8 min read

Lesión en el menisco

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

En este artículo

Puede desgarrase el menisco total o parcialmente (lo que se conoce como desgarro de menisco).

Los desgarros de menisco ocurren con mayor frecuencia cuando de repente se tuerce la rodilla mientras practica algún deporte (conocido como desgarro agudo). También pueden ocurrir por el desgaste natural del tiempo (desgarro degenerativo). Los desgarros agudos suelen ser más comunes entre las personas más jóvenes, mientras que los desgarros degenerativos son más comunes en las personas mayores de 40 años.

En muchos casos, los desgarros de meniscos se pueden tratar inicialmente con técnicas de cuidados personales, como descansar y aplicar hielo en la rodilla. Pero en algunos casos, puede ser necesaria una cirugía para reparar un menisco desgarrado. Si se ha lesionado la rodilla, consulte con su médico o vaya a su hospital local para averiguar cuál es el mejor tratamiento para su lesión.

¿Cómo saber si tiene un desgarro de menisco? 

Los síntomas de un desgarro de menisco pueden incluir:

  • Dolor de rodilla
  • Hinchazón de rodilla
  • Rigidez en la rodilla: no poder doblar y extender la rodilla por completo 
  • Sensación de que la rodilla se “bloquea'' o se agarra 
  • Sensación de que la rodilla puede no puede soportar peso 
  • Sonidos de chasquidos cuando mueve la rodilla 
  • Dolor y sensibilidad cuando se toca la rodilla

¿Qué causa los desgarros de meniscos? 

Hay dos tipos de desgarros meniscales: desgarros agudos y degenerativos. 

Desgarros meniscales agudos 

Los desgarros meniscales agudos a menudo se producen al girar la rodilla durante al practicar deportes como el fútbol, ​​el rugby y el esquí.

Desgarros meniscales degenerativos 

Los desgarros meniscales degenerativos tienden a ocurrir lentamente con el tiempo. Pueden ser causados ​​por pequeñas lesiones repetidas en el cartílago o por el desgaste relacionado con la edad. 

¿Cómo se diagnostican los desgarros de meniscos? 

Es posible que su médico pueda diagnosticarle un desgarro meniscal basándose solo en sus síntomas y en un examen. Durante el examen, su médico puede mover su pierna y rodilla para evaluar su lesión.

A veces, es posible que necesite una resonancia magnética para confirmar el diagnóstico. Su médico también puede recomendarle hacerse una radiografía para detectar otras patologías óseas, como artritis o una fractura asociada en una lesión aguda.

En algunos casos, su médico puede remitirle a un especialista en huesos (cirujano ortopédico o traumatólogo) para un procedimiento llamado artroscopia. Este procedimiento se puede utilizar para confirmar el diagnóstico y tratar su rodilla al mismo tiempo.

¿Cuál es el tratamiento para un desgarro de menisco? 

Si se ha lesionado la rodilla, debe consultar con su médico, quien podrá asesorarle sobre el mejor tratamiento. El tratamiento que pueda necesitar para un desgarro de menisco dependerá de varios factores, incluyendo el tamaño del desgarro, la edad que tenga y la parte del menisco que esté dañada.

Su médico puede recomendarle las siguientes técnicas de autoayuda para ayudar a tratar la lesión.

Autoayuda: terapia de PRECIO

La terapia de PRECIO durante las primeras 48-72 horas implica:

  • Protección: proteja su rodilla de más lesiones con un soporte para la rodilla
  • Descanso: evite el ejercicio y reduzca sus actividades diarias. Use muletas para caminar si tiene problemas graves de dolor.
  • Aplicar hielo sobre la rodilla durante 15-20 minutos cada dos o tres horas durante el día. Proteja su piel envolviendo el hielo en una toalla húmeda o use una bolsa de guisantes congelados.
  • Compresión: comprimir la rodilla con una venda elástica para reducir la hinchazón y mantener la articulación de la rodilla quieta. El vendaje debe estar ajustado pero no tan apretado que restrinja el flujo sanguíneo. Quítese el vendaje antes de irse a dormir.
  • Elevación: mantenga la rodilla elevada por encima del nivel del corazón apoyándola en una almohada, por ejemplo. Esto puede ayudar a reducir la hinchazón.

Autoayuda: Evitar DAÑOS

Evite DAÑOS durante 72 horas después de la lesión. Esto implica evitar:

  • Tomar baños calientes, saunas o usar paquetes de calor puede favorecer el sangrado
  • Evitar el alcohol: beber alcohol puede aumentar el sangrado y la inflamación, y ralentizar la curación
  • Correr, o cualquier otra forma de ejercicio que pueda causar más daño a su rodilla
  • Masajes: pueden aumentar el sangrado y la hinchazón

Analgésicos

Se puede tomar paracetamol y otros analgésicos para ayudar a aliviar cualquier dolor.

El ibuprofeno y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) sin receta pueden ayudar a aliviar el dolor y limitar la inflamación y la hinchazón. Algunas pautas sugieren que debe evitar tomar AINE durante las primeras 48 horas después de un desgarro de menisco y que solo debe tomarlos durante un período corto de tiempo. Esto se debe a que se cree que los AINE pueden ralentizar el proceso de curación. Sin embargo, esta es una teoría que necesita más investigación. En la actualidad, no hay evidencias concluyentes que demuestren que los AINE no deben tomarse poco después de una lesión.

Consulte con su médico, enfermero o farmacéutico si los analgésicos sin receta no mejoran el dolor. Su médico puede recetarle AINEs más fuertes o analgésicos si tiene una lesión grave. Puede que no sea seguro tomar AINE si tiene ciertas patologías (como asma, tensión arterial alta, insuficiencia renal, indigestión o insuficiencia cardíaca) o si es alérgico a los AINE. Siempre consulte con su médico o farmacéutico antes de tomar medicamentos nuevos después de una lesión.

Fisioterapia

Su médico puede remitirle a un fisioterapeuta para ayudarle a mejorar la fuerza de los músculos alrededor de la rodilla y la estabilidad de la articulación. La fisioterapia puede ayudarle a recuperar toda la gama de movimientos de la rodilla. Su fisioterapeuta generalmente diseñará un programa de ejercicios para que usted lo siga.

También es posible que deba usar muletas o usar una rodillera por un tiempo si le resulta doloroso o difícil poner peso sobre la rodilla.

Cirugía

Algunas lesiones por desgarro de menisco necesitan cirugía para reparar el daño. La cirugía generalmente implica una artroscopia y puede incluir reparar el desgarro o extirpar todo o parte del menisco. Si su médico cree que necesita cirugía, generalmente le remitirá a un cirujano ortopédico para analizar sus opciones.

En algunos casos, es posible que le ofrezcan un trasplante de menisco. Esto ocurre cuando los trozos de tejido meniscal que faltan en la rodilla se reemplazan con cartílago meniscal de un donante humano. El tejido se tomará de alguien que haya sido examinado e identificado como compatible con usted.

Es más probable que se someta a una cirugía si:

  • El desgarro es grande
  • Sus síntomas no han mejorado con las técnicas de autoayuda, los analgésicos y la fisioterapia
  • Se ha lesionado una parte específica de su menisco llamada raíz

Las investigaciones actuales sugieren que para los desgarros degenerativos, es posible que la cirugía no consiga resultados mejores que la autoayuda y la fisioterapia.

Si se somete a una operación, lo más probable es que necesite un programa de rehabilitación (fisioterapia) para ayudarle a fortalecer su rodilla. El plan de rehabilitación exacto que reciba debe depender de sus circunstancias específicas porque no existe un programa específico para recuperarse de una cirugía de desgarro de menisco.

¿Cuánto tiempo tarda en sanar un desgarro de menisco? 

Los desgarros de meniscos pueden tardar varias semanas en sanar. La rapidez con la que se recupere por completo puede depender de:

  • El tipo de desgarro
  • Si tiene alguna otra patología
  • Su edad
  • El daño a la articulación de la rodilla, como si ha tenido desgarros meniscales previos u otro daño en la rodilla

Si se ha sometido a una cirugía para reparar el desgarro, en general, podrá volver a sus actividades diarias normales y a correr una vez que la lesión se haya sanado. Consulte con su médico antes de reanudar sus actividades diarias normales y volver a correr. Lo más probable es que el tiempo que tarde esto dependa del estado de la articulación de la rodilla y de su salud general.

Si se ha sometido a una cirugía para reparar el desgarro, la curación puede tardar hasta seis meses.

Los desgarros meniscales agudos tienden a curarse mejor que los desgarros degenerativos. Las lesiones que responden bien al cuidado personal y la fisioterapia suelen tener un buen resultado.

Si ha tenido un desgarro de menisco, es posible que tenga un mayor riesgo de desarrollar osteoartritis más adelante en la vida.

Puede reducir el riesgo de volver a romperse el menisco en el futuro si toma precauciones al hacer ejercicio. Las sugerencias incluyen:

  • Elegir deportes de bajo impacto como nadar, caminar y andar en bicicleta, siempre que sea posible
  • Usar un calzado deportivo adecuado para hacer ejercicio, como zapatillas para correr que se le ajusten bien
  • Hacer ejercicio en superficies adecuadas.

Para encontrar respuestas a cualquier otra pregunta de salud que pueda tener, visite nuestra biblioteca de salud A-Z.

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud