentes entre los niños y los adultos, pero todas son completamente indoloras.

Los resultados de algunas de estas pruebas se registran en un gráfico llamado audiograma, para poder identificar el tipo de pérdida de audición.

Más información acerca de cómo se realizan las pruebas de audición y las pruebas de audición y de la vista para niños.

Problemas de audición

Su audición puede verse afectada si los sonidos no llegan al oído interno de forma eficiente. Esto se conoce como pérdida de audición conductiva. La pérdida de audición conductiva puede deberse a problemas como la obstrucción del conducto auditivo (por ejemplo, por la cera del oído) o del oído medio (por ejemplo, otitis media auditiva). Una infección del oído externo (otitis externa) o del oído medio (otitis media) también puede ser la causa. La pérdida de audición de este tipo generalmente es temporal y reversible.

Si los sonidos llegan al oído interno pero no se oyen, el fallo está en el oído interno o, raramente, en el nervio auditivo. Esto se denomina pérdida auditiva neurosensorial. La pérdida de audición en el oído interno puede producirse por varias razones, la más común como resultado de un cambio relacionado con la edad. La pérdida de audición del oído interno es casi siempre permanente.

Las pruebas de audición se utilizan para determinar el tipo de pérdida auditiva que se padece.

¿Cuándo deben realizarse las pruebas de audición?

Las pruebas de audición se realizan con regularidad, especialmente durante la infancia, para identificar cualquier problema lo antes posible.

En el pasado, muchos niños que nacían con una discapacidad auditiva no eran diagnosticados hasta los 18 meses o más. Sin embargo, identificar la pérdida de audición de forma tardía puede tener un impacto negativo en el desarrollo del lenguaje, las habilidades sociales y la confianza en sí mismo del niño. Si los problemas de audición se diagnostican pronto, se puede proporcionar el apoyo adecuado al niño y a su familia.

También es importante identificar pronto la pérdida de audición en los adultos, ya que es más probable que el tratamiento sea eficaz cuanto antes se diagnostiquen los problemas.

Pruebas en la infancia

También habrá más oportunidades de evaluar la audición de su hijo a medida que crezca. Por ejemplo:

  • un niño puede someterse a una prueba de audición como parte de su revisión general cuando tiene unos dos años y medio
  • todos los niños se someten a una prueba de audición cuando tienen entre cuatro y cinco años, antes de empezar a ir al colegio
  • su médico puede hacer que su hijo se someta a una prueba de audición a cualquier edad si cree que su audición no es correcta (véase a continuación)

La edad a la que se realizan las pruebas o evaluaciones rutinarias puede variar según las zonas. Su médico o visitador médico debería poder aconsejarle.

Informe de los problemas a su médico

Si cree que su hijo puede tener un problema de audición, llévelo a ver a su médico lo antes posible. Las pruebas de audición pueden utilizarse en cualquier momento para ayudar a diagnosticar o descartar otras afecciones. En algunos casos, la pérdida de audición puede ser la causa de un retraso en el desarrollo del habla y el lenguaje.

Muchos niños que sufren problemas de audición resultan tener una afección muy común y temporal llamada otitis media adhesiva, en la que la mucosidad bloquea el oído.

Con menos frecuencia, otras explicaciones para que un niño tenga aparentemente dificultades auditivas incluyen problemas de comportamiento como el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). 

Pruebas de audición para adultos

Los adultos también pueden solicitar una prueba de audición a su médico si están preocupados por su audición.

La pérdida de audición en la vejez es un proceso común y normalmente gradual. Generalmente comienza con la dificultad para oír claramente a otras personas, sobre todo cuando hay mucho ruido de fondo. Al principio es posible que no se dé cuenta de que tiene una discapacidad auditiva. Otros miembros de su familia pueden ser los primeros en darse cuenta de que tiene un problema.

Sin embargo, hay otras razones por las que los adultos pueden perder la audición, como las infecciones de oído o la exposición prolongada a un ruido excesivo.

Debe visitar a su médico si experimenta una pérdida de audición en uno o ambos oídos, o si tiene:

  • tinitus - pitidos o zumbidos en los oídos
  • vértigo - mareos o pérdida de equilibrio
  • dolor de oído intenso que dura más de 24 horas
  • secreción - líquido o sangre que sale del oído

También es posible que deba someterse a una prueba de audición si tiene una lesión en la cabeza, ya que podría dañar el oído interno.

Las personas mayores con pérdida de audición permanente pueden beneficiarse de tener un audífono. Si se le instala un audífono, recibirá el asesoramiento y la ayuda del departamento de audiología de su localidad, incluidos consejos sobre el cambio de pila, reparaciones y actualizaciones.

Es más probable que se beneficie de un audífono si la pérdida de audición se diagnostica a tiempo, por lo que debe pedir a su médico que le programe una prueba si está preocupado por su audición.

¿Cómo se realizan las pruebas de audición?

Una prueba de audición generalmente se realiza después de que le hayan examinado los oídos y le hayan remitido a un especialista.

Examen

El médico o la enfermera de la consulta le preguntarán primero por los síntomas que pueda tener, como por ejemplo:

Su oído será examinado con un instrumento llamado auriscopio, también conocido como otoscopio. Un auriscopio es una pequeña linterna de mano con una lupa que permite que el médico vea el tímpano y el conducto que llega a él desde el oído externo. Se puede utilizar para buscar:

  • secreción - líquido que sale del oído
  • un tímpano abultado: indica que hay líquido infectado en el oído medio
  • un tímpano retraído - que indica que hay líquido no infectado en el oído medio (otitis media adhesiva)
  • tímpano perforado - un agujero en el tímpano, con o sin signos de infección
  • cera del oído o cuerpos extraños que puedan estar obstruyendo el oído

Su médico también puede realizar pruebas sencillas con su voz para ayudar a determinar el alcance de su pérdida de audición. Si hay alguna preocupación, usted o su hijo pueden necesitar una remisión a un otorrinolaringólogo para que les haga más pruebas.

Pruebas de audición en niños

Se utilizan diferentes técnicas para detectar problemas de audición. Algunas pruebas de audición solo se utilizan en los niños, como por ejemplo:

  • pruebas de otoemisiones acústicas automatizadas (AOAE): un ordenador conectado a un pequeño auricular reproduce ruidos de chasquidos suaves y mide la respuesta del oído de su hijo
  • Pruebas de respuesta auditiva automática del tronco cerebral (AABR): se colocan sensores en la cabeza y el cuello del niño para comprobar la respuesta de sus nervios al sonido reproducido a través de unos auriculares
  • Pruebas de audiometría lúdica: se reproducen sonidos de diferentes volúmenes y frecuencias y el niño realiza una tarea sencilla cuando los oye

Lea más acerca decómo se realizan las pruebas de audición y visión para niños.

Sin embargo, algunas pruebas, como la audiometría de tonos puros, la percepción del habla y la timpanometría (véase más abajo), pueden utilizarse para evaluar tanto a los adultos como a los niños.

Pruebas de audición en adultos

Existen varias formas de evaluar la audición de los adultos. A continuación se describen brevemente algunas de ellas.

Audiometría de tonos puros

La audiometría de tonos puros (ATP) evalúa la audición de ambos oídos. Durante la ATP, se utiliza una máquina llamada audiómetro para producir sonidos a distintos volúmenes y frecuencias (tonos). Usted escucha los sonidos a través de unos auriculares y responde cuando los oye pulsando un botón.

Percepción del habla

La prueba de percepción del habla, también conocida como prueba de distinción del habla o audiometría del habla, consiste en evaluar su capacidad para oír palabras sin utilizar cualquier información visual. Las palabras pueden reproducirse a través de auriculares o de un altavoz, o las puede pronunciar el examinador.

A veces, se le pide que escuche las palabras mientras hay un nivel controlado de ruido de fondo.

Timpanometría

El tímpano debe permitir el paso del mayor número posible de sonidos al oído medio. Si el sonido se refleja en el tímpano, la audición se verá afectada.

Durante la timpanometría, se coloca un pequeño tubo en la entrada del oído y se introduce aire suavemente en el mismo. La prueba puede servir para confirmar si el oído está obstruido, normalmente debido a la presencia de líquido.

Prueba de la voz susurrada

La prueba de la voz susurrada es una prueba auditiva muy sencilla. Consiste en que el examinador bloquee uno de sus oídos y compruebe su audición susurrando palabras a distintos volúmenes. Se le pedirá que repita las palabras en voz alta mientras las oye.

Prueba del diapasón

Un diapasón produce ondas sonoras en un tono fijo cuando se golpea suavemente y puede utilizarse para examinar diferentes aspectos de la audición.

El evaluador golpeará el diapasón en su codo o rodilla para hacerlo vibrar, antes de sostenerlo en diferentes lugares en torno a su cabeza.

Esta prueba puede ayudar a determinar si tiene una pérdida de audición conductiva, es decir, una pérdida de audición debida a que los sonidos no pueden pasar libremente al oído interno, o una pérdida de audición neurosensorial en la que el oído interno o el nervio auditivo no funcionan correctamente.

Prueba de conducción ósea

La prueba de conducción ósea frecuentemente se realiza como parte de una prueba rutinaria de audiometría de tonos puros (PTA) en adultos.

La prueba de conducción ósea consiste en colocar una sonda que vibra contra el hueso mastoideo detrás de la oreja. En ella se comprueba la calidad de los sonidos transmitidos a través del hueso.

La conducción ósea es una versión más sofisticada de la prueba del diapasón y, cuando se utiliza junto con la PTA, puede ayudar a determinar si la pérdida de audición proviene del oído externo y medio, del oído interno o de ambos.

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud

Qué leer ahora

Acumulación de cerumen

**La cera se produce dentro de sus oídos para mantenerlos limpios y libres de gérmenes. Por lo general, sale de los oídos sin causar daño, pero a vece...

Disfunción de la trompa de Eustaquio

La trompa de Eustaquio es un tubo estrecho que conecta la parte del oído detrás del tímpano (oído medio) con la parte posterior de la nariz. Su funció...