11 min read

Hernia inguinal

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

En este artículo

Introducción

Los músculos generalmente son lo suficientemente fuertes y tensos como para mantener los intestinos y los órganos en su lugar, pero una hernia puede desarrollarse si hay algún punto débil.

¿Qué es una hernia inguinal?

Una hernia inguinal es el tipo más común de hernia. La hernia puede aparecer como una hinchazón o un bulto en la ingle, o como un escroto agrandado (la bolsa que contiene los testículos). La hinchazón puede ser dolorosa.

El bulto generalmente aparece cuando usted levanta algo y desaparece cuando se acuesta.

¿Qué provoca una hernia inguinal?

Una hernia inguinal generalmente se produce cuando el tejido graso o una parte de su cuerpo, como el intestino, se introduce en la ingle en la parte superior de la parte interna del muslo.

Ejerce fuerza a través de un punto débil en la pared muscular circundante (la pared abdominal) hacia el canal inguinal. El canal inguinal es un canal por el que pasan los vasos sanguíneos que van a los testículos en los hombres y por el que pasa el ligamento redondo (el ligamento que rodea el útero) en las mujeres.

Las hernias inguinales se producen principalmente en los hombres. Se cree que la mayoría se debe al envejecimiento. Esto se debe a que, a medida que se envejece, los músculos que rodean el abdomen (barriga) pueden debilitarse.

Las hernias inguinales a veces pueden aparecer repentinamente debido a la tensión en el abdomen, como por ejemplo, hacer un esfuerzo en el baño si se sufre de constipación o por llevar y empujar cargas pesadas. También se han relacionado con una tos persistente y fuerte.

¿Cuándo es necesaria la cirugía?

Las hernias inguinales pueden corregirse mediante cirugía para volver a colocar el bulto en su lugar y fortalecer la debilidad de la pared abdominal.

La operación solo se recomendará si tiene una hernia que cause síntomas severos o persistentes, o si se desarrolla alguna complicación seria.

Las complicaciones que pueden desarrollarse como resultado de una hernia inguinal incluyen:

  • obstrucción - donde una sección del intestino queda atascada en el canal inguinal, causando náuseas, vómitos y dolor de estómago, así como un bulto doloroso en la ingle
  • estrangulación - donde una sección del intestino queda atrapada y se corta su suministro de sangre; esto requiere una cirugía de emergencia en cuestión de horas para liberar el tejido atrapado y restaurar su suministro de sangre para que no muera

La cirugía eliminará la hernia y evitará cualquier complicación grave, aunque existe la posibilidad de que vuelva a aparecer después de la operación.

¿Qué pasa durante la cirugía?

Existen dos formas de reparar una hernia inguinal:

  • cirugía abierta - donde se hace un corte para permitir al cirujano introducir el bulto de nuevo en el abdomen
  • cirugía de cerradura (laparoscópica) - una técnica menos invasiva pero más difícil en la que se hacen varios cortes más pequeños, lo que permite al cirujano utilizar varios instrumentos especiales para reparar la hernia

Ambos métodos tienen ventajas y desventajas. El tipo de cirugía que se realice dependerá del método que se adapte a usted y a la experiencia de su cirujano.

Debería poder irse a casa el mismo día o el día después de la cirugía. Es importante que siga las instrucciones del hospital sobre cómo cuidarse. Esto incluye una buena dieta para evitar el estreñimiento, el cuidado de la herida y no esforzarse demasiado pronto.

La mayoría de las personas se recuperan completamente de la reparación de la hernia inguinal en seis semanas, aunque muchas personas pueden volver a conducir, trabajar y realizar actividades livianas en dos semanas.

Lea más acerca de cómo se realiza una reparación de hernia inguinal y recuperación de una reparación de hernia inguinal .

¿Hay algún riesgo de la operación?

La reparación de una hernia inguinal es una operación rutinaria con muy pocos riesgos. Sin embargo, aproximadamente el 1% de las hernias inguinales volverán después de la operación.

Otras complicaciones poco comunes de la reparación de la hernia inguinal incluyen:

  • sangrado o acumulación de líquido en el espacio dejado por la hernia (esto normalmente mejorará sin tratamiento)
  • hinchazón y moretones dolorosos en los testículos o en la base del pene en los hombres
  • dolor y entumecimiento en el área de la ingle causado por un nervio que se dañó o quedó atrapado durante la cirugía

Las complicaciones son más probables si tiene más de 50 años o tiene otra enfermedad, como enfermedad del corazón o problemas respiratorios.

 Recuperación

Debería poder irse a casa el día de la operación o al día siguiente. Consiga que un adulto lo lleve a casa en coche o taxi y siga las instrucciones que le dé el hospital.

Después de la operación, su ingle se sentirá dolorida e incómoda. Se le darán analgésicos para ayudar a aliviar este malestar.

Cuidando de usted mismo

Un adulto debe permanecer con usted durante las primeras 24 horas después de su operación en caso de que experimente algún problema.

Si aún tiene dolores después de irse a casa, continúe tomando los analgésicos como le aconseja el hospital.

Asegúrese de seguir las instrucciones que le dio su enfermera sobre el cuidado de la herida, la higiene y el baño antes de salir del hospital.

Esforzarse en el baño debido a constipación puede causar dolor alrededor de su herida. Puede reducir el riesgo de estreñimiento bebiendo muchos líquidos y comiendo muchas verduras, frutas y alimentos ricos en fibra como el arroz integral, el pan integral y la pasta. Un laxante suave de venta libre también puede ayudar.

Actividades

Si la operación se realizó bajo un anestesia general (lo que lo hace dormir durante la operación), su coordinación y razonamiento pueden verse afectados por un corto tiempo. Debe evitar el consumo de alcohol, operar maquinaria o firmar documentos legales durante al menos 48 horas después de cualquier operación con anestesia general.

Con el tiempo, podrá volver gradualmente a sus actividades normales tan pronto como sea capaz de realizarlas sin sentir ningún dolor.

La mayoría de las personas son capaces de realizar actividades ligeras, como ir de compras, después de una o dos semanas. También debería ser capaz de volver al trabajo después de una o dos semanas, aunque es posible que necesite más tiempo libre si su trabajo implica un trabajo manual.

El ejercicio suave, como caminar, puede ayudar al proceso de curación, pero debe evitar levantar objetos pesados y actividades extenuantes durante unas 4 a 6 semanas.

Es posible que al principio el sexo le resulte doloroso o incómodo, pero normalmente no hay problema en mantener relaciones sexuales cuando le apetezca.

Conducción

Hable con el profesional médico a cargo de su cuidado para que le aconseje cuándo puede conducir. Por lo general, es aconsejable evitar conducir hasta que pueda realizar una parada de emergencia sin sentir dolor o molestias (puede practicarlo sin arrancar el coche).

Normalmente pasará una o dos semanas antes de que llegue a este punto después de una cirugía de cerradura, aunque puede tardar más tiempo después de una cirugía abierta.

Normalmente se recomienda que se ponga en contacto con la compañía de seguros del coche antes de volver a conducir.

Tratamiento

El hospital le enviará instrucciones acerca de cuándo debe dejar de comer y beber antes de la operación.

La operación generalmente tarda unos 30-45 minutos en completarse y normalmente podrá irse a casa el mismo día. Algunas personas pasan la noche en el hospital si tienen otros problemas médicos o si viven solas.

Lea más acerca de cómo recuperarse de una reparación de hernia inguinal .

Cirugía abierta

La reparación de la hernia inguinal abierta se realiza generalmente bajo una anestesia local o una anestesia regional inyectada en la columna vertebral, lo que significa que usted estará despierto durante el procedimiento, pero el área que se está operando se adormecerá para que no sienta ningún dolor.

En algunos casos, se utiliza una anestesia general. Esto significa que estará dormido durante el procedimiento y no sentirá ningún dolor.

Una vez que la anestesia ha hecho efecto, el cirujano hace un único corte (incisión) sobre la hernia. Esta incisión frecuentemente tiene unos 6-10 cm de longitud. Luego el cirujano colocará el bulto de tejido graso o el tramo de intestino de nuevo en su abdomen (barriga).

Se coloca una red en la pared abdominal, en el punto débil por donde pasó la hernia, para fortalecerla.

Cuando se complete la reparación, la piel se sellará con puntos de sutura. Éstos suelen ser del tipo que se disuelven solos en los días posteriores a la operación.

Si la hernia ha quedado atrapada (estrangulada) y parte del intestino se ha dañado, es posible que sea necesario retirar el segmento afectado y volver a unir los dos extremos del intestino sano. Esta es una operación más grande y es posible que tenga que permanecer en el hospital durante 4-5 días.

Cirugía de cerradura (laparoscópica)

La anestesia general se utiliza para la reparación de la hernia inguinal, por lo que estará dormido durante la operación.

Durante la cirugía mínimamente invasiva, el cirujano normalmente hace tres pequeñas incisiones en su abdomen (en lugar de una sola incisión más grande).

A través de una de estas incisiones se introduce un tubo delgado que contiene una fuente de luz y una cámara (laparoscopio) para que el cirujano pueda ver el interior de su abdomen. A través de las otras incisiones se introducen instrumentos quirúrgicos especiales para que el cirujano pueda volver a colocar la hernia en su lugar.

Existen dos tipos de cirugía mínimamente invasiva:

  • Preperitoneal transabdominal (TAPP): se insertan instrumentos a través de la pared muscular del abdomen y a través del revestimiento que cubre los órganos (el peritoneo). Se retira un colgajo del peritoneo sobre la hernia y se grapa o pega un trozo de red en la zona debilitada de la pared abdominal para reforzarla.
  • Totalmente extraperitoneal (TEP) - esta es la más reciente técnica de cerradura, también conocida como técnica Desarda. Implica la reparación de la hernia sin entrar en la cavidad peritoneal.

Una vez que la reparación se completa, las incisiones en la piel se sellan con puntos de sutura o con pegamento quirúrgico.

¿Cuál es la mejor técnica?

Con la cirugía de cerradura, generalmente se siente menos dolor después de la operación porque los cortes son más pequeños. También hay menos daño muscular y los pequeños cortes se pueden cerrar con pegamento.

La cirugía mínimamente invasiva generalmente tiene un tiempo de recuperación más rápido en las personas que han sido tratadas anteriormente y la hernia ha vuelto (hernia recurrente) o en las personas con hernias en ambos lados al mismo tiempo (hernias bilaterales), aunque hay muy poca diferencia en el tiempo de recuperación en las personas que solo tienen una hernia en un lado que no ha sido tratada anteriormente (hernia primaria de un solo lado).

Sin embargo, los riesgos de complicaciones graves, tales como que el cirujano dañe accidentalmente el intestino, son mayores en la cirugía de cerradura que en la cirugía abierta.

El riesgo de que la hernia vuelva a aparecer es similar después de ambas operaciones.

Discuta las ventajas y desventajas de la cirugía de cerradura y la cirugía abierta con su cirujano antes de decidir el tratamiento más apropiado.

Decisión acerca de qué técnica utilizar

La elección de la técnica para la reparación de la hernia inguinal dependerá en gran medida de:

  • su salud general - las personas mayores o las personas con mala salud pueden ser demasiado débiles o frágiles para recibir una anestesia general de forma segura, por lo que se puede aconsejar la cirugía abierta con anestesia local
  • la experiencia de su cirujano - la cirugía abierta es más común que la cirugía de cerradura, por lo que no todos los cirujanos tienen suficiente experiencia en las técnicas de cerradura

Las técnicas laparoscópicas generalmente solo se recomiendan para hernias recurrentes o bilaterales.

La cirugía de cerradura también puede ser útil si su cirujano no está seguro del tipo de hernia que tiene.

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud