15 min read

Bultos e hinchazones testiculares

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

Los bultos e hinchazones testiculares pueden tener muchas causas diferentes. En casos raros, pueden ser un signo de cáncer testicular. Sin embargo, la mayoría de los bultos son benignos (no cancerosos).

Tipos de bultos e hinchazones testiculares

Los cuatro tipos principales de bultos e hinchazones testiculares son:

  • varicocele, una hinchazón causada por venas dilatadas (agrandadas) dentro del escroto
  • hidrocele, una hinchazón causada por líquido alrededor del testículo
  • quiste epididimario, un bulto causado por una acumulación de líquido en el epidídimo (un tubo enrollado detrás de los testículos); si contiene espermatozoides, se conoce como espermatocele
  • torsión testicular, un tipo de hinchazón repentina y dolorosa que se produce cuando un testículo se tuerce, interrumpiendo el suministro de sangre a los testículos; es una urgencia médica

Más información sobre las causas de los bultos e hinchazones testiculares.

¿Cuándo debo buscar ayuda médica?

Consulte a su médico si nota bultos, hinchazones o cambios en los testículos, ya que siempre deben ser revisados por un profesional de la salud.

La torsión testicular es una urgencia médica y precisará una cirugía urgente pocas horas después de su inicio.

Es posible que otros tipos de bultos no requieran tratamiento porque a menudo no causan ningún síntoma. Los hidroceles en los bebés recién nacidos a menudo desaparecen por sí solos durante el primer o segundo año.

Si un bulto causa dolor o malestar, es posible que se lo extirpen quirúrgicamente.

Más información sobre el diagnóstico de los bultos e hinchazones testiculares y el tratamiento de los bultos e hinchazones testiculares.

¿A quiénes afecta?

Los varicoceles son relativamente frecuentes y afectan aproximadamente a uno de cada siete hombres. Por lo general, se notan después de la pubertad (cuando el cuerpo madura sexualmente) porque en ese momento los testículos han crecido por completo y aumenta el flujo de sangre a las venas afectadas.

Los hidroceles afectan a uno o dos de cada 100 bebés varones recién nacidos. También pueden producirse en niños mayores o en hombres después de una lesión o infección.

Los quistes epididimarios pueden desarrollarse a cualquier edad, pero son más frecuentes en hombres de mediana edad. Afectan hasta a un tercio de los hombres.

La torsión testicular generalmente se desarrolla en niños de 13 a 17 años, pero también puede producirse en hombres de 20 a 30 años. Es un problema poco frecuente y las cifras de los EE. UU.  sugieren que afecta a uno de cada 4.000 hombres cada año.

¿Cuáles son los signos de un bulto o hinchazón testicular?

Acuda siempre a su médico si se encuentra un bulto o hinchazón en uno o ambos testículos.

En la mayoría de los casos, un bulto o hinchazón no es canceroso, pero siempre debe hacer que lo revise un profesional de la salud.

Varicoceles

Los varicoceles generalmente se desarrollan en el lado izquierdo. Esto se debe a la forma en que las venas de los testículos drenan hacia el abdomen (la panza).

Se desarrollan como un bulto blando en el escroto y pueden sentirse como una "bolsa de gusanos". El tamaño de los varicoceles puede variar. Es posible que algunos solo se aprecien al tocarlos. Otros pueden ser más grandes y verse fácilmente. El lado del escroto que contiene los varicoceles puede colgar ligeramente más bajo que el otro lado.

En la mayoría de los casos, los varicoceles no causan ningún síntoma. Sin embargo, hasta uno de cada 10 hombres puede experimentar una sensación de pesadez o dolor en su:

  • escroto
  • ingle

Los varicoceles pueden estar relacionados con la infertilidad. Sin embargo, no hay pruebas de que su extirpación quirúrgica mejore las tasas de fertilidad.

Hidroceles

Los hidroceles pueden afectar a los bebés recién nacidos. En casi todos los casos, el único síntoma es una hinchazón indolora de uno o ambos testículos. Los hidroceles a veces pueden afectar a niños más mayores o a los hombres, que pueden sentir molestias en el escroto.

Quistes epididimarios

Un quiste epididimario es una pequeña hinchazón suave llena de líquido que se desarrolla detrás y por encima del testículo afectado.

Los quistes epididimarios a menudo son indoloros, pero el  testículo puede doler o sentirse pesado. Es posible que experimente algo de dolor y malestar si el quiste ejerce presión sobre las estructuras dentro o alrededor del testículo.

Debe visitar a su médico para una revisión si tiene algún síntoma que afecte a sus testículos.

Torsión testicular

A diferencia de los otros tipos de bultos testiculares benignos (no cancerosos), la torsión testicular es una urgencia médica.

Llame a una ambulancia si sospecha que usted o alguien que conoce tiene torsión testicular.

En los casos de torsión testicular, la cirugía debe realizarse lo antes posible para evitar la pérdida del testículo.

Los síntomas de la torsión testicular suelen comenzar con un dolor intenso en uno de los testículos. Otros posibles síntomas son:

  • hinchazón del escroto
  • Náuseas (ganas de vomitar)
  • vómitos
  • dolor abdominal (en la panza)
  • una fiebre no muy alta (febrícula)
  • una necesidad frecuente de orinar

Algunos hombres con torsión testicular pueden haber tenido episodios de dolor e inflamación testicular en el pasado.

¿Cuál es la causa de bulto o hinchazon testicular?

Hay muchas causas diferentes de los bultos e hinchazones testiculares.

El cáncer de testículo es una posible causa.

Los principales tipos de bultos y sus causas se explican a continuación.

Varicoceles

Se desconoce la causa exacta de los varicoceles. Sin embargo, la mayoría de los expertos cree que están causados por anomalías en las venas que drenan los testículos. Puede haber un bloqueo en las venas o un problema con las válvulas de las venas. Las válvulas son láminas que impiden que la sangre fluya en la dirección incorrecta.

Las venas anormales no permiten circular a la sangre con tanta eficacia como las venas normales. Esto conduce a una acumulación en exceso de sangre en las venas, lo que hace que se hinchen.

Durante la pubertad (cuando el cuerpo madura sexualmente), aumenta el flujo sanguíneo a los testículos y estos se hacen más grandes. Esto puede hacer que los varicoceles sean más apreciables.

Hidroceles

Durante el embarazo, los testículos de un bebé varón se desarrollan dentro del abdomen (la panza). Una vez formados, los testículos pasan a través de un conducto hacia el escroto (el saco de piel laxa que contiene los testículos).

Por lo general, el paso se cierra antes del nacimiento, pero en algunos casos permanece abierto. Si el paso permanece abierto, el líquido puede pasar del abdomen al escroto, provocando la hinchazón asociada a un hidrocele.

En la mayoría de los casos, el líquido se absorbe en el tejido circundante durante el primer o segundo año de vida del niño y el hidrocele desaparece.

Los hidroceles que se desarrollan en hombres o niños mayores pueden estar causados por la inflamación (enrojecimiento e hinchazón) del escroto, que es consecuencia de:

  • una herida
  • una infección
  • un tumor (bulto)

Quistes epididimarios

El epidídimo es una estructura en forma de espiral en los testículos que ayuda a almacenar y transportar los espermatozoides. A veces, puede aparecer una hinchazón llena de líquido en el epidídimo, aunque generalmente se desconoce la causa.

Torsión testicular

Los testículos cuelgan de un cordón conocido como cordón espermático. El cordón espermático debe estar lo suficientemente laxo para permitir que los testículos se muevan dentro del escroto, pero no tan suelto que puedan moverse con demasiada libertad.

Algunos niños nacen con un cordón espermático demasiado flojo. Esto significa que existe un mayor riesgo de que un testículo se mueva demasiado y, como consecuencia, tuerza el cordón espermático.

Si un cordón espermático se tuerce gravemente, se puede interrumpir el suministro principal de sangre al testículo afectado. Esto es una emergencia. Si no se trata de inmediato, el testículo puede morir. Se necesita una cirugía inmediata para desenroscar el cordón, restaurar el suministro de sangre y salvar el testículo.

La torsión testicular es más frecuente entre los niños de 13 a 17 años, aunque también puede ocurrir en:

  • hombres de 20-30 años
  • bebés en el útero
  • bebés recién nacidos

La torsión testicular a veces puede producirse si hay un traumatismo en el testículo, como en un accidente. Sin embargo, la mayoría de los casos se producen sin motivo aparente. La torsión testicular puede ser más probable si tiene antecedentes de testículos no descendidos (en los que un niño nace sin uno o ambos testículos en el escroto).

Otras causas

Otras causas de bultos o hinchazones testiculares son:

  • epididimitis - inflamación del epidídimo, que puede estar causada por una infección de transmisión sexual o una infección de las vías urinarias
  • epididimo-orquitis: epididimitis combinada con orquitis (inflamación del testículo), generalmente debido a una infección
  • hernia inguinal : una parte del intestino atraviesa una debilidad en el músculo o la pared del tejido circundante hacia la ingle (más de una cuarta parte de los hombres tendrá una hernia inguinal durante su vida)

¿Cómo se diagnostica un bulto o hinchazón testicular?

Acuda siempre al médico si nota bultos o inflamación en los testículos.

En casos muy raros, un bulto puede ser un signo de cáncer testicular (menos de cuatro de cada 100 bultos).

Su médico le preguntará si:

  • ha notado algún dolor y, de ser así, dónde le dolía, cómo fue de intenso y cuánto duró
  • cualquier otro síntoma, como dolor al orinar (que es un signo de una infección de las vías urinarias ) o cualquier secreción de la uretra (el conducto que transporta la orina desde la vejiga)
  • un historial de traumatismo, como una lesión deportiva en la ingle

Su médico también le explorará físicamente los testículos para comprobar:

  • el tamaño de sus testículos
  • la posición del bulto o hinchazón
  • si el bulto causa algún dolor cuando se toca
  • si el bulto es firme o blando

Si su médico no puede confirmar un diagnóstico solo con la exploración, es posible que necesite un ultrasonido. En ella se usan ondas sonoras de alta frecuencia para crear una imagen del interior del cuerpo.

Varicoceles

Generalmente, su médico puede diagnosticar un varicocele preguntándole acerca de sus síntomas y realizando una exploración física. Por lo general, no es necesario realizar más pruebas.

Derivación

En algunos casos, es posible que le deriven a un urólogo (un médico especializado en el tratamiento de problemas del sistema urinario). Por ejemplo, si:

  • el varicocele se desarrolla repentinamente
  • tiene un solo varicocele en el lado derecho
  • hay incertidumbre sobre la causa de su bulto
  • tiene dolor
  • le está causando vergüenza

En estas circunstancias, es posible que le remitan para un ultrasonido para confirmar el diagnóstico y comprobar si hay algún problema.

Hidroceles

Al igual que con los varicoceles, un hidrocele generalmente se puede diagnosticar mediante una exploración física.

Si se desarrolla un hidrocele en su hijo, su médico le palpará el escroto para comprobar que la hinchazón está causada por líquido y no por algo sólido. El líquido suele ser transparente, por lo que su médico puede iluminar el escroto con una linterna. Si hay un hidrocele, los contornos de los testículos deben aparecer sobre el fondo del líquido.

Si tiene un hidrocele, el médico le examinará el escroto como se describe anteriormente. Si tiene entre 20 y 40 años, su médico podría derivarle a realizarse un ultrasonido para descartar cáncer testicular.

Si su médico sospecha que su hidrocele puede estar causado por una infección, es posible que le analicen una muestra de orina para hacer el diagnóstico. Su médico también puede usar un hisopo (pequeño trozo de material absorbente, como una gasa, adherido al extremo de una varilla) para recoger una muestra de células y líquido de su uretra. Esta muestra luego se puede analizar para ver si tiene una infección.

Quistes epididimarios

Un quiste epididimario generalmente se puede diagnosticar mediante una exploración física. Por lo general, no hacen falta pruebas adicionales.

Torsión testicular

La torsión testicular generalmente se diagnostica por los síntomas distintivos de dolor testicular intenso e hinchazón.

Si se sospecha una torsión testicular, generalmente se someterá a una operación de urgencia. Se puede usar un ultrasonido si ha tenido el dolor durante mucho tiempo.

¿Cuál es el tratamiento para un bulto o hinchazón testicular?

El tratamiento de su bulto testicular dependerá de la causa subyacente del bulto.

Varicoceles

En la mayoría de los casos, los varicoceles no requieren ningún tratamiento. Si tiene un varicocele y siente dolor o malestar, hay varias cosas que puede hacer para ayudar a aliviar su malestar:

  • tomar analgésicos, como paracetamol
  • usar ropa interior ajustada y de apoyo

Si su varicocele aún le sigue causando dolor o molestias, es posible que se le recomiende una cirugía.

Cirugía

Se puede utilizar una técnica quirúrgica llamada embolización del varicocele para tratar los varicoceles. Por lo general, se le derivará a un urólogo (un médico especializado en el tratamiento de problemas que afectan al sistema urinario) para analizar los riesgos y beneficios de la cirugía.

La mayoría de los casos de embolización de varicocele se llevan a cabo de forma ambulatoria, lo que significa que no tendrá que pasar la noche en el hospital. Suele realizarse con anestesia local (analgésicos para adormecer la zona afectada).

Su cirujano utilizará equipo de rayos X para guiar un pequeño tubo hacia las venas afectadas de sus testículos. Utilizarán espirales de metal o un líquido especial para bloquear las venas. La sangre luego pasará por alto las venas bloqueadas, reduciendo la hinchazón y eliminando el varicocele.

La embolización de varicocele es un procedimiento muy seguro, aunque existe un pequeño riesgo de infección. La mayoría de las infecciones se pueden tratar con antibióticos (medicamentos para tratar infecciones bacterianas). Otros posibles riesgos son:

  • reaparición del varicocele
  • entumecimiento o dolor en el escroto

Algunos varicoceles requieren un tratamiento diferente en forma de cirugía para dividir directamente las venas dilatadas (ensanchadas). Esto generalmente se realiza bajo anestesia general, por lo que estará inconsciente. Su cirujano hará una incisión (corte) en la zona de la ingle y luego buscará y extraerá las venas dilatadas.

Más de nueve de cada 10 varicoceles se eliminan con éxito mediante cirugía.

Hidroceles

Los hidroceles en los bebés recién nacidos generalmente desaparecen cuando el bebé alcanza los dos años de edad. Por lo general, el tratamiento solo es necesario si persisten más tiempo o si causan dolor o malestar.

Cirugía

Si necesita tratamiento para los hidroceles, se puede recomendar un procedimiento quirúrgico conocido como hidrocelectomía.

La hidrocelectomía se realiza bajo anestesia general. En los niños, se hace una incisión en la ingle antes de cerrar el paso entre el abdomen (la panza) y el escroto. En los adultos, la incisión se hace en el escroto, el líquido se drena y la incisión se cierra con suturas solubles. La mayoría de las personas podrán regresar a casa poco después de la operación.

Al igual que con la embolización de un varicocele, existe un pequeño riesgo de infección después de una hidrocelectomía. Los niños pueden recibir antibióticos antes o durante la operación para prevenir infecciones.

Quistes epididimarios

Los quistes epididimarios no suelen precisar ningún tratamiento. Sin embargo, si están causando síntomas molestos, es posible que le deriven a un urólogo.

Su urólogo puede recomendar un tratamiento adicional y sugerir la extirpación quirúrgica de todo el quiste con anestesia general.

Torsión testicular

Si tiene torsión testicular, necesitará cirugía lo antes posible para desenroscar el testículo. Puede producirse una lesión permanente en el testículo dentro de las cuatro horas posteriores a la torsión testicular, lo que puede afectar a su fertilidad o causar la pérdida de su testículo.

La cirugía para la torsión testicular se realiza bajo anestesia general. El cirujano hará una incisión en el escroto antes de desenroscar el cordón espermático (el cordón del que cuelgan los testículos del interior del escroto). Luego, el testículo (o testículos) se coserá en el interior del escroto para evitar que el cordón espermático se vuelva a retorcer.

Cuanto más espere antes de la cirugía, mayor será el riesgo de que su cirujano no pueda salvar el testículo atrapado. Las cifras muestran que cuando las personas se someten a una cirugía dentro de las seis horas posteriores a la aparición de la torsión testicular, se salvarán nueve de cada 10 testículos retorcidos. Sin embargo, si la cirugía se retrasa 24 horas, solo se salvará uno de cada 10 testículos retorcidos.

Después de la cirugía de torsión testicular, es posible que deba evitar la actividad intensa durante aproximadamente una semana. Su cirujano le informará sobre esto.

Otros tipos de bultos

Otros tipos de bultos se tratan de manera diferente, según su causa. Por ejemplo, si su bulto está causado por una infección subyacente, la infección puede tratarse con antibióticos. Más información sobre las infecciones de transmisión sexual (ITS ) y las infecciones de las vías urinarias.

Si le han diagnosticado cáncer de testículo, es posible que se trate con cirugía y radioterapia. Más información sobre el tratamiento del cáncer testicular.

Si le han diagnosticado una hernia inguinal, por lo general necesitará una operación. Más información sobre la reparación de la hernia inguinal.

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud