27th August, 20198 min read

Cómo curar un herpes labial (fuego)

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

¿Qué es un herpes labial?

El herpes labial son pequeñas ampollas o úlceras que aparecen en la boca o en sus alrededores. Se deben a una forma del virus del herpes simple (VHS-1), que, con menos frecuencia, también puede causar herpes genital.

El VHS-1 es muy común: afecta a alrededor del 67 % de la población mundial menor de 50 años, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Una vez que ha contraído la infección, permanece en el cuerpo aunque latente durante la mayor parte del tiempo. Esto significa que no siempre experimentará síntomas.

El virus puede activarse por ciertos factores desencadenantes, lo que hace que se desarrolle herpes labial. No todo el mundo responde a los mismos factores desencadenantes, pero éstos pueden incluir fatiga, enfermedades y exposición al sol. Algunas mujeres tienden a tener más brotes durante su periodo. Es posible tener el virus y nunca experimentar síntomas, o experimentarlos de forma muy ocasional.

No existe cura para el VHS-1, pero hay medidas que puede tomar para aliviar el dolor, reducir los brotes y prevenir la propagación de la infección.

El herpes labial, ¿es contagioso?

El herpes labial se puede propagar muy fácilmente a través del contacto oral con las llagas, la saliva, el interior de la boca o el área que la rodea.

Con menos frecuencia, el VHS-1 se puede transmitir a través del contacto con los genitales de alguien con una infección por herpes genital.

Un herpes labial se volverá contagioso tan pronto como una persona infectada note los síntomas. Esto incluye una sensación de hormigueo en el lugar donde está a punto de desarrollarse un herpes labial. Son más contagiosos cuando las llagas se abren. La llaga seguirá siendo contagiosa hasta que se haya curado por completo. Suelen tardar entre siete y diez días en curarse.

Es posible propagar la infección sin tener síntomas notables, pero el riesgo de transmisión es mayor cuando hay una llaga activa.

Si tiene un brote de herpes labial y desea reducir el riesgo de transmitir la infección, debe:

  • tocar el herpes labial únicamente para aplicar la crema (aplíquela suavemente en lugar de frotarla) y recuerde lavarse siempre las manos después
  • evitar compartir medicamentos para el herpes labial con otras personas, especialmente cremas
  • evitar compartir cubiertos, productos para los labios o cualquier otra cosa que entre en contacto con el área infectada.
  • evitar besarse o tener relaciones sexuales, incluido el sexo oral, hasta que el herpes labial se haya curado por completo
  • tenga especial cuidado al interactuar con bebés recién nacidos, mujeres embarazadas y personas que tienen el sistema inmunológico debilitado (lo que puede deberse a afecciones como el VIH o la diabetes, tratamientos como la quimioterapia y ciertos medicamentos).

El herpes neonatal es una condición peligrosa que puede darse en bebés infectados con el VHS. Los bebés tienen un mayor riesgo de contraer el VHS, ya que su sistema inmunológico no está completamente desarrollado.

Si está embarazada y tiene antecedentes de herpes genital o ha contraído herpes recientemente, debe informar a su médico o a su matrona (partera).

Podrán ofrecerle tratamientos y sugerencias que pueden ayudar a detener la propagación del virus a su bebé.

Síntomas de herpes labial

Al comienzo de un brote de herpes labial, podrá notar hormigueo, picazón o ardor en la piel afectada. El herpes labial puede continuar desarrollándose durante las próximas 48 horas y, por lo general, se curará en un período de unos siete a diez días.

Las pequeñas ampollas llenas de líquido pueden aparecer en cualquier parte de la cara, pero su ubicación más común es el borde del labio inferior. Las ampollas pueden estallar y formar costras, que es cuando son más contagiosas.

No siempre desarrollará un herpes labial inmediatamente después de contraer la infección. Esto se conoce como infección primaria. Los niños menores de cinco años tienen más probabilidades de experimentar síntomas de la infección primaria que los adultos.

Los síntomas de una infección primaria por HSV-1 en niños incluyen:

  • salivación excesiva
  • dolor de garganta e inflamación de las glándulas
  • temperatura alta o fiebre
  • deshidratación
  • tener ganas de vomitar (náuseas)
  • dolor de cabeza
  • gingivoestomatitis por herpes simple: una afección que causa encías inflamadas e irritadas y llagas dentro y alrededor de la boca

Los síntomas son similares en los adultos, aunque también puede tener mal aliento (halitosis) y úlceras con centros amarillos o grises en la boca.

Las infecciones recurrentes son más comunes en adultos que las infecciones primarias. Los síntomas aparecen un tiempo después de la infección inicial y pueden regresar en el futuro. Estas infecciones son menos graves que las infecciones primarias y generalmente solo causan herpes labial y posiblemente una inflamación de las glándulas.

Muchas personas están expuestas a la infección por HSV-1 cuando son niños, pero es posible que no experimenten ningún síntoma hasta que sean mayores.

Tratamiento del herpes labial

En el Reino Unido puede comprar cremas antivirales para el herpes labial en la mayoría de las farmacias. El objetivo de estas cremas es detener un brote de herpes labial en su inicio. No curarán el virus HSV-1 ni prevendrán la reaparición del herpes labial.

Para que el tratamiento sea eficaz, debe aplicar la crema en la zona afectada tan pronto como note la sensación de hormigueo, picor o ardor.

Durante los próximos cuatro o cinco días, deberá volver a aplicar la crema unas cinco veces al día.

También puede comprar parches para el herpes labial. Estos parches cubren la llaga y pueden ayudar a curarla.

Su médico puede recomendarle tomar analgésicos como el paracetamol para aliviar el dolor y la incomodidad que produce, aunque estos tratamientos no harán que el herpes labial se cure más rápido. Consulte a su farmacéutico o a su médico para que le orienten sobre la conveniencia de utilizar estos medicamentos y sobre cómo obtenerlos y utilizarlos.

Los comprimidos antivirales previenen el herpes labial con mayor eficacia que las cremas antivirales. Su médico puede recomendarle que tome comprimidos antivirales si sus herpes labiales son particularmente grandes o dolorosos, o si reaparecen con frecuencia.

Cuándo consultar a un médico acerca del herpes labial

Debe consultar a su médico acerca del herpes labial si:

  • han pasado diez días y el herpes labial no muestra signos de curación
  • el herpes labial es muy grande
  • el herpes labial le está causando mucho dolor
  • usted o un niño que está a su cuidado desarrolla gingivoestomatitis por herpes simple
  • está embarazada
  • tiene un sistema inmunitario debilitado (por ejemplo, debido a una afección, tratamiento o medicamento)
  • le preocupa que su herpes labial se deba a un motivo diferente que el virus HSV-1

Su médico puede recomendarle que tome medicamentos para el herpes labial si es especialmente doloroso, grande o aparece con frecuencia. Consulte a su farmacéutico o a su médico para que le orienten sobre la conveniencia de utilizar estos medicamentos y sobre cómo obtenerlos y utilizarlos.

Es posible que las personas que corren un mayor riesgo de contraer herpes labial, como los bebés recién nacidos o las personas con sistemas inmunitarios debilitados, sean remitidas a un hospital para recibir más ayuda.

Si su hijo se niega a beber debido a sus síntomas, llévelo al médico o al servicio de urgencias del hospital más cercano.

Cómo curar un herpes labial en casa

Además de comprar medicamentos para el herpes labial, existen formas de controlar los síntomas y detener la propagación de la infección. Pruebe a:

  • comer alimentos fríos y de textura suave
  • evitar los alimentos ácidos o salados
  • mantenerse alejado de los factores que pueden desencadenar la aparición del herpes
  • evitar la deshidratación bebiendo muchos líquidos
  • lavarse bien las manos (con agua y jabón) si toca el área infectada
  • tocar la zona infectada solamente para aplicar la crema
  • aplicar un SPF de al menos 15 en los labios si la luz del sol le provoca síntomas

Conclusión

Aunque no es posible curar el virus HSV-1, existen métodos que puede probar usted mismo y medicamentos disponibles que pueden aliviar sus síntomas, prevenir la propagación de la infección y minimizar los brotes de herpes labial.

Consultar a su médico también puede resultar útil en algunas circunstancias, como si está embarazada o tiene un herpes labial particularmente grande o doloroso. Pueden ofrecerle más consejos o tratamientos más potentes y eficaces.

¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud