8 min read

Fobias

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

Introducción

Las fobias son más pronunciadas que los miedos. Se desarrollan cuando una persona tiene una sensación de peligro exagerada o poco realista sobre una situación u objeto.

Si una fobia se vuelve muy severa, una persona puede organizar su vida evitando aquello que le está causando ansiedad. Además de restringir su vida diaria, también puede causarles mucha angustia.

Trastorno de ansiedad

Una fobia es un tipo de trastorno de ansiedad. Es posible que no experimente ningún síntoma hasta que entre en contacto con la fuente de su fobia.

Sin embargo, en algunos casos, incluso pensar en la fuente de una fobia puede hacer que una persona se sienta ansiosa o con pánico. Esto se conoce como ansiedad anticipatoria.

Otros síntomas pueden incluir:

  • inestabilidad, mareos y aturdimiento
  • náuseas
  • sudoración
  • aumento de la frecuencia cardíaca o palpitaciones
  • dificultades para respirar
  • temblores
  • un malestar estomacal

Si no entra en contacto con la fuente de su fobia con mucha frecuencia, es posible que no afecte su vida diaria. Sin embargo, si tiene una fobia compleja como la agorafobia (ver más abajo), llevar una vida normal puede ser muy difícil.

Más información sobre los síntomas de las fobias.

Tipos de fobia

Existe una amplia variedad de objetos o situaciones por las que alguien podría desarrollar una fobia. Sin embargo, las fobias se pueden dividir en dos categorías principales:

  • fobias específicas o simples
  • fobias complejas

Las dos categorías se analizan a continuación.

Fobias específicas o simples

Las fobias específicas o simples se centran en un objeto, animal, situación o actividad en particular. A menudo se desarrollan durante la infancia o la adolescencia y pueden volverse menos graves a medida que envejece.

Los ejemplos comunes de fobias simples incluyen:

  • fobias a los animales, como perros, arañas, serpientes o roedores
  • fobias ambientales, como alturas, aguas profundas y gérmenes
  • fobias situacionales, como visitar al dentista o volar
  • fobias corporales, como sangre, vómitos o inyecciones
  • fobias sexuales, como ansiedad por el desempeño o el miedo a contraer una infección de transmisión sexual

Fobias complejas

Las fobias complejas tienden a ser más incapacitantes que las fobias simples. Suelen desarrollarse durante la edad adulta y a menudo se asocian con un miedo o ansiedad profundamente arraigados sobre una situación o circunstancia particular.

Las dos fobias complejas más comunes son:

La agorafobia a menudo se considera un miedo a los espacios abiertos, pero es mucho más complejo que esto. Alguien con agorafobia se sentirá ansioso por encontrarse en un lugar o situación en la que escapar puede ser difícil si tiene un ataque de pánico.

La ansiedad suele hacer que la persona evite situaciones como:

  • estar solo
  • estar en lugares concurridos, como restaurantes o supermercados concurridos
  • viajando en transporte publico

La fobia social, también conocida como trastorno de ansiedad social, se centra en sentirse ansioso en situaciones sociales.

Si tiene una fobia social, es posible que tenga miedo de hablar frente a la gente por miedo a avergonzarse y a ser humillado en público.

En casos graves, esto puede volverse debilitante y puede impedirle realizar actividades cotidianas, como salir a comer o reunirse con amigos.

¿Qué causa las fobias?

Las fobias no tienen una sola causa, pero existen varios factores asociados. Por ejemplo:

  • una fobia puede estar asociada con un incidente o trauma en particular
  • una fobia puede ser una respuesta aprendida que una persona desarrolla temprano en la vida de un padre o hermano (hermano o hermana)
  • la genética puede jugar un papel: hay evidencia que sugiere que algunas personas nacen con una tendencia a ser más ansiosas que otras

Más información acerca de las causas de las fobias.

Diagnóstico de fobias

Las fobias no suelen diagnosticarse formalmente. La mayoría de las personas con fobia son plenamente conscientes del problema.

A veces, una persona elegirá vivir con una fobia, teniendo mucho cuidado de evitar el objeto o la situación que teme. Sin embargo, si tiene una fobia, tratar continuamente de evitar aquello a lo que tiene miedo empeorará la situación.

Si tiene una fobia, debe buscar ayuda de su médico. Pueden derivarlo a un especialista con experiencia en terapia conductual, como un psicólogo.

Tratar fobias

Casi todas las fobias se pueden tratar y curar con éxito.

Las fobias simples se pueden tratar mediante la exposición gradual al objeto, animal, lugar o situación que causa miedo y ansiedad. Esto se conoce como terapia de desensibilización o autoexposición.

Puede probar estos métodos con la ayuda de un profesional o como parte de un programa de autoayuda.

El tratamiento de las fobias complejas a menudo lleva más tiempo e implica terapias de conversación, como:

Por lo general, no se usan medicamentos para tratar las fobias. Sin embargo, a veces se prescribe para ayudar a las personas a sobrellevar los efectos de la ansiedad. Los medicamentos que pueden usarse incluyen:

Lea más sobre cómo se tratan las fobias.

Síntomas

Las personas con fobias a menudo evitan deliberadamente entrar en contacto con lo que les causa miedo y ansiedad. Por ejemplo, alguien con miedo a las arañas (aracnofobia) puede no querer tocar una araña o incluso mirar una foto de una.

En algunos casos, una persona puede desarrollar una fobia en la que teme experimentar la ansiedad en sí misma porque se siente muy incómoda.

No tiene que estar en la situación a la que teme para experimentar los síntomas del pánico. El cerebro es capaz de crear una reacción a situaciones aterradoras incluso cuando no está en la situación.

Síntomas físicos

Las personas con fobias suelen tener ataques de pánico. Los ataques de pánico pueden ser muy aterradores y angustiantes. Los síntomas suelen aparecer de repente y sin previo aviso.

Además de los abrumadores sentimientos de ansiedad, un ataque de pánico puede causar síntomas físicos, como:

  • sudoración
  • temblor
  • bochornos o escalofríos
  • falta de aire o dificultad para respirar
  • una sensación de asfixia
  • latidos cardíacos rápidos (taquicardia)
  • dolor u opresión en el pecho
  • una sensación de mariposas en el estómago
  • náuseas
  • dolores de cabeza y mareos
  • sensación de desmayo
  • entumecimiento o hormigueo
  • sequedad de boca
  • una necesidad de ir al baño
  • zumbido en tus oídos
  • confusión o desorientación

Síntomas psicológicos

En casos graves, también puede experimentar síntomas psicológicos, como:

  • miedo a perder el control
  • miedo a desmayarse
  • sentimientos de pavor
  • miedo a morir

Fobias complejas

Las fobias complejas como la agorafobia y la fobia social a menudo pueden tener un efecto perjudicial en la vida cotidiana y el bienestar mental de una persona.

La agorafobia a menudo implica una combinación de varias fobias interrelacionadas. Por ejemplo, alguien con miedo a salir o salir de su casa también puede tener miedo de quedarse solo (monofobia) o de lugares donde se sienta atrapado (claustrofobia).

Los síntomas que experimentan las personas con agorafobia pueden variar en gravedad. Por ejemplo, algunas personas pueden sentirse muy aprensivas y ansiosas si tienen que salir de casa para ir de compras. Otros pueden sentirse relativamente cómodos viajando distancias cortas desde su hogar.

Si tiene una fobia social, la idea de ser visto en público o en eventos sociales puede hacer que se sienta asustado, ansioso y vulnerable.

Evitar intencionalmente conocer gente en situaciones sociales es un signo de fobia social. En casos extremos de fobia social, como en la agorafobia, algunas personas tienen demasiado miedo de salir de casa.

Existen varias opciones de tratamiento para las fobias, incluidas las terapias de conversación y las técnicas de autoayuda. Sin embargo, a menudo puede llevar algún tiempo superar una fobia compleja.

Tratamiento

A menudo están vinculados a un evento aterrador o una situación estresante. Sin embargo, no siempre está claro por qué ocurren algunas fobias.

Fobias específicas o simples

Las fobias específicas o simples, como el miedo a las alturas (acrofobia), generalmente se desarrollan durante la niñez.

Las fobias simples a menudo pueden estar relacionadas con una experiencia infantil negativa temprana. Por ejemplo, si está atrapado en un espacio confinado cuando es joven, puede desarrollar un miedo a los espacios cerrados (claustrofobia) cuando sea mayor.

También se cree que las fobias a veces se pueden "aprender" desde una edad temprana. Por ejemplo, si alguien en su familia tiene miedo a las arañas (aracnofobia), usted también puede desarrollar el mismo miedo.

Otros factores en el entorno familiar, como tener padres particularmente ansiosos, también pueden afectar la forma en que maneja la ansiedad más adelante en la vida.

Fobias complejas

No se sabe qué causa las fobias complejas, como la agorafobia y la fobia social. Sin embargo, se cree que la genética, la química cerebral y las experiencias de la vida pueden jugar un papel en este tipo de fobias.

Las reacciones físicas (síntomas) que experimenta una persona cuando se enfrenta al objeto de su miedo son reales y no están simplemente "en su cabeza".

El cuerpo reacciona a la amenaza liberando la hormona adrenalina, que provoca síntomas como:

  • sudoración
  • temblor
  • dificultades para respirar
  • latidos cardíacos rápidos (taquicardia)
Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud