14 min read

Hombro congelado

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

Introducción

Los síntomas tienden a empeorar gradualmente durante varios meses o años. Por lo general, experimentará dolor en el hombro durante los primeros dos a nueve meses, que puede ser intenso, seguido de una rigidez creciente.

La rigidez puede afectar su capacidad para realizar las actividades diarias. En casos particularmente graves, es posible que no pueda mover el hombro en absoluto.

La afección puede mejorar con el tiempo, pero a veces esto puede llevar varios años.

Lea más sobre los síntomas del hombro congelado.

¿Cuándo acudir al médico?

Debe visitar a su médico si tiene un dolor persistente en el hombro que limita su movimiento.

Cuanto antes se diagnostique el hombro congelado, es más probable que el tratamiento pueda ayudar a prevenir el dolor y la rigidez a largo plazo.

Lea más sobre el diagnóstico de hombro congelado.

¿Qué causa el hombro congelado?

El hombro congelado ocurre cuando el tejido flexible que rodea la articulación del hombro, conocido como cápsula, se inflama y se engrosa. No se comprende completamente por qué sucede esto.

Lo siguiente puede aumentar su riesgo de desarrollar un hombro congelado:

  • una lesión anterior en el hombro o una cirugía de hombro
  • diabetes 
  • Contractura de Dupuytren: una afección en la que se forman pequeños bultos de tejido engrosado en las manos y los dedos.
  • otras condiciones de salud, como enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares 

La mayoría de las personas que se congelan el hombro tienen entre 40 y 60 años. La afección es más común en mujeres que en hombres.

Lea más sobre las causas del hombro congelado.

Cómo se trata el hombro congelado

La mayoría de las personas con hombro congelado finalmente mejoran, incluso sin tratamiento. Sin embargo, el tratamiento adecuado puede ayudar a reducir el dolor y mejorar el movimiento del hombro hasta que sane.

El tipo de tratamiento que reciba dependerá de la gravedad de su hombro congelado y de su progreso. Las posibilidades de tratamiento son, entre otras:

  • analgésicos
  • Inyecciones de corticosteroides
  • ejercicios de hombro
  • fisioterapia 

Si sus síntomas no mejoran después de seis meses, se puede recomendar una cirugía.

Lea más sobre el tratamiento del hombro congelado.

Síntomas

Esto hace que sea doloroso y difícil realizar toda la gama de movimientos normales del hombro. Es posible que le resulte difícil realizar tareas cotidianas como:

  • bañarse
  • vestirse
  • Manejar
  • dormir cómodamente

Los síntomas pueden variar desde leves, con poca interferencia con las actividades diarias, hasta severos, donde puede que no sea posible mover el hombro en absoluto.

Etapas de hombro congelado

Los síntomas de un hombro congelado generalmente progresan gradualmente durante varios meses o años.

Hay tres etapas separadas para la afección (ver más abajo), que a veces pueden ser difíciles de distinguir. Los síntomas también pueden variar mucho de una persona a otra.

La etapa uno

Durante la etapa uno, a menudo conocida como la fase de 'congelación', su hombro comenzará a doler y se volverá muy doloroso al estirarse.

El dolor suele empeorar por la noche y cuando se acuesta sobre el lado afectado. Esta etapa puede durar de 2 a 9 meses.

Etapa dos

La etapa dos a menudo se conoce como la fase "congelada". Su hombro puede volverse cada vez más rígido, pero el dolor generalmente no empeora y puede disminuir.

Los músculos de su hombro pueden comenzar a debilitarse un poco porque no se están utilizando. Esta etapa dura de 4 a 12 meses.

Etapa tres

La tercera etapa es la fase de "descongelación". Durante este período, recuperará gradualmente algo de movimiento en su hombro. El dolor comenzará a desaparecer, aunque puede reaparecer de vez en cuando a medida que disminuya la rigidez.

Aunque es posible que no recupere el movimiento completo de su hombro, podrá realizar muchas más tareas. La tercera etapa puede durar desde cinco meses hasta muchos años.

Causas

El hombro es una articulación de rótula. El extremo del hueso de la parte superior del brazo (húmero) se asienta en contacto con la cavidad del omóplato (escápula).

La cápsula del hombro se estira por completo cuando levanta el brazo por encima de la cabeza y cuelga como una pequeña bolsa cuando se baja el brazo.

En el hombro congelado, se forman bandas de tejido cicatricial dentro de la cápsula del hombro, lo que hace que se espese, se hinche y se tense. Esto significa que hay menos espacio para el hueso de la parte superior del brazo en la articulación, lo que limita los movimientos.

¿Quién está en mayor riesgo?

No se comprende completamente por qué ocurre el hombro congelado y no siempre es posible identificar una causa. Sin embargo, varios factores pueden aumentar su riesgo de desarrollarlo. Estos se describen a continuación.

Edad y género

La mayoría de las personas afectadas por el hombro congelado tienen entre 40 y 60 años. La afección es más común en mujeres que en hombres.

Lesión o cirugía previa en el hombro

El hombro congelado a veces se puede desarrollar después de una lesión en el hombro o el brazo, como una fractura, o después de una cirugía en el área del hombro.

Esto puede ser en parte el resultado de mantener inmóvil el brazo y el hombro durante largos períodos de tiempo durante su recuperación. La cápsula del hombro puede endurecerse por falta de uso.

Debido a esto, es muy importante no ignorar una lesión dolorosa en el hombro y buscar siempre consejo médico.

Diabetes

Si tiene diabetes, tiene un mayor riesgo de desarrollar un hombro congelado. Se desconoce la razón exacta de esto.

Se estima que las personas con diabetes tienen el doble de probabilidades de desarrollar un hombro congelado.

Si tiene diabetes, es probable que los síntomas del hombro congelado sean más graves y más difíciles de tratar. También es más probable que desarrolle la afección en ambos hombros.

Esto significa que es importante que se controle la diabetes con regularidad para asegurarse de que esté controlada con la medicación adecuada.

Otros problemas de salud

Es posible que tenga un mayor riesgo de desarrollar un hombro congelado si tiene otras afecciones de salud, como:

  • Enfermedades cardíacas 
  • accidente cerebrovascular 
  • enfermedad pulmonar
  • una tiroides hiperactiva (hipertiroidismo) o una tiroides poco activa (hipotiroidismo)
  • cáncer de mama 
  • Contractura de Dupuytren: donde se forman pequeños bultos de tejido engrosado en la mano, lo que hace que los dedos se doblen hacia la palma.

Otras afecciones del hombro

El hombro congelado a veces puede desarrollarse junto con otras afecciones del hombro, como:

  • Tendinitis calcificada: donde se depositan pequeñas cantidades de calcio en los tendones del hombro.
  • Desgarro del manguito rotador: el manguito rotador es un grupo de músculos que controlan los movimientos del hombro.

Inmovilidad

No moverse durante largos períodos de tiempo también puede aumentar el riesgo de tener un hombro congelado. A veces, esto puede suceder si pasa tiempo en el hospital.

Diagnóstico de hombro congelado

Consulte a su médico si cree que tiene un hombro congelado o si tiene un dolor persistente en el hombro que limita su rango de movimiento.

El diagnóstico y el tratamiento tempranos pueden ayudar a prevenir la rigidez y el dolor a largo plazo en la articulación del hombro.

Su médico examinará su hombro y le preguntará acerca de sus síntomas. El médico puede preguntarle:

  • cuándo comenzaron sus síntomas, especialmente si fue después de un incidente, como una caída 
  • que tan severo es el dolor
  • si tiene otros síntomas, como dolor de cuello 
  • cómo sus síntomas afectan su vida diaria
  • si el dolor perturba su sueño
  • si hay algo que mejore o empeore el dolor
  • si tiene cualquier otra condición de salud o si está tomando algún medicamento

Examen físico

Durante el examen físico, su médico puede evaluar su rango de movimiento pidiéndole que mueva el brazo y el hombro lo más que pueda en cada dirección.

Su médico puede aplicar presión en partes de su hombro para determinar dónde es más severo su dolor y qué lo está causando. También buscarán hinchazón, hematomas o atrofia muscular.

Exámenes adicionales

En ocasiones, es posible que deba realizarse más pruebas para descartar otras posibles afecciones de salud.

Por ejemplo, si su médico cree que puede tener diabetes, se le puede recomendar un análisis de sangre. El hombro congelado es más común en personas con diabetes.

Imágenes

Se puede tomar una imagen de la articulación del hombro para verificar si hay signos físicos que puedan sugerir otra causa de sus síntomas. Por ejemplo, el desgaste causado por la artritis o un desgarro en los tendones alrededor del hombro.

Esto puede involucrar:

  • una radiografía: para descartar otras causas de rigidez en el hombro, como artritis
  • un ultrasonido o una imagen por resonancia magnética (IRM), si se sospecha un desgarro del manguito rotador

Tratamiento para hombro congelado

El tratamiento para un hombro congelado variará, según la etapa de la afección y la gravedad de su dolor y rigidez.

Un hombro congelado puede mejorar con el tiempo sin tratamiento, pero la recuperación suele ser lenta y puede tardar al menos de 18 a 24 meses. En algunas personas, es posible que la afección no mejore durante cinco años o más.

Se pueden usar varios tratamientos diferentes para tratar el hombro congelado, aunque no se sabe qué tan efectivos son y cuál es el mejor.

Los tratamientos que se describen a continuación pueden ayudar a reducir el dolor de hombro y mantener la articulación móvil mientras el hombro sana.

Tratamientos en etapa temprana

La primera etapa de un hombro congelado es la más dolorosa. Por tanto, el tratamiento se centra principalmente en aliviar el dolor.

Durante esta etapa, su médico puede recomendarle evitar los movimientos que empeoran el dolor, como estirarse. Sin embargo, no debe dejar de moverse por completo.

Calmantes

Si tiene dolor, es posible que le receten analgésicos, como:

  • Paracetamol 
  • una combinación de paracetamol y codeína
  • medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno

Algunos analgésicos también están disponibles en las farmacias sin receta. Siga siempre las instrucciones del fabricante y asegúrese de tomar la dosis correcta.

Tomar analgésicos, en particular AINE, a largo plazo puede aumentar el riesgo de sufrir efectos secundarios. Consulte el folleto de información para el paciente que viene con su medicamento para obtener más información.

Lea más sobre los efectos secundarios de los AINE.

Inyecciones de corticosteroides

Si los analgésicos no ayudan a controlar el dolor, es posible que le apliquen una inyección de corticosteroides en la articulación del hombro.

Los corticosteroides son medicamentos que ayudan a reducir el dolor y la inflamación. También se pueden administrar con anestesia local.

Estas inyecciones pueden ayudar a aliviar el dolor y mejorar el movimiento del hombro. Sin embargo, las inyecciones no curarán su condición y sus síntomas pueden regresar gradualmente.

Las inyecciones de corticosteroides no se usarán después de que el dolor haya desaparecido del hombro y solo quede la rigidez.

Recibir demasiadas inyecciones de corticosteroides puede dañar su hombro y las inyecciones a menudo se vuelven menos efectivas con el tiempo, por lo que su médico puede recomendarle no más de tres inyecciones. Necesitará al menos de tres a cuatro semanas entre estos.

Más información sobre los corticosteroides.

Tratamientos en etapas posteriores

Después de la etapa dolorosa inicial, la rigidez es el síntoma principal de un hombro congelado. Su médico puede sugerirle ejercicios de estiramiento y también puede derivarlo a un fisioterapeuta.

Ejercicios de hombro

Si tiene un hombro congelado, es importante mantener la articulación del hombro móvil con ejercicios de estiramiento suaves y regulares. No usar su hombro podría empeorar la rigidez, por lo que debe continuar usándolo con normalidad.

Sin embargo, si su hombro está muy rígido, el ejercicio puede ser doloroso. Su médico o fisioterapeuta puede darle algunos ejercicios sencillos para hacer todos los días en casa que ya no dañarán su hombro.

fisioterapia

Un fisioterapeuta puede utilizar una serie de técnicas para mantener el movimiento y la flexibilidad en su hombro. Si lo derivan a uno, es posible que reciba tratamientos que incluyen:

  • ejercicios de estiramiento que utilizan técnicas específicas para mover la articulación en todas las direcciones
  • masaje
  • termoterapia, con compresas de temperatura fría o caliente

No hay evidencia clínica que demuestre que algunos otros tratamientos sean efectivos para tratar el hombro congelado, que incluyen:

  • Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS) 
  • Masaje Shiatsu
  • Acupuntura 

Leer más sobre fisioterapia.

Cirugías y procedimientos

Es poco común necesitar cirugía para un hombro congelado, pero puede recomendarse si sus síntomas son graves y otros tratamientos no han funcionado después de seis meses.

Si esto sucede, es posible que lo deriven a un cirujano ortopédico (un especialista en afecciones que afectan los huesos y las articulaciones). Algunos de los procedimientos utilizados para tratar el hombro congelado se describen a continuación.

Manipulación bajo anestesia

Si le resulta difícil sobrellevar el dolor y la restricción de movimiento, puede manipular (mover) su hombro mientras está bajo anestesia general.

Durante este procedimiento, su hombro se moverá, de manera controlada, para estirar la manga (cápsula del hombro) que rodea la articulación del hombro.

Después del procedimiento, por lo general, se le inyectarán corticosteroides y anestesia local en la articulación del hombro para ayudar a reducir el dolor o la hinchazón.

Normalmente puede irse a casa el mismo día. Por lo general, se recomienda fisioterapia después para ayudar a mantener la movilidad en su hombro.

Liberación capsular artroscópica

La liberación capsular artroscópica es un procedimiento alternativo a la manipulación. Es un tipo de cirugía mínimamente invasiva o de "ojo de cerradura", que se realiza con anestesia general, en la que se realizan dos o tres pequeñas incisiones alrededor del hombro.

El cirujano insertará un tubo delgado que contiene una luz y una cámara (artroscopio) en una de las incisiones, para que puedan ver el interior de su hombro. Se inserta una sonda especial que emite ondas de radio de alta frecuencia a través de las otras incisiones, y se usa para dividir o cortar las partes engrosadas de la cápsula del hombro. Abrir la cápsula del hombro de esta manera debería mejorar en gran medida su rango de movimiento.

Al igual que con la manipulación, por lo general puede irse a casa el mismo día de la operación, y probablemente necesitará fisioterapia después para ayudarlo a recuperar un rango completo de movimiento en la articulación del hombro. Los ejercicios de estiramiento deben continuarse durante al menos tres meses después de la cirugía.

La rigidez del hombro puede regresar, a pesar de la manipulación o la cirugía, y puede ser necesario un tratamiento adicional.

Distensión artrográfica (hidrodilatación)

Aunque se realiza con menos frecuencia que las operaciones descritas anteriormente, a veces se puede recomendar un procedimiento llamado distensión artrográfica o hidrodilatación para tratar su hombro congelado.

Este tratamiento se realiza con anestesia local, lo que significa que estará despierto mientras se realiza, pero su hombro estará adormecido.

Puede ser realizado por un cirujano ortopédico especializado usando un anestésico local y corticosteroides, o solución salina con corticosteroides. En ocasiones, es posible que se necesite guía por rayos X.

Este procedimiento generalmente solo toma unos 15 minutos y puede regresar a casa el mismo día. Al igual que con los otros procedimientos descritos anteriormente, se puede recomendar fisioterapia posteriormente para ayudarlo a recuperar un buen rango de movimiento en su hombro.

Existe alguna evidencia de que la hidrodilatación puede resultar en menos dolor y mayor movimiento, aunque los efectos pueden no ser mejores que una inyección de corticosteroides.

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud