14 min read

Cesárea

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

En este artículo

La operación puede ser:

  • Un procedimiento planificado (programado), cuando la necesidad médica de la operación se hace evidente durante el embarazo.
  • Un procedimiento de urgencia, cuando las circunstancias durante el parto requieren el parto urgente del bebé.

Una cesárea se realiza bajo anestesia local, donde se adormece la parte inferior de su cuerpo. Suele tardar entre 30 y 45 minutos.

Obtenga más información sobre cómo se realiza una cesárea.

Cuándo podría ser necesaria una cesárea

Una cesárea se lleva a cabo, en general, cuando un parto vaginal normal podría ponerla en riesgo a usted o al bebé; por ejemplo, porque:

  • Su trabajo de parto no progresa de forma natural.
  • Tiene un parto prematuro.
  • Presenta placenta previa (cuando la placenta está baja en el útero y cubre parte de la entrada del útero).
  • Presenta una infección vírica, tal como un primer ataque de herpes genital.
  • Su bebé está en la posición de nalgas (con los pies primero).

Obtenga más información sobre cuándo es necesaria una cesárea.

Las mujeres embarazadas no tienen derecho inmediato a una cesárea si no tienen ninguna necesidad física o mental para ello. Si solicita la operación, se le preguntará por qué la solicita y se le dará información sobre los riesgos y beneficios. Se le debe autorizar una cesárea si, después de la analizarlo y recibir apoyo, aún desea someterse a la operación.

Una cesárea es una cirugía mayor y muchas mujeres optan por un parto vaginal después de informarse más sobre lo que implica la cirugía.

Nuevas pautas

En 2011, el Instituto Nacional de Salud y Excelencia Clínica (NICE) publicó nuevas directrices sobre cesáreas. Esto tenía como objetivo evitar operaciones innecesarias.

NICE hizo algunas recomendaciones nuevas:

  • A algunas mujeres que son VIH positivas y mujeres que han tenido un parto anterior por cesárea se les debe ofrecer la opción de un parto vaginal.
  • Las mujeres deben recibir antibióticos antes de la cirugía (en lugar de después de la cirugía) para prevenir infecciones.
  • Si una mujer solicita una cesárea porque está ansiosa por el parto, se la debe derivar a un profesional médico con experiencia en brindar apoyo para la salud mental. Se le debe ofrecer una cesárea programada si, después de analizarlo y recibir apoyo, todavía siente que un parto vaginal no es una opción aceptable.

Lea las pautas de NICE 2011 sobre cesáreas.

Riesgos

Como cualquier cirugía, una cesárea conlleva cierto riesgo, como la infección de la herida o que el bebé desarrolle dificultades respiratorias. Lea más sobre los riesgos de una cesárea.

Recuperación

Se tarda más en recuperarse de una cesárea que de un parto vaginal. Por lo general, deberá pasar de tres a cuatro días en el hospital después de la cirugía. Lea más sobre cómo recuperarse de una cesárea.

Abdomen

El abdomen es la parte del cuerpo entre el pecho y las caderas.

Riesgos de la cesárea

Aunque es un procedimiento común, una cesárea sigue siendo una cirugía abdominal mayor. Como cualquier operación, conlleva cierto riesgo.

Riesgos para usted

Los principales riesgos para usted al tener una cesárea incluyen:

  • Infección de la herida.
  • Infección del revestimiento del útero, conocida como endometritis, que puede causar fiebre, dolor en el útero y flujo vaginal anormal.
  • Coágulo de sangre (trombosis) en las piernas, que puede ser peligroso si parte del coágulo se desprende y se aloja en los pulmones.
  • Hemorragia excesiva.
  • Daños en la vejiga o los uréteres (el tubo que conecta el riñón y la vejiga), lo que podría requerir una operación más.

Sin embargo, un cambio reciente en la práctica significa que las infecciones deberían volverse mucho menos comunes. Los médicos ahora administran antibióticos a las mujeres antes de la operación, lo que reduce el riesgo de desarrollar una infección más que si se administran antibióticos después de la operación.

Aspiración

Si le hacen una cesárea de urgencia, existe el riesgo de que vomite durante la operación. Si esto sucede, las partículas de alimentos y líquidos pueden pasar del estómago a los pulmones. Esto se conoce como aspiración.

Esto puede causar una inflamación (hinchazón) potencialmente grave de los pulmones, conocida como neumonitis por aspiración.

Comer durante el trabajo de parto puede aumentar la cantidad de alimentos y líquidos en el estómago y aumentar su riesgo de aspiración si necesita una cesárea de urgencia.

Si existe la posibilidad de que necesite una cesárea, beber bebidas isotónicas (que tienen las mismas concentraciones de sal y azúcar que los fluidos corporales humanos) puede aportarle energía durante el trabajo de parto sin tener el estómago lleno.

Riesgos para su bebé

No se ha demostrado que la cesárea aumente o disminuya el riesgo de que su bebé presente complicaciones más graves, como una lesión en los nervios del cuello y los brazos, hemorragia intracraneal, parálisis cerebral o la muerte. Estas complicaciones son muy raras y afectan a menos de 20 de cada 10.000 bebés.

El problema más frecuente que afecta a los bebés nacidos por cesárea es la dificultad respiratoria, aunque esto es principalmente un problema para los bebés prematuros. En los bebés que nacen a las 39 semanas o después mediante cesárea, este riesgo respiratorio se reduce significativamente a un nivel similar al asociado con el parto vaginal.

Inmediatamente después del nacimiento y en los primeros días de vida de su bebé, es posible que respire anormalmente rápido. Esto se llama taquipnea transitoria. La mayoría de los recién nacidos con taquipnea transitoria se recuperan por completo en dos o tres días.

Si cree que su bebé tiene dificultades para respirar, consulte a su médico.

¿Cómo se realiza la cesárea?

La cesárea debe realizarse bajo anestesia local. Esta adormece la parte inferior de su cuerpo pero significa que estará despierta durante la operación.

Esto es más seguro para usted y su bebé que la anestesia general, en la que la duermen por completo.

La anestesia local se administra en la columna vertebral (llamada epidural ). Es posible que simultáneamente le ofrezcan una inyección para aliviar el dolor que surtirá efecto después de la operación.

Será necesario insertarle un catéter (tubo) en la vejiga para vaciarla ya que, con un anestésico local, no podrá saber si su vejiga está llena y necesita vaciarse.

Antes del procedimiento, se le ofrecerán antibióticos para reducir el riesgo de desarrollar una infección después de la operación.

El procedimiento

Una cesárea suele tardar normalmente entre 30 y 45 minutos. En caso de urgencia, la operación se puede realizar en 30 minutos.

Por lo general, se colocará una pantalla en el abdomen durante el procedimiento para que usted no tenga que ver cómo se realiza la operación. Sin embargo, puede optar por bajar la pantalla para ver el nacimiento de su bebé.

Durante el procedimiento, la mesa de operaciones se inclinará lateralmente hasta un ángulo mínimo de 15 grados. Esto quita presión del útero y del abdomen, disminuyendo así la probabilidad de hipotensión arterial y la sensación de sentirse enferma durante la operación.

Se hará un corte horizontal en la parte inferior del abdomen en la parte superior del hueso púbico, que a menudo se describe como a lo largo de la línea del bikini. Esto permite la realización de otra incisión horizontal en la pared uterina para dar a luz a su bebé. La incisión baja le causará menos dolor después y quedará más disimulada que una cicatriz vertical (hacia arriba y hacia abajo).

A veces, la piel de un bebé puede cortarse cuando se hace la abertura en el útero. Esto sucede en 2 de cada 100 bebés que nacen por cesárea.

Una vez que su bebé ha salido a través de la incisión que le han hecho en el útero, la placenta pronto se separa y también se extrae. La pared de su útero y abdomen se cerrará con puntos de sutura que luego se disolverán de manera segura.

Se le debe administrar una inyección de la hormona oxitocina una vez que nazca su bebé para estimular la contracción del útero y reducir la pérdida de sangre.

Su equipo de atención médica la animará a tener contacto piel con piel con su bebé lo antes posible.

Anestésico Un anestésico es un medicamento que se usa para adormecer una parte del cuerpo (local) o para dormir al paciente (general) durante la cirugía.

Epidural Una epidural es una inyección anestésica que se administra en el espacio epidural que rodea la médula espinal, especialmente durante el trabajo de parto, para adormecer la mitad inferior del cuerpo.

Anestesia local Un anestésico local es un fármaco que se inyecta con una aguja o se aplica en forma de crema. Provoca una pérdida de sensibilidad en un área específica del cuerpo.

Columna vertebral La columna vertebral sostiene el esqueleto y rodea y protege la delicada médula espinal y los nervios. Está formado por 33 huesos llamados vértebras.

¿Por qué es necesaria una cesárea?

Una cesárea generalmente se realiza cuando un parto vaginal normal podría ponerla en riesgo a usted o a su bebé.

Puede planificarse o llevarse a cabo como un procedimiento de urgencia.

Cesárea programada

Antes de dar a luz, su matrona o su médico deben analizar los beneficios y riesgos de la cesárea en comparación con el parto vaginal.

Las razones médicas para realizar una cesárea programada incluyen:

  • Preeclampsia grave: esto es la hipertensión arterial relacionada con el embarazo.
  • Embarazo gemelar u otros partos múltiples: los bebés pueden ser prematuros y ser más seguro un parto por cesárea. Uno o más de los bebés pueden estar en posición de nalgas anormal (las nalgas o los pies primero), o dos o más de los bebés pueden compartir la placenta, lo que implica que es necesaria la cesárea para evitar que los bebés se vean privados de oxígeno.
  • Pelvis pequeña: a veces, las exploraciones muestran que la cabeza del bebé es más grande que el espacio en la pelvis de la madre a través del cual tiene que salir.
  • Posición del bebé: su bebé puede estar en una posición anormal dentro del útero, como la posición de nalgas, lo que hace que sea poco probable que pase por el canal del parto.
  • Placenta previa: esto es cuando la placenta bloquea la salida al útero.
  • Infección: si tiene ciertas infecciones víricas, como un primer ataque de herpes genital, es posible que le ofrezcan una cesárea porque con un parto vaginal corre el riesgo de contagiar el virus a su bebé.
  • Afección médica: por ejemplo, un problema cardíaco puede ponerla en riesgo durante un parto normal.
  • Crecimiento restringido del bebé: algunos bebés que no están creciendo bien en el útero tienen un mayor riesgo de morir o enfermarse en el momento del nacimiento. No hay suficiente evidencia para demostrar si la cesárea programada afecta a estos riesgos, pero es probable que se la ofrezcan.

Cesárea de urgencia

En una urgencia, es posible que no haya tiempo suficiente para analizar completamente las opciones de una cesárea. Si el parto vaginal presenta riesgos importantes para su salud o la de su bebé, la matrona o el médico decidirán si una cesárea es la opción más segura.

Las razones para una cesárea de urgencia incluyen:

  • Su bebé no está recibiendo suficiente oxígeno y un parto vaginal será demasiado largo y pondrá a su bebé en riesgo.
  • Su trabajo de parto no avanza a pesar de sus esfuerzos y no logra mover al bebé de manera suficiente y rápida por el canal del parto (desde el útero hasta la vagina), lo que le causa angustia a usted y a su bebé.
  • Su trabajo de parto ha sido inducido (provocado) por una razón médica, pero los métodos utilizados no producen contracciones lo suficientemente efectivas como para provocar un parto vaginal.
  • Presenta sangrado vaginal durante el trabajo de parto.

En algunas situaciones de urgencia, es posible que sea necesario dar a luz a un bebé muy rápidamente, incluso en media hora. En dichas situaciones de urgencia, una cesárea puede ser la forma más segura de protegerla a usted y a su bebé.

Mujer de edad avanzada

Las mujeres mayores de 35 años tienen más probabilidades de necesitar una cesárea porque tienen un mayor riesgo de presentar determinadas complicaciones durante el embarazo, como:

  • hipertensión arterial
  • diabetes gestacional
  • dilatación lenta (ensanchamiento) del cuello uterino
  • el bebé es grande
  • el bebé adopta una posición incómoda en el útero, como la posición de nalgas
  • placenta previa

Recuperación de la cesárea

El período de recuperación de una cesárea es más largo que el de un parto vaginal.

Debería poder levantarse de la cama bastante pronto después de la operación y le quitarán el apósito para heridas transcurridas 24 horas. Las mujeres normalmente permanecen en el hospital durante dos o tres días después de una cesárea. Sin embargo, si usted y su bebé se encuentran bien y quieren irse a casa antes, debería poder irse después de 24 horas y recibir atención de seguimiento en casa.

En las primeras semanas después del parto, trate de descansar lo máximo posible. Evite subir y bajar escaleras con demasiada frecuencia ya que le puede doler el vientre. pero dé paseos suaves todos los días para reducir el riesgo de coágulos sanguíneos.

Se le deben administrar analgésicos regulares para que los tome en casa durante el tiempo que los necesite. Su matrona también debe aconsejarle sobre los cuidados de la herida para prevenir infecciones, como usar ropa holgada y cómoda y ropa interior de algodón, y limpiar y secar suavemente la herida todos los días.

Recuperación de la normalidad

En general, todos los tejidos tardarán unas seis semanas en sanar por completo. Antes de este período de tiempo, deberían ser posibles las actividades básicas, como cuidar a su recién nacido y cuidarse a sí misma.

Sin embargo, es posible que no pueda realizar algunas actividades de inmediato, como conducir un automóvil, hacer ejercicio, cargar cosas pesadas y tener relaciones sexuales. Solo comience a hacer estas cosas cuando se sienta capaz de hacerlo. Pídale consejo a su matrona si no está segura.

Si conduce, consulte la cobertura de su seguro para ver si hay restricciones sobre la conducción después de una cesárea. Algunas empresas requieren que su médico certifique que está en condiciones de conducir. La mayoría de las mujeres no se sienten en condiciones de conducir durante algunas semanas después de una cesárea y muchas esperan hasta después de la revisión posparto a las seis semanas.

Futuros embarazos

Si ha tenido un parto por cesárea, no necesariamente significa que tendrán que volver a hacerle una cesárea en el futuro si se queda embarazada. Puede analizar con su médico las opciones de futuros embarazos, que deberá tener en cuenta:

  • sus preferencias y prioridades
  • los riesgos y beneficios generales de una cesárea
  • el riesgo de romper la pared del útero (ruptura uterina) a lo largo de la cicatriz de su cesárea anterior
  • el riesgo para su propia vida y la salud y la de su bebé en el momento del nacimiento

Si la cesárea se realizó por un motivo de salud que no cambiará en su próximo embarazo (por ejemplo, si tiene un canal de parto muy estrecho), es probable que sea necesaria una cesárea en cada parto.

Si desea tener un parto vaginal, su equipo de atención médica debe respaldar su decisión. Sin embargo, asegúrese de conocer las complicaciones graves a las que puede estar en riesgo, incluido el desgarro de la cicatriz.

Durante el trabajo de parto, se le debe ofrecer un control electrónico de la frecuencia cardíaca fetal para controlar constantemente a su bebé. También debe ser atendida en una unidad de maternidad que tenga servicios de transfusión de sangre y las instalaciones para realizar una cesárea muy rápidamente si es necesario.

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud