13 min read

Periodos ausentes (amenorrea)

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

Introducción

¿En qué consiste la ausencia de períodos menstruales? 

La ausencia del período significa que o bien, ha dejado de menstruar o que aún no ha empezado a hacerlo a los 14-16 años de edad.

El término médico para la ausencia de períodos menstruales es amenorrea.

En muchos casos, dejar de tener la regla no es motivo de preocupación: simplemente, algunas chicas comienzan a menstruar más tarde de lo habitual, y es normal dejar de hacerlo en determinados momentos.

Por ejemplo, dejará de tener el período durante el embarazo o la lactancia, o después de la menopausia. Algunos tipos de anticonceptivos también pueden provocar que deje de tener la regla durante un tiempo.

Sin embargo, en ocasiones la amenorrea puede ser un signo de una afección médica subyacente, como:

  • síndrome de ovario poliquístico (SOP), una afección que puede ocasionar que sus ovarios no liberen un óvulo (ovulen) con regularidad
  • amenorrea hipotalámica, que se da cuando la parte del cerebro que regula el ciclo menstrual deja de funcionar correctamente (se cree que está desencadena por el ejercicio físico excesivo, una pérdida de peso excesiva y el estrés)
  • hiperprolactinemia, que se da cuando una persona tiene niveles anormalmente altos de una hormona llamada prolactina en la sangre
  • insuficiencia ovárica prematura, que se da cuando los ovarios dejan de funcionar correctamente en mujeres que aún no han alcanzado la edad de la menopausia natural (generalmente, a partir de los 50 años)

Lea más sobre las causas de la ausencia de períodos menstruales.

Cuándo consultar al médico

Consulte a su médico si le preocupa algún problema relacionado con el período para que intente averiguar la causa.

Dependiendo de lo que su médico crea que puede estar provocándole amenorrea, es posible que la derive a un especialista para realizar un examen más detenido y recibir el tratamiento necesario.

Lea más sobre el diagnóstico de la amenorrea.

¿A quiénes afecta?

Dejar de tener la regla después de haberla tenido anteriormente, lo que se conoce como amenorrea secundaria, es relativamente habitual: se calcula que afecta a alrededor de 1 de cada 25 mujeres en algún momento de sus vidas.

Es más habitual en chicas adolescentes y mujeres jóvenes, y puede darse con más frecuencia en determinados grupos, como atletas profesionales, bailarinas y gimnastas.

No empezar a menstruar a la edad esperada, lo que se conoce como amenorrea primaria, es mucho menos habitual. Se calcula que afecta a 1 de cada 300 niñas y mujeres.

Causas

En algunos casos, es posible que no se descubra la causa.

Amenorrea natural

Es normal dejar de tener períodos durante el embarazo o la lactancia y, a menudo, se vuelven menos frecuentes durante la menopausia (cuando los ovarios dejan de producir óvulos con regularidad, generalmente alrededor de los 50 años).

Quedarse embarazada sin darse cuenta es una causa sorprendentemente común de la amenorrea. Es algo que ocurre a menudo cuando su método anticonceptivo falla sin su conocimiento.

En el caso del embarazo y la lactancia, volverá a tener el período pasado un tiempo. Después de la menopausia, dejará de menstruar por completo.

Retrasos en el desarrollo

Muchas niñas empiezan a tener el período alrededor de los 12 años de edad. No obstante, algunas niñas no tienen la primera regla hasta más tarde, sobre todo si lo mismo les ocurrió a su madre o hermanas mayores.

Por lo general, esto no es motivo de preocupación, ya que la mayoría de estas niñas comenzarán a menstruar cuando tengan entre 16 y 18 años de edad.

Uso de anticonceptivos

Algunas mujeres que usan un implante anticonceptivo (como un DIU Mirena), una inyección anticonceptiva o, con menos frecuencia, la píldora anticonceptiva (a veces llamada "minipíldora") pueden experimentar períodos irregulares o dejar de menstruar por completo.

Debería volverle la regla una vez que deje de usar estos métodos anticonceptivos, aunque en algunas ocasiones, estos efectos pueden persistir.

Si no ha usado este tipos de anticonceptivos desde hace seis meses o más y aún no le ha vuelto la regla, póngase en contacto con su médico para pedirle consejo.

Afecciones médicas

También existen afecciones médicas que pueden causar amenorrea. Dependiendo de cuándo se desarrollen dichas afecciones, pueden provocar que una niña no empiece a menstruar a la edad esperada (amenorrea primaria), o que una niña o una mujer que ya ha tenido la regla anteriormente deje de tenerla (amenorrea secundaria).

A continuación se describen algunas de las principales afecciones médicas que pueden causar amenorrea.

Síndrome de ovario poliquístico

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es una afección frecuente que es responsable de hasta uno de cada tres casos de amenorrea.

Las características del SOP incluyen:

  • un número elevado de folículos poco desarrollados en los ovarios
  • los ovarios no liberan óvulos (ovulan) regularmente
  • tener altos niveles de "hormonas masculinas" (andrógenos) en el cuerpo

Además de causar amenorrea, otros síntomas del SOP incluyen un exceso de vello corporal, problemas para quedarse embarazada y el aumento de peso.

Amenorrea hipotalámica

El ciclo menstrual está regulado por una parte del cerebro conocida como el hipotálamo. Este produce hormonas que hacen que los ovarios liberen óvulos. En casos de amenorrea hipotalámica, el hipotálamo deja de producir estas hormonas y se detiene el ciclo menstrual.

Aunque la causa exacta no está clara, se ha relacionado con:

  • una pérdida de peso excesiva, por ejemplo, debido a un trastorno alimentario como la anorexia nerviosa
  • el ejercicio físico excesivo
  • el estrés
  • enfermedades crónicas, como enfermedades cardíacas y la diabetes no controlada

La amenorrea hipotalámica es más habitual en mujeres cuya profesión requiere una combinación de una excelente forma física y un peso corporal bajo, como atletas y bailarinas.

Aunque no le preocupe no tener el período, solicite atención médica si cree tener amenorrea hipotalámica, ya que esta puede provocar osteoporosis y aumentar el riesgo de padecer una fractura ósea.

Hiperprolactinemia

La hiperprolactinemia se da cuando una persona tiene niveles excesivamente altos de una hormona llamada prolactina en el cuerpo.

Normalmente, solo se necesitan unos niveles elevados de prolactina después de dar a luz, ya que ayudan a estimular la producción de leche materna. Tener niveles altos en otros momentos puede interrumpir el ciclo menstrual normal y provocar amenorrea.

Se cree que la hiperprolactinemia afecta aproximadamente a 1 de cada 200 mujeres y puede deberse a causas muy variadas, como:

Asimismo, la hiperprolactinemia puede ser un efecto secundario de determinados tratamientos y medicamentos, como:

  • radioterapia
  • antidepresivos
  • bloqueadores de los canales de calcio (un medicamento que se utiliza para tratar la presión arterial alta)
  • omeprazol (un medicamento que se utiliza para tratar las úlceras de estómago)

Las mujeres que consumen heroína con regularidad también suelen desarrollar hiperprolactinemia.

Insuficiencia ovárica prematura

La insuficiencia ovárica prematura se da cuando los ovarios dejan de producir óvulos en mujeres que aún deberían ser lo suficientemente jóvenes como para ovular (generalmente, de 45 años o menos).

Se calcula que la insuficiencia ovárica prematura afecta a 1 de cada 100 mujeres antes de los 40 años y a 1 de cada 20 mujeres antes de los 45.

Se cree que muchos casos de insuficiencia ovárica prematura están causados por un mal funcionamiento del sistema inmunológico, que ataca a los ovarios. Esta afección también se ha relacionado con la quimioterapia o la radioterapia.

Solicite asistencia médica si sospecha que puede tener insuficiencia ovárica prematura, aunque no le preocupe no tener el período, ya que esta afección puede aumentar el riesgo de padecer osteoporosis y enfermedades cardíacas.

Enfermedades tiroideas

La glándula tiroides se encuentra en el cuello. Produce hormonas que se liberan en el torrente sanguíneo para controlar el crecimiento y el metabolismo del cuerpo. Estas afectan a procesos como la frecuencia cardíaca y la temperatura corporal, y ayudan a convertir los alimentos en energía para mantener el cuerpo en funcionamiento.

En algunas mujeres, la glándula tiroides puede:

  • producir un exceso de hormonas tiroideas, lo que se conoce como hipertiroidismo
  • no producir suficientes hormonas tiroideas, lo que se conoce como hipotiroidismo

Tanto el hipertiroidismo como el hipotiroidismo pueden provocar amenorrea.

Enfermedades genéticas

Aunque es poco frecuente, la amenorrea también puede deberse a diversas afecciones causadas por problemas genéticos. Entre ellas están:

  • síndrome de Turner, que afecta a aproximadamente 1 de cada 2000 niñas y hace que las afectadas nazcan con ovarios que no producen las hormonas necesarias para desencadenar el ciclo menstrual
  • síndrome de Kallmann, una afección poco común que afecta aproximadamente a 1 de cada 10,000 nacimientos y provoca una falta de las hormonas responsables del desarrollo sexual
  • síndrome de insensibilidad a los andrógenos, una afección poco común que afecta a aproximadamente 1 de cada 20.000 nacimientos y que provoca que un niño genéticamente varón pueda presentar genitales de aspecto femenino

Defectos de nacimiento

En casos poco frecuentes, la amenorrea puede estar provocada por un problema en el desarrollo del sistema reproductivo de una niña que haya estado presente desde el nacimiento, como no tener útero o vagina.

Diagnóstico

Consulte a su médico si le preocupa algún problema relacionado con el período para que pueda determinar la causa.

Por lo general, su médico le recomendará hacerse una prueba de embarazo, ya que el embarazo es la causa más común de amenorrea y es posible que se produzca un embarazo inesperado si el método anticonceptivo que utiliza falla sin que usted se dé cuenta.

Además, su médico tomará nota de su historial médico, su historial médico familiar y su historial sexual, así como de cualquier problema emocional que pueda tener y de posibles cambios en su peso corporal.

Por último, evaluará si está pasando por las etapas físicas normales de la pubertad.

Tratamiento

Por ejemplo, el síndrome de ovario poliquístico a menudo se puede controlar mediante tratamientos hormonales, y las mujeres con amenorrea hipotalámica suelen comenzar a tener períodos regulares si reducen el ejercicio físico y alcanzan un peso saludable.

En algunos casos, el médico puede recomendarle esperar a ver si le vuelve la regla o si comienza por sí sola.

A veces, no se consigue recuperar el período con tratamiento, como suele ocurrir en caso de amenorrea provocada por insuficiencia ovárica prematura.

Lea más sobre el tratamiento de la amenorrea.

Cuándo hablar con su médico

Puede que el especialista le realice un examen ginecológico completo y diversas pruebas, que pueden incluir:

  • un análisis de sangre para ver si tiene niveles anormales de ciertas hormonas, como prolactina, hormona estimulante de la tiroides, hormona folículo-estimulante u hormona luteinizante
  • una ecografía, una tomografía computarizada (TC) o una resonancia magnética (RM): estas pruebas toman imágenes detalladas del interior de su cuerpo y revelan posibles problemas del sistema reproductivo o de la glándula pituitaria del cerebro

Es posible que su médico la derive a un dietista si tiene bajo peso (un índice de masa corporal de menos de 18,5) u obesidad (un índice de masa corporal de 30 o más), o a un psiquiatra o psicólogo si su médico cree que padece un trastorno alimentario.

Tratamiento de la amenorrea

El tratamiento de la amenorrea depende de la causa supuesta de la afección.

En algunos casos, puede que su médico prefiera esperar a ver si la regla comienza o regresa por sí sola. Este enfoque se usa con mayor frecuencia en niñas que aún no han tenido el período, ya que en muchos de estos casos la regla comenzará de forma natural a los 18 años de edad o antes.

Si las pruebas sugieren que la amenorrea está causada por una afección médica subyacente, el tratamiento dependerá de la afección en concreto. A veces, podrá tratarla su médico, aunque algunos tratamientos solo puede proporcionarlos un especialista.

No todos los casos de amenorrea tienen tratamiento. Por ejemplo, no hay forma de hacer que tenga el período si padece síndrome de insensibilidad a los andrógenos.

A continuación se describen los tratamientos para algunas de las causas más comunes de amenorrea.

Síndrome de ovario poliquistico

El síndrome de ovario poliquístico se puede tratar de distintas maneras, pero a menudo se recomienda la terapia hormonal para restablecer un ciclo menstrual normal.

Por lo general, esta consiste en tomar la píldora anticonceptiva o comprimidos que contienen una hormona llamada progesterona.

Lea más sobre el tratamiento del síndrome de ovario poliquístico.

Amenorrea hipotalámica

La amenorrea hipotalámica es la ausencia de períodos debido a factores como una pérdida de peso extrema, el ejercicio físico excesivo, el estrés y algunas afecciones crónicas. Puede tratarse abordando la causa subyacente.

Si sus síntomas se deben a una pérdida de peso excesiva, es posible que su médico la derive a un dietista, que podrá asesorarle sobre cómo recuperar un peso saludable de forma segura.

Si su pérdida de peso se debe a un trastorno alimentario, como la anorexia, su médico la derivará a un psiquiatra (un médico especializado en el tratamiento de afecciones de salud mental) con experiencia en el tratamiento de trastornos alimentarios. Lea más sobre el tratamiento de la anorexia nerviosa.

Si sus síntomas se deben a un ejercicio físico excesivo, se le recomendará que reduzca sus niveles de actividad física. Si es atleta profesional o una profesión similar, puede aconsejable que la deriven a un médico especializado en medicina deportiva. Este podrá aconsejarle sobre cómo mantener su forma y rendimiento físicos sin alterar sus períodos.

Si sus síntomas se deben al estrés, un tipo de terapia de conversación llamada terapia cognitivo-conductual (TCC) podría ayudarle. La TCC es un tipo de terapia que tiene como objetivo ayudarle a gestionar sus problemas cambiando su forma de pensar y actuar.

Si sus síntomas se deben a una afección crónica subyacente, puede que tratar esta enfermedad le ayude a recuperar el período. Por ejemplo, si tiene diabetes tipo 1, es posible que necesite inyecciones regulares de insulina.

Hiperprolactinemia

El tratamiento de la hiperprolactinemia (que se da cuando una persona tiene niveles anormalmente altos de una hormona llamada prolactina) dependerá de la causa subyacente.

Por ejemplo, si la hiperprolactinemia se debe a un tumor cerebral, es posible que necesite una operación, radioterapia o quimioterapia para extirpar o reducir el tumor. Si la hiperprolactinemia se produce como efecto secundario de un medicamento, puede que tenga que cambiar de medicación.

Insuficiencia ovárica prematura

Si tiene insuficiencia ovárica prematura (que se da cuando los ovarios dejan de producir óvulos en mujeres que aún deberían ser lo suficientemente jóvenes como para ovular), generalmente se le tratará con medicación hormonal.

Esta puede consistir en tomar la píldora anticonceptiva o recibir un tratamiento llamado terapia de reemplazo hormonal (TRH).

Estos tratamientos pueden ayudar a reducir el riesgo de complicaciones relacionadas con la insuficiencia ovárica prematura, como la osteoporosis, pero no necesariamente recuperará el período.

Enfermedades tiroideas

Las opciones de tratamiento para una glándula tiroides hiperactiva incluyen la medicación con tionamida, que ayuda a reducir la actividad de la tiroides, y un tipo de radioterapia llamada tratamiento con yodo radiactivo, que puede utilizarse para reducir el tamaño de la glándula tiroides.

Las opciones de tratamiento para una glándula tiroides hipoactiva incluyen un medicamento llamado levotiroxina, que puede estimular la actividad tiroidea.

Lea más sobre el tratamiento de la tiroides hiperactiva y el tratamiento de la tiroides hipoactiva.

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud