5 min read

Dejar de fumar es bueno para la salud mental

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

En este artículo

Todos sabemos que dejar de fumar mejora su salud física. A continuación, presentamos 10 beneficios para la salud al dejar de fumar. Pero ¿sabía que se ha demostrado que dejar de fumar también mejora la salud mental?

Aunque la mayoría de los fumadores informan que quieren dejar de fumar, muchos continúan porque están convencidos de que fumar ayuda a aliviar el estrés y la ansiedad.

Pero es un mito completo que fumar ayuda a relajarse. La realidad es que fumar en realidad aumenta la ansiedad y la tensión. Los fumadores son más propensos a desarrollar depresión o desorden de ansiedad con el tiempo que los no fumadores. Y dejar de fumar provoca una gran mejora en el estado de ánimo.

Es un mito que fumar mejora el estado de ánimo

¿Por qué los fumadores con y sin problemas de salud mental creen falsamente que fumar mejora su estado de ánimo?

Los científicos creen que es porque confunden la capacidad de los cigarrillos de suprimir la abstinencia de nicotina como un efecto beneficioso para su salud mental.

Los fumadores generalmente se sienten irritables, ansiosos y deprimidos cuando no han fumado durante un tiempo y estas sensaciones desagradables se invierten temporalmente cuando encienden un cigarrillo. Esto crea la impresión de que fumar es lo que ha mejorado su estado de ánimo, cuando en realidad fumar es lo que ha causado los trastornos psicológicos en primer lugar.

Beneficios para la salud mental de dejar de fumar

Los estudios muestran que los niveles de ansiedad, depresión y estrés de las personas son menores después de dejar de fumar en comparación con los de quienes siguen fumando y que su calidad de vida y su estado de ánimo mejoran. Además, la mejora de los niveles de oxígeno en el cuerpo significa que los ex fumadores pueden concentrarse mejor.

Fumadores con problemas de salud mental

Los beneficios psicológicos de dejar de fumar son tan sorprendentes en las personas que ya tienen un trastorno de salud mental como en las que no lo tienen. Dejar de fumar contribuye a mejorar los síntomas de salud mental y puede conducir a la reducción de las dosis de medicamentos antipsicóticos.

Esta es una buena noticia porque las personas con problemas de salud mental diagnosticados, incluidos la ansiedad , la depresión o la esquizofrenia son dos o tres veces más propensos a empezar a fumar y también tienden a fumar más que la población en general.

Se estima que el 30% de todos los fumadores tienen un problema de salud mental. Los fumadores que padecen un problema de salud mental también tienen una esperanza de vida ocho años menor que la población general, muy probablemente como resultado de los estragos físicos del tabaquismo, como cáncer de pulmón .

Dejar de fumar ayuda más que los antidepresivos

Una teoría sobre la razón por la que las personas con problemas de salud mental tienen muchas más probabilidades de fumar que la población en general es que perciben que la nicotina les proporciona un alivio inmediato de los síntomas desagradables de la ansiedad, la depresión o la esquizofrenia.

Pero la verdad es que ocurre lo contrario. Es probable que las personas con problemas psiquiátricos se sientan mucho más tranquilas y positivas y tengan una mejor calidad de vida después de dejar de fumar. De hecho, el efecto beneficioso de dejar de fumar en las personas con problemas psiquiátricos es mayor que el de la terapia con antidepresivos para los trastornos del estado de ánimo y la ansiedad.

Muchas personas que viven con problemas de salud mental han dejado de fumar con éxito e informan de una amplia variedad de beneficios como resultado.

7 consejos para dejar de fumar

Aquí hay ocho maneras de aumentar las expectativas de dejar de fumar. Este consejo se aplica a las personas con o sin problemas de salud mental:

  1. Utilice un parche de nicotina, más uno de los productos de reemplazo de nicotina de acción más rápida (como el aerosol nasal de nicotina) o el medicamento recetado, Champix, y asegúrese de utilizarlos durante al menos seis a ocho semanas. Los tratamientos para dejar de fumar pueden ser especialmente útiles para las personas con problemas de salud mental si se combinan con tratamientos de charla. Lea más acerca de los tratamientos para dejar de fumar .
  2. Si toma medicamentos antipsicóticos y desea dejar de fumar, es muy importante que hable con su médico y/o psiquiatra antes de dejar de fumar, ya que es posible que sea necesario controlar la dosis de los medicamentos recetados y reducir la cantidad que debe tomar.
  3. Es útil evitar el consumo de alcohol o el uso de drogas psicoactivas cuando se deja de fumar para aumentar las posibilidades de éxito.
  4. Según la Fundación de Salud Mental, las personas con depresión y otras afecciones de salud mental pueden tener dificultades para dejar de fumar y sufrir síntomas de abstinencia y antojos más fuertes. Aquí hay algunos consejos sobre cómo lidiar con los antojos.
  5. Dado que las personas con problemas de salud mental frecuentemente utilizan el tabaco como una forma de lidiar con los problemas de salud mental, es importante encontrar otras formas de lidiar con el estrés. Utilice estos 10 métodos para combatir el estrés.
  6. No se preocupe demasiado por aumentar de peso cuando deje de fumar. Si come de forma saludable y se mantiene activo, debería ser capaz de mantener el aumento de peso al mínimo. Lea cómo dejar de fumar sin aumentar de peso.
  7. El Colegio Real de Psiquiatras brinda consejos para las personas con enfermedades mentales sobre cómo dejar de fumar.

Ahora, lea más artículos sobre cómo dejar de fumar.

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud