16 min read

Sarna

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

Introducción

La sarna es una enfermedad contagiosa de la piel causada por parásitos diminutos que excavan la piel.

El síntoma principal de la sarna es el picor intenso que empeora por la noche. También causa erupciones cutáneas en las partes que los parásitos han excavado. 

Lea más sobre los síntomas de la sarna

Parásitos de la sarna

Los parásitos que causan la sarna se llaman Sarcoptes scabiei. Se alimentan usando la boca y las patas delanteras para excavar la parte exterior de la piel (epidermis), donde ponen sus huevos.

Al cabo de tres o cuatro días, los nuevos parásitos (larvas) emergen y se mueven hacia la superficie de la piel, donde se convierten en adultas. 

A estos parásitos les gustan las zonas calientes, como los pliegues de la piel, debajo de las uñas o alrededor de las nalgas o los pechos. También pueden esconderse debajo de la cadena de un reloj, pulseras o anillos.

Lea más sobre el ciclo vital de la sarna. 

Cómo se propaga la sarna

La sarna se suele propagar a través del contacto de piel a piel durante un tiempo prolongado, o por contacto sexual.

También es posible (pero muy poco común) que se propague al compartir ropa, toallas o ropa de cama con alguien que tenga la infección. 

Pueden pasar hasta ocho semanas hasta que aparezcan los síntomas de la infección inicial. Esto se conoce como periodo de incubación. 

Lea más sobre las causas de la sarna

Brotes de sarna

La sarna se propaga en zonas con una población densa y con acceso limitado a servicios de salud, y es más común en las siguientes zonas tropicales y subtropicales:

  • África
  • América Central y del Sur
  • Australia Central y del Norte
  • Islas del Caribe
  • India
  • Sureste de Asia

En ocasiones puede haber brotes de sarna en los países desarrollados en los que se concentre mucha gente, como en colegios, guarderías o residencias de ancianos.

Causas

Se cree que el picor intenso relacionado con la sarna es causado por la reacción del sistema inmunitario al reaccionar a los ácaros y su saliva, sus huevos y sus heces. 

El ciclo vital de los ácaros de la sarna

Las infestaciones de sarna comienzan cuando un ácaro femenino excava en su piel.

Los ácaros masculinos se mueven alrededor de su piel buscando hembras con las que juntarse. Una vez lo han hecho, el ácaro masculino muere y la hembra comienza a poner huevos, que se eclosionan entre tres y cuatro días después. 

Una vez se han abierto los huevos, los ácaros pequeños se “mudan” a la superficie de su piel, donde crecen y se convierten en adultos entre 10 y 15 días después. Los masculinos se quedan en la superficie, mientras que los femeninos excavan la piel para repetir el ciclo.

Sin un tratamiento efectivo, el ciclo vital de estos ácaros puede continuar indefinidamente; son resistentes al agua y el jabón, y no se pueden eliminar de la piel al rascarlos.

Cómo se propaga la sarna

Los ácaros de la sarna no pueden ni volar ni saltar, lo cual quiere decir que solo pueden pasar de un humano a otro si estos tienen contacto físico directo y prolongado. 

Por ejemplo, puede que los ácaros se transmitan al:

  • darse la mano con una persona infectada durante un periodo prolongado de tiempo
  • tener relaciones sexuales con una persona infectada
  • compartir ropa, toallas y ropa de cama con una persona infectada (aunque esto es poco común)

Es poco común que los ácaros de la sarna se transmitan por un contacto físico breve, como al darse la mano rápido o darse un abrazo. Pueden vivir fuera del cuerpo humano de 24 a 36 horas, causando la infección al entrar en contacto con ropa contaminada, toallas o ropa de cama, lo cual hace posible la infección por estos medios. Sin embargo, esto es poco común.

Las infestaciones de sarna se pueden propagar rápidamente porque la gente no suele saber que tiene la infección hasta unas dos o tres semanas después de haberse infectado.

Hay un riesgo de contagio mayor en lugares en los que se reúnen un gran número de personas, como colegios o residencias de ancianos, donde las personas tienen un contacto cercano.

Diagnóstico

Su médico debería poder diagnosticarle la sarna después de observar la apariencia de su piel, y al encontrar las marcas de los ácaros Sarcoptes scabiei.

Sin embargo, ya que estos ácaros se expanden fácilmente, se suele poder dar un diagnóstico acertado si más de una persona en su familia tiene los mismos síntomas. 

Lea más sobre los síntomas de la sarna.

Su médico también querrá descartar otros problemas en su piel que puedan estar causando estos síntomas, como eccema o impétigo (una infección bacteriana altamente contagiosa).

Prueba de la tinta

Se pueden identificar las marcas de los ácaros al usar la prueba de la tinta, por medio de la cual se frota tinta en la zona que presenta los picores y, posteriormente, se limpia con una toallita con alcohol.

Si las marcas están presentes, una parte de la tinta permanecerá en los orificios de la piel con la apariencia de una línea oscura. 

Para confirmar el diagnóstico, puede que le tomen una muestra de la piel de la zona afectada para que la analicen bajo el microscopio para hallar evidencias, tales como ácaros, sus huevos o sus heces. 

Revisión

Vaya al médico si cree que tiene sarna. Si cree que puede tener sarna en sus genitales o le han diagnosticado este problema a su pareja, visite su clínica de salud sexual más cercana para que le hagan las pruebas y, si es necesario, le ofrezcan un tratamiento. 

Si decide tratarse la sarna usted mismo, aún necesitará hacerse todas las pruebas para asegurarse de que no tiene ninguna enfermedad de transmisión sexual (ETS).

Para prevenir la re-infección, es importante que todas las personas que vivan con usted y su pareja o parejas sexuales que haya tenido en las últimas seis semanas (en el caso de la sarna genital) sigan el tratamiento. Si ha tenido sarna genital en el pasado, es importante que cualquier persona con la que haya tenido relaciones sexuales en las últimas 48 horas sigan el tratamiento.

Si le da vergüenza avisarles, en su ambulatorio o clínica de salud sexual podrán hacerlo por usted sin revelar su identidad.

Centros de salud sexual

Algunos centros de salud sexual no requieren cita previa; podrá presentarse allí y esperar. Sin embargo, otros sí piden cita previa. Por lo tanto, es buena idea llamar y consultar antes.

Cuando esté en el centro le preguntarán su nombre, fecha de nacimiento y datos de contacto. Toda esta información será tratada de forma confidencial y no será enviada a su médico sin su permiso.

También le preguntarán detalles sobre su historial sexual, como:

  • cuándo fue la última vez que tuvo relaciones sexuales
  • si usó preservativo
  • si ha tenido una ETS en el pasado
  • si está tomando alguna medicación 

Si acude a una de estas clínicas porque tiene sarna, puede que también le ofrezcan las pruebas de otras ETS.

Tratamiento

Vaya a su médico inmediatamente si tiene sarna y no ha  tenido una infección previamente. Retrasar el tratamiento puede poner a otras personas en riesgo.

Debido a que existen otras condiciones que afectan a la piel que pueden causar síntomas similares, su médico querrá descartarlas. 

Si tiene sarna, su pareja también tendrá que seguir el tratamiento, independientemente de si tiene o no síntomas. Esto se debe a que lo más probable es que se haya contagiado de la sarna por contacto físico cercano, como el sexo.

Para reducir el riesgo de re-infectarse, evite tener relaciones sexuales y otras formas de contacto físico cercano, como darse de la mano durante un periodo prolongado de tiempo, hasta que ambos de ustedes hayan terminado el tratamiento.

Si le han diagnosticado sarna, puede que le recomienden que visite su centro de salud sexual más cercano para hacerse las pruebas de otras ETS y, si es necesario, recibir el tratamiento.

Lociones y cremas

Se suele utilizar lociones y cremas para tratar la sarna. Su médico, farmacéutico o enfermero podrán aconsejarle sobre qué tratamiento debería seguir.

Aplicar la crema o la loción

Para evitar la re-infección, todas las personas que viven en su casa y las personas con las que haya tenido contacto físico cercano, incluyendo el sexual (lea la sección sobre el diagnóstico de la sarna para más detalles), también deberían seguir el tratamiento al mismo tiempo que usted, incluso si no muestran síntomas. 

Debe aplicarse la crema o loción por todo el cuerpo, excepto la cabeza. Antes de aplicársela, asegúrese de que su piel está seca y fresca. No se la aplique después de tener un baño caliente.

Si se lo aplica mientras su cuerpo está aún caliente, su piel lo absorberá rápidamente y no se quedará en la zona en la que los ácaros excavan.

Siga los consejos a continuación:

  • lea el prospecto que venga con la crema o loción para saber dónde aplicarlo; algunos productos se aplican en todo el cuerpo, incluyendo en cuero cabelludo y la cara, mientras que otros solo se aplican del cuello para abajo
  • preste atención especialmente a las zonas de difícil acceso, como la espalda, las plantas de los pies, los espacios entre los dedos de las manos y los pies, debajo de las uñas y en sus genitales
  • use un bastoncillo o un cepillo de dientes viejo para aplicar el tratamiento debajo de las uñas, y una vez haya terminado, deposítelo en una bolsa y tírelo a la basura
  • deje que el tratamiento actúe entre 8 y 24 (dependiendo de cuál use) antes de lavarlo en profundidad; siga las instrucciones del prospecto para esto
  • vuelva a aplicarse la crema o la loción inmediatamente si se lava alguna de las zonas en las que se la había aplicado durante el periodo de aplicación 
  • lave la ropa de cama, los pijamas y las toallas después de la primera aplicación 
  • repita el tratamiento siete días después de la primera aplicación para asegurarse de que es efectivo; la segunda aplicación hará que cualquier huevo que podría quedar por romperse se elimine

Contacte con su médico si el picor no ha mejorado después de dos semanas de tratamiento y nota nuevas marcas en su piel.

Puede pasar hasta un mes hasta que el tratamiento para el picor genital sea efectivo del todo, y aún más tiempo para que se eliminen los bultos. Puede que su médico le recomiende repetir el tratamiento o que le recete una loción diferente.

También debería consultar con su médico o farmacéutico si tiene algún efecto secundario persistente.

Controlar la infección

El primer día que se aplique la crema o la loción, debería lavar su ropa de cama, pijamas y toallas a una temperatura superior a 50°C (122°F).

Si no puede lavar ciertas prendas, póngalas en una bolsa de plástico durante al menos 72 horas. Después de este tiempo, los ácaros habrán muerto.

En el caso de la sarna hiperqueratósica (conocida también como costrosa o noruega), debería limpiar los suelos de su casa profundamente, y pasar la aspiradora por las alfombras y los muebles, incluyendo los sofás y los sillones. 

Si le han diagnosticado sarna, evite tener contacto físico cercano y prolongado con otras personas hasta que no se haya aplicado la crema o loción. También debería evitarlo con las personas que vivan en su casa hasta que hayan acabado el tratamiento.

Los niños y los adultos pueden volver al colegio o el trabajo una vez hayan terminado el tratamiento.

Picor

Su médico podrá recetarle un tratamiento, como una crema baja en esteroides, para reducir el picor. También hay cremas y geles de mentol disponibles sin receta. 

También existen antihistamínicos orales sedativos disponibles en la farmacia, que se pueden usar para calmar el picor y dormir mejor por la noche. Ya que este tipo de antihistamínico puede causar cansancio, debería evitar conducir u operar maquinaria pesada si tiene este efecto secundario.

Los antihistamínicos sin sedante no ayudan a reducir el picor de la sarna. Consulte con su médico o farmacéutico si tiene dudas. 

Puede que siga teniendo picores durante dos semanas después de acabar el tratamiento. Esto se debe a que su sistema inmunitario seguirá reaccionando a la presencia de los ácaros muertos.

Vaya al médico si todavía siente picor seis semanas después de completar el tratamiento.

Complicaciones

Las dos complicaciones que pueden surgir de la sarna son una infección secundaria y la sarna hiperqueratósica. 

Infección secundaria

Rascarse con demasiada frecuencia por el picor que produce la sarna puede hacer que la piel de la superficie se rompa. Esto le hará más vulnerable a desarrollar una infección bacteriana en la piel, como el impétigo. 

Puede que le recomienden tomar antibióticos para controlar la infección secundaria.

La sarna puede hacer que algunos problemas preexistentes en la piel, como el eccema, empeoren. Sin embargo, otro tipos de condiciones de la piel pueden estabilizarse una vez haya terminado el tratamiento de la sarna.

Sarna hiperqueratósica

La sarna hiperqueratósica (conocida también como costrosa o noruega) es la forma de sarna más severa, en la que miles o incluso millones de ácaros están presentes en la piel.

La sarna normal se puede volver sarna costrosa por una reacción de la piel. Esta condición afecta a todas las partes del cuerpo, incluyendo la cabeza, el cuello, las uñas y el cuero cabelludo. Sin embargo, y al contrario que la sarna normal, no causa picor normalmente. 

En la sarna costrosa, el incremento del número de los ácaros causan costras gruesas y duras en la piel. Se suele confundir con la psoriasis (una condición que causa parches de piel roja y escamosa cubiertos de costras de aspecto plateado). La sarna costrosa afecta a las personas con un sistema inmunitario debilitado (las defensas naturales del cuerpo contra infecciones y enfermedades). Estas personas incluyen:

  • las personas muy jóvenes
  • las personas con problemas cerebrales (desórdenes neurológicos, como el Párkinson)
  • personas con síndrome de Down
  • mujeres embarazadas
  • personas mayores
  • personas con una enfermedad que afecta a su sistema inmunitario, como el VIH o el SIDA
  • personas que están tomando esteroides para tratar otras condiciones
  • personas que están recibiendo quimioterapia

Estudios demuestran que un sistema inmunitario sano puede interrumpir el sistema reproductivo de los ácaros de la sarna. Por ejemplo, la mayoría de personas con sarna tendrán solo entre 5 y 15 ácaros en el cuerpo a la vez. Sin embargo, aquellas con un sistema inmunitario debilitado tendrán un número mucho mayor. Las personas con sarna costrosa tienen de miles a millones en el cuerpo.

Debido al número tan alto de ácaros, la sarna costrosa es altamente contagiosa. Incluso un contacto físico mínimo podría producir el contagio, o tocar su ropa de cama o ropa.

En cambio, el contacto con las personas con sarna costrosa solo le causará sarna normal si su sistema inmunitario funciona normalmente. 

La sarna costrosa se puede tratar con cremas o lociones con un insecticida llamado ivermectina, que se toma en pastillas y elimina los ácaros al hacer que su sistema nervioso no funcione. 

Tratamiento

Los dos tratamientos más comunes para la sarna son la crema de permetrina y la loción de malatión. Ambos medicamentos contienen insecticidas que eliminan los parásitos de la sarna. 

Se suele recomendar la crema de permetrina (5%) como tratamiento inicial. La loción de malatión (0.5%) suele usarse si el tratamiento de permetrina no ha sido efectivo.

Si le han diagnosticado sarna genital a su pareja, debería acudir al médico para hacerse las pruebas y, si es necesario, recibir tratamiento. Evite las relaciones sexuales y cualquier otra forma de contacto físico cercano hasta que ambos de ustedes hayan terminado el tratamiento y estén curados.

Lea más sobre cómo se diagnostica y se trata la sarna.

Complicaciones

En ocasiones, la sarna puede causar una infección secundaria en la piel si esta se irrita e inflama por rascarse demasiado. 

La sarna hiperqueratósica (conocida también como costrosa o noruega) es poco común, pero es el tipo de sarna más grave; en este caso, hay un gran número de ácaros en la piel. Esto se puede dar en personas ancianas y en aquellas personas con un sistema inmunitario debilitado.

Lea más sobre las complicaciones de la sarna.

Síntomas

Compruebe sus síntomas con nuestro verificador de síntomas impulsado por inteligencia artificial.

El síntoma principal de la sarna es un picor intenso y una erupción en las zonas del cuerpo excavadas por los ácaros de la sarna. 

El picor suele empeorar por la noche, cuando la piel está más caliente. Pueden pasar entre cuatro y seis semanas antes de que note picores porque este es el tiempo que tarda la piel en reaccionar a los excrementos de los ácaros. 

Si usted ya ha tenido sarna en el pasado, los síntomas empezarán a aparecer de uno a dos días después de la re-infección. Esto es porque su sistema inmunitario ya habrá aprendido a responder a la infección. 

La erupción

La erupción por sarna consiste en el conjunto de pequeñas marcas rojas en la piel. Rascarse en la erupción puede causar que aparezcan llagas con costra. 

Las marcas de la excavación de los ácaros pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. Son pequeñas (de 1 cm o menos), curvadas y con un aspecto plateado en la piel, con un punto blanco en uno de sus extremos, y se pueden ver con una lupa.

En los adultos, estas marcas suelen aparecer en las siguientes partes del cuerpo. 

  • los pliegues de la piel entre los dedos de la mano y los pies
  • la planta y el lateral del pie
  • la palma de la mano
  • las muñecas
  • los codos
  • alrededor de los pezones (en las mujeres)
  • alrededor de los genitales (en los hombres)

La erupción suele afectar a todo el cuerpo, a excepción de la cabeza. Las siguientes partes se suelen ver afectadas particularmente:

  • las axilas
  • la zona de alrededor de la cintura
  • el interior del codo
  • la parte inferior de las nalgas
  • la parte inferior de las piernas
  • la planta del pie
  • las rodillas
  • el omóplato
  • los genitales femeninos
  • las ingles
  • los tobillos 

En las personas pequeñas, los niños pequeños y las personas con un sistema inmunitario debilitado (inmunocomprometido), puede que la erupción también aparezca en la cabeza y el cuello. 

Los hombres suelen tener uno o más granos abultados y con mucho picor, de entre 3 y 10 mm, alrededor de sus genitales. 

En los niños, estas marcas suelen aparecer en diferentes partes del cuerpo, incluyendo:

  • la cara
  • la cabeza
  • el cuello
  • el cuero cabelludo
  • la palma de la mano
  • la planta del pie

Los ácaros de la sarna dejan marcas rojas y líneas de aspecto plateado al excavar la piel.

Los niños que tienen sarna pueden desarrollar ampollas y pústulas (ampollas con pus) en las plantas de los pies y las palmas de las manos. 

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud