12 min read

Menopausia

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

En este artículo

La menopausia es la etapa en la que una mujer deja de tener la menstruación menstruales y ya no puede quedarse embarazada de forma natural.

Las menstruaciones generalmente se van volviendo menos frecuentes unos meses o unos años antes de desaparecer por completo. Algunas veces desaparece de repente.

La menopausia es una parte natural del envejecimiento y suele tener lugar entre los 45 y los 55 años, que es cuando desciende la concentración de estrógeno en las mujeres. La media de edad en la que las mujeres alcanzan la menopausia es en torno a los 51 años.

Sin embargo, aproximadamente 1 de cada 100 mujeres tienen la menopausia antes de los 40 años. Esto se conoce como menopausia precoz o insuficiencia ovárica primaria.

Síntomas de la menopausia

La mayoría de las mujeres experimentarán síntomas al llegar a la menopausia. Algunos de estos pueden ser bastante intensos y repercutir de manera significativa en sus actividades diarias.

Los síntomas habituales son:

Los síntomas de la menopausia pueden comenzar meses o incluso años antes de que cese la menstruación y prolongarse hasta cuatro años después de su último período, aunque algunas mujeres los experimentan durante mucho más tiempo.

Lea más información sobre los síntomas de la menopausia.

¿Cuándo debe acudir su médico?

Estaría bien que hablase con su médico si la molesta algún síntoma de la menopausia o si aparece antes de los 45 años.

Por lo general su médico le confirmará si usted es menopáusica en función de sus síntomas, pero puede que le haga un análisis de sangre para medir sus niveles hormonales si tiene entre 40 y 45 años.

Es posible que también le hagan análisis de sangre para diagnosticar una posible menopausia precoz si tiene menos de 40 años y tiene síntomas de la menopausia.

Lea más sobre cómo su médico le puede ayudar durante la menopausia.

Tratamientos para los síntomas de la menopausia

Puede que su médico le ofrezca algún tratamiento o le sugiera cambios en su rutina diaria si sus síntomas de la menopausia son intensos e interfieren con su vida, por ejemplo:

  • tratamiento hormonal sustitutivo (THS): comprimidos, parches cutáneos, geles o implantes que alivian los síntomas de la menopausia que sustituyen el estrógeno
  • cremas, lubricantes o hidratantes vaginales de estrógeno para la sequedad vaginal
  • Terapia cognitivo conductual (TCC): un tipo de terapia de conversación que puede ayudar a superar la falta de ánimo y el nerviosismo
  • Llevar una dieta sana y equilibrada y hacer ejercicio asiduamente: estar en forma, con vigor y tener un peso saludable puede mejorar algunos síntomas de la menopausia

Su médico puede derivarla a un especialista en menopausia si sus síntomas no mejoran con el tratamiento o si no puede recibir THS.

Lea más sobre el tratamiento de la menopausia.

¿Qué causa la menopausia?

La menopausia se produce por el cambio en la proporción de las hormonas sexuales del organismo, que ocurre a medida que envejece.

Llega cuando los ovarios empiezan menos cantidad de estrógenos y ya no ovulan todos los mes.

La menopausia prematura o precoz puede ocurrir a cualquier edad y, en muchos casos, no hay una causa evidente.

A veces la causa es un tratamiento como una operación para extirpar los ovarios (ooforectomía), algunos tratamientos para el cáncer de mama, quimioterapia](yourmd:/condition/chemotherapy/definition) o radioterapia, también puede que haya una causa médica subyacente, como el síndrome de Down o la enfermedad de Addison.

Síntomas de la menopausia

La mayoría de las mujeres experimentan algunos síntomas relacionados con la menopausia. La duración y la gravedad de estos síntomas varían de una mujer a otra.

Los síntomas suelen comenzar unos meses o unos años antes de que cese la menstruación, es lo que se conoce como perimenopausia y puede persistir durante algo más de tiempo.

De media, la mayoría de los síntomas continúan unos cuatro años desde su última menstruación. Sin embargo, 1 de cada 10 mujeres, aproximadamente, los experimenta durante hasta 12 años.

Cuando la menopausia sobreviene repentinamente en lugar de gradualmente, por ejemplo, debido a un tratamiento contra el cáncer, sus síntomas pueden ser más fuertes.

Cambios en su menstruación

El primer signo de la menopausia suele ser un cambio en el patrón normal de su menstruación.

Puede que empiece a tener menstruaciones abundantes o inusualmente ligeras.

También se pueden alterar sus ciclos menstruales. Puede tener una menstruación cada dos o tres semanas o que pasen meses sin que tenga ninguna.

Al final, dejará de menstruar por completo.

Síntomas comunes de la menopausia

Aproximadamente 8 de cada 10 mujeres tendrán algún otro síntoma durante algún tiempo antes y después de que cese la menstruación.

Pueden llegar a perjudicar el desarrollo de la vida cotidiana de algunas mujeres.

Los síntomas habituales son:

  • sofocos: sensación breve y repentina de calor, generalmente en la cara, el cuello y el pecho, que pueden hacer que su piel se enrojezca y que sude
  • sudores nocturnos: sofocos que ocurren por la noche
  • dificultad para dormir: que puede hacer que se sienta cansada e irritable durante el día
  • una apetencia sexual (libido) reducida
  • problemas de memoria y de concentración
  • sequedad vaginal y dolor, picazón o malestar durante las relaciones sexuales
  • dolores de cabeza
  • cambios de humor, con desánimo o nerviosismo
  • palpitaciones: de repente se notan más los latidos del corazón
  • rigidez, molestias y dolores articulares
  • pérdida de masa muscular
  • infecciones urinarias (IU) de repetición, como las cistitis

La menopausia también puede aumentar su riesgo de padecer otros problemas, como la debilidad de los huesos (osteoporosis).

Consulte a su médico si los síntomas le causan inconvenientes, ya que hay tratamientos disponibles. Lea sobre cómo gestionar los síntomas de la menopausia.

Tratar los síntomas de la menopausia

No todas las mujeres quieren un tratamiento para aliviar los síntomas de la menopausia, pero existen tratamientos para los síntomas le causen inconvenientes.

El tratamiento principal para los síntomas de la menopausia es el tratamiento hormonal de sustitución (THS), aunque también existen otros para algunos de los síntomas.

Tratamiento hormonal de sustitución (THS)

En el THS se aportan estrógenos para compensar la disminución de la concentración natural de su organismo durante la menopausia. Puede aliviar muchos de los síntomas que se le asocian.

Desde principios del sigo XXI, se ha perdido algo de confianza en el THS porque se relaciona con el cáncer de mama, pero algunos expertos como los del Instituto Nacional para la Excelencia en la Salud y la Atención de Reino Unido (NICE) aseguran que el THS es eficaz y que se deben comentar sus riesgos y beneficios con las mujeres con síntomas menopáusicos y ofrecérselo como tratamiento.

Hay dos tipos principales de THS:

  • El THS combinado (estrógeno y gesterona): está recomendado para las mujeres con síntomas menopáusicos que conservan el útero (el estrógeno, si se administra solo, aumenta el riesgo de cáncer de útero)
  • El THS con estrógeno solo: para mujeres a las que se les ha practicado una histerectomía y no tienen útero

El THS se presenta en comprimidos, parches cutáneos, geles de uso tópico o en implantes.

El THS es muy eficaz para aliviar los síntomas de la menopausia, sobre todo los sofocos y los sudores nocturnos, pero tiene algunos efectos secundarios, como la sensibilidad en los senos, los dolores de cabeza y el sangrado vaginal. También se asocia a un mayor riesgo de formación de trombos](yourmd:/condition/thrombosis) y [de cáncer de mama en algunas mujeres.

No se recomienda el THS para mujeres que han tenido determinados tipos de cáncer de mama o que tienen factores de riesgo para el cáncer de mama altos.

Su médico le puede informar más sobre los riesgos y beneficios del THS para ayudarle a decidir si quiere este tratamiento o no.

Leer más sobre el THS.

Sofocos y sudores nocturnos

Si, debido a la menopausia, experimenta sofocos y sudores, hay algunas prácticas que pueden resultarle útiles, como:

  • llevar ropa ligera
  • que la habitación esté fresca por la noche
  • ducharse con agua fría, usar ventiladores o beber líquidos fríos
  • intentar reducir sus niveles de estrés
  • evitar posibles desencadenantes, como las comidas picantes, la cafeína, el tabaco y el alcohol
  • hacer ejercicio con asiduidad y, si tiene sobrepeso, perder peso

Si los sofocos y los sudores son frecuentes o intensos, puede que su médico le sugiera el THS.

Si para usted el THS está contraindicado o prefiere no hacer uso de él, su médico puede recomendarle otros medicamentos que podrían servirle, como la clonidina (un medicamento para la hipertensión) o determinados antidepresivos.

Estos medicamentos podrían tener efectos secundarios molestos, por lo que es importante que su médico le comente los riesgos y los beneficios antes de comenzar el tratamiento.

Cambios de humor

Algunas mujeres experimentan cambios de humor, desánimo y nerviosismo durante la época de la menopausia.

Hay prácticas que puede realizar por su cuenta, como descansar lo suficiente, hacer ejercicio con regularidad y actividades relajantes como el yoga o el tai chi, y que le pueden ayudar. También hay disponibles medicamentos y otros tratamientos, como el THS o la terapia cognitivo conductual (TCC).

La TCC es un tipo de terapia de conversación que puede disminuir el desánimo y la sensación de nerviosismo. Tal vez su médico le pueda recomendar alguna TCC, presencial o en línea, o algún recurso de autoayuda.

Los antidepresivos pueden funcionar si le han diagnosticado depresión.

Disminución del deseo sexual

Es habitual que las mujeres pierdan el interés en el sexo durante la menopausia, pero el THS suele aumentarlo. Si el THS no es eficaz, puede que le ofrezcan un suplemento de testosterona.

La testosterona es la hormona sexual masculina, pero puede ayudar a restablecer el deseo sexual en las mujeres con menopausia. It’s not currently licensed for use in women, although it can be prescribed by a doctor if they think it might help.

Los posibles efectos secundarios de la testosterona son, entre otros, la aparición de acné y el crecimiento de vello corporal no deseado.

Lea más sobre la pérdida de la libido y los problemas sexuales femeninos.

Sequedad vaginal y otras molestias

Si su vagina no lubrica bien, le duele o le pica a causa de la menopausia, puede que su médico le recete un tratamiento con estrógenos que se coloca directamente en ella, el modo de presentación puede ser un óvulo o un anillo vaginal o una crema.

Se puede utilizar al mismo tiempo que el THS sin que interfiera.

Probablemente, deba mantener el tratamiento de manera indefinida porque los síntomas suelen reaparecer cuando se dejar de utilizar el estrógeno vaginal. En cualquier caso, los efectos secundarios son muy poco frecuentes.

Además del estrógeno vaginal, o en sustitución a este, puede utilizar hidratantes o lubricantes vaginales de venta libre.

Lea más sobre la sequedad vaginal y el sexo después de la menopausia.

Debilidad en los huesos

Las mujeres que han pasado por la menopausia tienen un mayor riesgo de padecer osteoporosis (debilidad en los huesos) debido al descenso de la concentración de estrógeno en el organismo.

Puede disminuir su riesgo a padecer osteoporosis si:

  • sigue un THS: el THS puede ayudar a prevenir la osteoporosis, aunque deja de ser eficaz cuando se detiene el tratamiento
  • hace ejercicio con frecuencia: también ejercicios de resistencia y ejercicios de carga
  • lleva una dieta saludable que incluya frutas, verduras y fuentes de calcio, como leche desnatada o semidesnatada y yogur, en abundancia
  • toma un poco el sol: la luz del sol en la piel hace que se produzca la vitamina D, que ayuda a mantener los huesos fuertes
  • deja de fumar y reduce el consumo de alcohol
  • toma suplementos de calcio o de vitamina D si cree que no tiene un aporte suficiente, en ese caso, hable con su médico

Lea más sobre la menopausia, la salud de los huesos y la prevención de la osteoporosis.

Menopausia precoz

Si la menopausia se produce antes de los 40 años, se trata de una menopausia precoz, también conocida como insuficiencia ovárica primaria.

Los dos tratamientos principales para la menopausia precoz son el THS y la píldora anticonceptiva combinada, ya que ambos contienen estrógeno y gesterona.

Estos tratamientos pueden ayudar a aliviar las molestias que ocasionan los síntomas de la menopausia y a reducir el riesgo de problemas como la osteoporosis.

Lo normal es que su médico le recomiende continuar el tratamiento, como mínimo, hasta la edad prevista para la menopausia natural (entre los 45 y los 55 años).

Revisiones de seguimiento

Si se está tratando para los síntomas de la menopausia, debe volver a una consulta de seguimiento con su médico a los tres meses de iniciado el tratamiento y, después, una vez al año.

En las revisiones, su médico:

  • comprobará que sus síntomas se han corregido
  • le preguntará si ha habido efectos secundarios y sobre los patrones de sangrado
  • comprobará su peso y su presión arterial
  • revisará el tipo de THS que está tomando y hará los cambios pertinentes
  • le comentará cuándo podrá interrumpir el tratamiento y cómo debería hacerse

Muchas mujeres necesitarán el tratamiento durante algunos años, hasta que hayan pasado la mayoría de los síntomas de la menopausia.

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud