9 min read

Manténgase activo a su manera

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

En este artículo

La cantidad de actividad que necesita hacer cada semana depende de su edad.

Para la mayoría de nosotros, las tareas diarias, como las compras o las tareas del hogar, no cuentan para su objetivo de actividad. Esto se debe a que su cuerpo no trabaja lo suficiente para aumentar su frecuencia cardíaca.

Este artículo analiza cómo los siguientes grupos pueden generar más actividad en sus vidas:

  • Mamás y papás ocupados
  • Familias
  • Gente joven
  • Trabajadores de oficina
  • Adultos mayores
  • Personas discapacitadas

Fitness para mamás y papás ocupados

  • Establezca un tiempo para la actividad física y cúmplalo. Es más probable que encuentre tiempo para estar activo si lo hace a la misma hora y los mismos días de la semana.
  • Divida la actividad a lo largo del día: puede lograr su objetivo en episodios de 10 minutos o más. Pruebe estos entrenamientos de 10 minutos.
  • Camine con sus hijos para llevarlos y recogerlos del colegio. Esto también les ayudará a desarrollar un patrón de actividad física.
  • Sea activo con su hijo. Llévelos a la piscina o juegue en el jardín o el parque. 
  • Mejore su fuerza y flexibilidad con el Plan de ejercicios Strength and Flex.
  • Inscríbete en un gimnasio que acepten niños. Encuentre una clase o club que permita la entrada de niños u ofrezca cuidado de niños durante el entrenamiento.
  • Organice un grupo de carritos con otros padres y salga a dar largos paseos con los niños.
  • Haga ejercicio durante la pausa del almuerzo. Es posible que su oficina tenga un gimnasio o que tenga acceso a una piscina cercana o canchas de squash.
  • Pedalear o caminar parte, si no todo, el trayecto hacia su trabajo. Bájese una parada de autobús o metro antes de su destino. Obtenga más información sobre el ciclismo para principiantes.

Fitness para familias

  • Los niños no necesitan alcanzar su objetivo diario de 60 minutos activos de una sola vez; pueden hacerlo en porciones de 10 minutos a lo largo del día.
  • Pruebe algo nuevo. 
  • Si los padres son físicamente activos, es probable que sus hijos también lo sean, así que predique con el ejemplo.
  • En lugar de mirar televisión, anime a su hijo a encontrar actividades divertidas para hacer solo o con amigos, como jugar al pilla pilla o montar en bicicleta.
  • Deje que sus hijos ayuden a decidir qué hacer. Es más probable que los niños participen en algo si están involucrados en elegirlo.
  • Cuando se trata de jugar, los niños deben hacer lo que más les gusta. Correr, divertirse con otros niños y quemar energía son excelentes formas de conseguir parte (o la totalidad) de los 60 minutos recomendados de actividad al día.
  • Caminar es una manera fácil y divertida para que los niños se mantengan activos mientras pasan tiempo con usted y sus amigos. Obtenga más consejos para caminar en Caminar por la salud.
  • Tenga una discoteca en su salón con su música. Todo lo que necesita son algunas canciones geniales y usted y sus hijos pueden divertirse bailando en cualquier lugar. Lea sobre Danza para estar en forma.
  • Dese un chapuzón: ya sea haciendo largos en la piscina o dándose un buen chapuzón, a los niños les encanta jugar en el agua. Obtenga más información en Natación para estar en forma.
  • El ciclismo es una gran alternativa al coche o al autobús. Ni siquiera necesita tener un lugar adonde ir; simplemente llevar a los niños a dar un paseo en bicicleta es una actividad divertida.

Jóvenes y fitness

  • Pruebe algo nuevo. 
  • Póngase en forma con el Plan de ejercicios Strength and Flex, diseñado para aumentar la fuerza y flexibilidad.
  • Camine más: a la escuela, a visitar amigos, a las tiendas u otros lugares del vecindario. Descubra los beneficios de caminar en Caminar para la salud.
  • Involucre a sus compañeros. Es más probable que se mantenga activo si se divierte y se divierte con otras personas.
  • Pregúntele a sus padres si puede ir al gimnasio con ellos o si hay un centro comunitario local donde pueda hacer ejercicio.
  • Cree una nueva rutina en la que camine o corra todos los días cuando llegue a casa de la escuela o antes de cenar.
  • Si no desea hacer ejercicio al aire libre por su cuenta, convenza en un amigo o utilice un DVD de ejercicios.
  • Baile frente al televisor o ponga música. Todo lo que necesita son algunas melodías y puede divertirse bailando en cualquier lugar y quemar calorías al mismo tiempo.
  • Haga algunas tareas del hogar. Aunque las tareas ligeras, como sacar la basura, no aumentarán su ritmo cardíaco, un poco de jardinería o lavar el automóvil contarán para su objetivo de actividad diaria.

Fitness para trabajadores de oficina

  • Monte en bicicleta o camine parte, si no todo, el trayecto hacia su trabajo. Lea más sobre Ciclismo para principiantes.
  • Bájese una parada de autobús o metro antes de su destino.
  • Si necesita conducir, intente estacionarse más lejos de su oficina y haga el resto del camino a pie.
  • Discuta ideas de proyectos con un colega mientras camina.
  • Levántese mientras habla por teléfono.
  • Camine hacia el escritorio de alguien en el trabajo en lugar de llamarlo por teléfono o enviarle un correo electrónico.
  • Use las escaleras en lugar del ascensor, o salga del ascensor algunos pisos antes y use las escaleras.
  • Suba las escaleras mecánicas o los pasillos rodantes en lugar de quedarse quieto.
  • Salga a caminar durante la pausa del almuerzo: use un podómetro para llevar un registro de cuántos pasos da.
  • Trate de encontrar diferentes paseos y alterne entre ellos durante la semana.
  • Haga ejercicio antes o después del trabajo o durante la hora del almuerzo. Es posible que su oficina tenga un gimnasio o que tenga acceso a una piscina cercana o canchas de squash.

Fitness para adultos mayores (65 años o más)

  • Manténgase activo en la casa: cocinar, hacer las tareas del hogar y caminar mientras habla por teléfono pueden ayudarle a mantenerse en movimiento, aunque estas actividades no contarán para su objetivo de actividad semanal.
  • Mejore su fuerza, equilibrio y flexibilidad con estos ejercicios de flexibilidad
  • Póngase en forma con el plan de ejercicios Strength and Flex para aumentar la fuerza y la flexibilidad para principiantes.
  • Los grupos de conservación son una forma de participar en la mejora del medio ambiente local y de mantenerse activo al mismo tiempo. 
  • Pruebe algo nuevo. 
  • Caminar es la forma más fácil de aumentar sus niveles de actividad. Encuentre un amigo con quien caminar o únase a un grupo de caminata para tener una motivación adicional. Lea sobre Caminar para la salud.
  • Las clases de fitness o deportes para personas mayores le mantienen motivado y pueden ser divertidas, aliviar el estrés y ayudarle a encontrar amigos.
  • La jardinería intensa, que incluye empujar, agacharse, ponerse en cuclillas, cargar, cavar y palear, puede proporcionar un buen ejercicio.
  • La natación, los aeróbicos acuáticos y el ejercicio en el agua son ideales para los adultos mayores, porque el agua reduce el estrés y la tensión en las articulaciones del cuerpo. Obtenga más información en Natación para estar en forma.
  • El yoga es apto para todos los niveles. Combina una serie de poses con la respiración y es bueno para desarrollar fuerza, flexibilidad y equilibrio.
  • El tai chi es un antiguo arte chino que desarrolla fuerza, flexibilidad y equilibrio mediante movimientos lentos y controlados.
  • El pilates se enfoca en estirar y fortalecer todo el cuerpo para mejorar el equilibrio, la fuerza muscular, la flexibilidad y la postura.
  • Personas discapacitadas

Cuando se trata de ejercicio, las personas discapacitadas tienen prácticamente las mismas opciones: todo, desde simplemente salir un poco más hasta practicar deportes en equipo.

  • Si puede caminar, no hay manera más fácil de aumentar sus niveles de actividad. Trate de incluir el caminar en su rutina diaria. Encuentre un amigo con quien caminar o únase a un grupo de caminatas para tener una motivación adicional.
  • Ciclismo: hay triciclos, quads, bicicletas reclinadas, bicicletas manuales llamadas bicicletas de mano y bicicletas eléctricas, todas ellas son alternativas para quienes no pueden andar en una bicicleta normal.
  • Póngase en movimiento con el Plan de ejercicios Strength and Flex para aumentar su fuerza y flexibilidad (no apto para usuarios de sillas de ruedas).
  • Divida la actividad a lo largo del día. Puede lograr su objetivo en episodios de 10 minutos o más. Hable con un profesional sanitario o pregunte a una organización para personas con su discapacidad sobre cuáles son los mejores ejercicios para usted.
  • Los ejercicios de bajo impacto como el yoga, pilates y tai chi se han adaptado a las necesidades de las personas con diferentes tipos de discapacidad. Sin embargo, busque consejo primero, especialmente si tiene una discapacidad física; los ejercicios que no se adapten a su discapacidad pueden ser perjudiciales.
  • Elija un gimnasio de uno de los más de 400 gimnasios acreditados por la Iniciativa de acondicionamiento físico inclusivo (IFI).
  • La natación puede resultar bastante liberadora si tiene una discapacidad física, ya que su cuerpo se apoya principalmente en el agua. Muchas piscinas ofrecen clases y sesiones que se adaptan específicamente a personas discapacitadas.
  • Deportes adaptados: las personas con discapacidad pueden practicar muchos deportes de la misma forma que las personas sin discapacidad. Algunos deportes, como el fútbol para ciegos, también se han adaptado para hacerlos más adaptados a las personas con discapacidad.
Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud