15 min read

Endometriosis

Revisado por un profesional médico

Todos los artículos de Healthily pasan por controles médicos para verificar que la información es médicamente segura.

Este contenido ha sido creado en inglés originalmente. Puede encontrar la versión original aquí.

Introducción

La endometriosis afecta a unos 2 millones de mujeres en el Reino Unido. La mayoría de ellas son diagnosticadas entre los 25 y 40 años.

La endometriosis es una condición de curso clínico largo (crónica) que causa períodos dolorosos o intensos. Frecuentemente causa dolor en la parte baja del abdomen (barriga), la pelvis o la parte baja de la espalda. También puede ocasionar falta de energía, depresión y problemas [de fertilidad].

Sin embargo, los síntomas de la endometriosis pueden variar y algunas mujeres tienen pocos o ningún síntoma.

Si su médico sospecha que tiene endometriosis, la remitirá a un ginecólogo (especialista en el sistema reproductivo femenino). El ginecólogo puede realizar un examen de las trompas de Falopio, los ovarios y el útero, conocido como laparoscopia, para comprobar si hay manchas de endometriosis.

Lea más acerca de diagnóstico de la endometriosis.

¿Qué causa la endometriosis?

Las causas de la endometriosis no se conocen completamente, pero hay varias teorías. La teoría más común es que parte del tejido celular que reviste el útero no migra correctamente durante la formación embrionaria e y se fija en los órganos de la pelvis. Los médicos se refieren a esto como menstruación retrógrada.

Las células de la endometriosis se comportan de la misma manera que las que recubren el útero, de manera que crecen todos los meses durante el ciclo menstrual y sangran.

Normalmente, antes de un período, la hormona estrógeno hace que el endometrio se engrose para recibir un óvulo fecundado. Si el óvulo no es fecundado, el revestimiento se rompe y sale del cuerpo como sangre menstrual (un período).

El tejido de la endometriosis en cualquier parte del cuerpo pasará por el mismo proceso de engrosamiento y desprendimiento, pero no podrá salir del cuerpo. Esto provoca dolor, hinchazón y, a veces, daños en las trompas de Falopio o en los ovarios, lo que causa problemas de fertilidad.

Tratamiento de la endometriosis

No se conoce ninguna cura para la endometriosis. Sin embargo, los síntomas pueden controlarse frecuentemente con analgésicos o tratamientos hormonales, que ayudan a evitar que la enfermedad interfiera en su vida diaria. A veces se puede recurrir a la cirugía para mejorar los síntomas y la fertilidad.

Una dieta saludable puede mejorar los niveles de energía y ayudar a regular los movimientos intestinales y los patrones de sueño.

El embarazo a veces reduce los síntomas de la endometriosis, aunque los síntomas frecuentemente regresan una vez que el ciclo menstrual vuelve a la normalidad.

Lea más acerca de cómo se trata la endometriosis .

La endometriosis puede ser una condición difícil de tratar tanto física como emocionalmente.

Endometriosis y embarazo

Una de las principales complicaciones de la endometriosis es la dificultad para quedar embarazada, o no poder quedar embarazada (infertilidad).

La cirugía puede mejorar la fertilidad al eliminar el tejido de la endometriosis, pero no hay garantía de que esto le permita quedar embarazada.

Es poco probable que la endometriosis ponga en riesgo su embarazo. Sin embargo, hay pruebas que demuestran que las mujeres con endometriosis tienen un riesgo ligeramente mayor de complicaciones durante el embarazo como pre-eclampsia, un parto prematuro o la necesidad de una cesárea.

Lea información acerca de cómo se trata la infertilidad.

Síntomas

Los síntomas más comunes incluyen:

  • períodos menstruales dolorosos o intensos
  • dolor en la parte baja del abdomen (barriga), la pelvis o la parte baja de la espalda
  • dolor durante las relaciones sexuales
  • sangrado entre períodos
  • problemas de fertilidad

La experiencia del dolor varía entre las mujeres. La mayoría de las mujeres con endometriosis sienten dolor en la zona entre las caderas y la parte superior de las piernas. Algunas mujeres sienten esto todo el tiempo, mientras que otras solo sienten dolor durante sus períodos, cuando tienen relaciones sexuales o cuando van al baño.

Otros síntomas pueden incluir:

  • malestar al orinar
  • sangrado del ano (recto)
  • obstrucción intestinal (si el tejido de la endometriosis está en los intestinos)
  • toser sangre (si el tejido de la endometriosis está en el pulmón)

La gravedad de los síntomas depende en gran medida del lugar del cuerpo en el que se encuentre la endometriosis, más que de la cantidad de endometriosis que tenga. Una pequeña cantidad de tejido puede ser tan dolorosa como, o más dolorosa que, una gran cantidad.

Causas

Menstruación retrógrada

La menstruación retrógrada se produce cuando el revestimiento del útero (endometrio) retrocede a través de las trompas de Falopio y entra en el abdomen, en lugar de salir del cuerpo como un período. Este tejido se fija en los órganos de la pelvis y crece.

Se cree que la menstruación retrógrada ocurre en la mayoría de las mujeres, pero muchas son capaces de eliminar el tejido de forma natural sin que se convierta en un problema. Es posible que así es como se produce la endometriosis en algunas mujeres.

La menstruación retrógrada es la teoría más comúnmente aceptada para la endometriosis. Sin embargo, no explica por qué la condición puede ocurrir en mujeres que han tenido una histerectomía.

Genética

A veces se cree que la endometriosis es hereditaria, y que se transmite a través de los genes de los familiares. Es poco frecuente en las mujeres de origen afrocaribeño y es más común en las mujeres asiáticas que en las blancas (caucásicas). Esto sugiere que la genética puede desempeñar un papel.

Se propaga a través del torrente sanguíneo o del sistema linfático

Aunque no se sabe cómo, se cree que las células de la endometriosis llegan al torrente sanguíneo o al sistema linfático (una red de tubos, glándulas y órganos que forma parte de las defensas del cuerpo contra las infecciones). Esta teoría podría explicar cómo, en casos muy raros, las células se encuentran en lugares remotos como los ojos o el cerebro.

Disfunción inmunológica

Se cree que el sistema inmunológico de algunas mujeres no es capaz de combatir eficazmente la endometriosis. Se dice que muchas mujeres con endometriosis tienen menor inmunidad a otras condiciones. Sin embargo, esto puede ser el resultado de la endometriosis, más que la causa de la enfermedad.

Causas ambientales

Se cree que la endometriosis puede ser causada por ciertas toxinas del medio ambiente, como las dioxinas (subproductos químicos), que afectan al cuerpo y a su sistema inmunológico.

Metaplasia

La metaplasia es el proceso en el que un tipo de célula se transforma en otro para adaptarse a su entorno. Es este desarrollo el que permite que el cuerpo humano crezca en el útero antes de nacer.

Se ha sugerido que algunas células adultas mantienen la capacidad que tenían como embrión de transformarse en células endometriales.

Diagnóstico de la endometriosis

Si su médico sospecha que tiene endometriosis, la remitirá a un ginecólogo (especialista) para un diagnóstico adecuado. La endometriosis solo puede diagnosticarse con un examen llamado laparoscopia.

Laparoscopia

Para este procedimiento, se le administrará una anestesia general  (se le pondrá a dormir) y se le pasará un tubo de visión especial con una luz en el extremo (un laparoscopio). El laparoscopio tiene una pequeña cámara que transmite imágenes a un monitor de video para que el especialista pueda ver el tejido de la endometriosis.

El especialista tomará entonces una pequeña muestra (una biopsia) para pruebas de laboratorio o introducirá otros instrumentos quirúrgicos para tratar la endometriosis.

Lea más acerca de cómo se trata la endometriosis .

El lugar de inserción del laparoscopio depende del lugar de su cuerpo donde el especialista piensa que está el tejido de la endometriosis. Debido a que muchas mujeres tienen síntomas en el área de la pelvis y la parte baja del abdomen (barriga), el laparoscopio generalmente se inserta en la pelvis a través del ombligo.

Normalmente puede regresar a casa el mismo día si se ha sometido a una laparoscopia.

Tratamiento

El tratamiento se administrará para aliviar el dolor, ralentizar el crecimiento de la endometriosis, mejorar la fertilidad y prevenir la reaparición de la enfermedad.

Decidir el tipo de tratamiento

Su ginecólogo discutirá las opciones de tratamiento con usted y le explicará los riesgos y los beneficios de cada una.

A la hora de decidir qué tratamiento es el adecuado para usted, hay varias cosas que debe tener en cuenta, entre ellas:

  • su edad
  • si su principal síntoma es el dolor o la dificultad para quedar embarazada
  • si desea quedar embarazada (algunos tratamientos pueden impedir que lo haga)
  • cómo se siente acerca de la cirugía
  • si ha probado alguno de los tratamientos antes

Es posible que no sea necesario el tratamiento si los síntomas son leves y no tiene problemas de fertilidad. En aproximadamente un tercio de los casos, la endometriosis mejora por sí misma sin tratamiento.

Una forma de proceder consiste en vigilar los síntomas y decidir someterse a un tratamiento si empeoran.

El apoyo de los grupos de autoayuda puede ser muy útil si está aprendiendo a controlar la endometriosis.

Medicamento para el dolor

[Antiinflamatorios no esteroideos], son generalmente el analgésico preferido para tratar la endometriosis. Esto se debe a que actúan contra la inflamación (hinchazón) que causa la endometriosis, además de ayudar a aliviar el dolor y las molestias. Es mejor tomar los AINEs el día antes (o varios días antes) de la fecha en que se espera el dolor de la menstruación.

El paracetamol puede usarse para tratar el dolor leve. Generalmente no es tan efectivo como los AINE, pero puede usarse si los AINE causan algún efecto secundario, como náuseas, vómitos y diarrea.

La [Codeína] es un analgésico más fuerte que a veces se combina con el paracetamol o se usa solo si otros analgésicos no son adecuados. Sin embargo, la constipación es un efecto secundario común, que puede agravar los síntomas de la endometriosis.

Para más información, lea la hoja informativa de la endometriosis en el Reino Unido sobre el control del dolor de la endometriosis.

Tratamientos hormonales

El objetivo de los tratamientos hormonales es limitar o detener la producción de estrógeno en su cuerpo. Esto se debe a que el estrógeno estimula el crecimiento y la eliminación de la endometriosis. Sin la exposición al estrógeno, el tejido de la endometriosis puede reducirse, lo que ayuda a aliviar los síntomas. Sin embargo, el tratamiento hormonal no tiene ningún efecto sobre las adherencias (zonas "pegajosas" de la endometriosis, que pueden hacer que los órganos se fusionen) y no puede mejorar la fertilidad.

Lea más acerca de las adherencias y otras complicaciones de la endometriosis.

Los tratamientos hormonales detienen la producción de estrógenos colocándola en un estado artificial de embarazo o en un estado artificial de menopausia, que detiene sus períodos.

Una vez que sus períodos se han detenido, la endometriosis ya no se agrava. Sin embargo, es importante señalar que la mayoría de estos tratamientos no son anticonceptivos.

Existen cuatro grandes tipos de tratamientos hormonales:

  • progestágenos
  • antiprogestágenos
  • la píldora anticonceptiva oral combinada
  • análogos de la hormona liberadora de gonadotrofina (GnRH)

Progestágenos

Los progestágenos son hormonas sintéticas que se comportan como la hormona natural progesterona. Impiden la liberación de óvulos (ovulación), lo que puede ayudar a reducir el tejido de la endometriosis. Sin embargo, pueden tener efectos secundarios como hinchazón, cambios de humor, sangrado irregular y aumento de peso.

Los nombres de los medicamentos incluyen [acetato de medroxiprogesterona], dydrogesterona y [noretisterona].

El sistema intrauterino Mirena, un dispositivo anticonceptivo en forma de T que se coloca en el útero y libera progestágeno, se ha utilizado con éxito para el tratamiento de la endometriosis.

Lea más acerca del sistema intrauterino.

Antiprogestágenos

También conocidos como derivados de la testosterona, los antiprogestágenos son hormonas sintéticas que provocan una menopausia artificial al disminuir la producción de estrógeno y progesterona. Los efectos secundarios pueden incluir aumento de peso, acné, cambios de humor y el desarrollo de características masculinas (crecimiento del cabello y profundización de la voz).

Los nombres de los medicamentos incluyen [danazol] y [gestrinona]. La gestrinona tiene menos efectos secundarios desagradables.

La píldora anticonceptiva oral combinada

La píldora anticonceptiva combinada contiene las hormonas estrógeno y progestágeno. Aunque no está oficialmente autorizada para el tratamiento de la endometriosis, la píldora puede ayudar a aliviar los síntomas más leves y puede tomarse durante largos períodos de tiempo. Detiene la función de los ovarios, lo que a su vez detiene el ciclo menstrual.

La píldora puede tener efectos secundarios, pero puede probar diferentes marcas hasta que encuentre una que le convenga.

Análogos de la hormona liberadora de gonadotrofina (GnRH)

Al igual que los antiprogestágenos, los análogos de la GnRH son hormonas sintéticas que causan una menopausia artificial. Se toman en forma de spray nasal, implante o inyección y funcionan de manera similar a la hormona liberadora de gonadotrofina (una hormona femenina natural).

Cuando se toman los análogos de la GnRH de forma continua durante más de dos semanas se detiene la producción de estrógeno. Frecuentemente tienen efectos secundarios como sofocos, sequedad vaginal y baja libido, por lo que se recomiendan junto con la terapia de reemplazo hormonal (TRH), que generalmente se utiliza para reducir los síntomas de la menopausia.

Los nombres de los medicamentos incluyen [buserelina], [goserelin].

Cirugía

La cirugía puede utilizarse para eliminar o destruir áreas de tejido de endometriosis, lo que puede ayudar a mejorar los síntomas y la fertilidad. El tipo de cirugía que se realice dependerá de dónde se encuentra el tejido. Las opciones son

Cualquier procedimiento quirúrgico conlleva riesgos. Discútalos con su cirujano.

Cirugía laparoscópica

Durante una laparoscopia (un procedimiento quirúrgico para acceder al interior de la pelvis), el tejido de la endometriosis puede ser destruido o cortado usando instrumentos delicados que se insertan en el cuerpo. Esto también se conoce como cirugía de cerradura.

En la actualidad, la laparoscopia se usa comúnmente para diagnosticar y tratar la endometriosis. Todos los grados de endometriosis pueden tratarse con éxito con esta técnica mínimamente invasiva (en la que solo se necesitan pequeños cortes para insertar los instrumentos). Se puede aplicar calor, un láser o una corriente eléctrica para destruir los fragmentos de tejido.

Los quistes ováricos  o los endometriomas, que se forman como consecuencia de la endometriosis, también pueden tratarse fácilmente con esta técnica, que puede utilizarse junto con medicamentos como los análogos de la GnRH.

Aunque este tipo de cirugía puede aliviar sus síntomas, a veces pueden volver a aparecer, especialmente si se deja algo de tejido de endometriosis en el momento de la cirugía.

Laparotomía

Esta es una cirugía mayor que se usa si su endometriosis es severa y extensa. El tiempo de recuperación es más largo que el de la cirugía de ojo de cerradura. El cirujano hace un corte amplio a lo largo de la línea del bikini y abre el área para acceder a los órganos afectados y extraer el tejido de la endometriosis.

Histerectomía

Si la cirugía de cerradura y otros tratamientos no han funcionado y ha decidido no tener más hijos, una histerectomía (extirpación del útero) puede ser una opción. Sin embargo, esto rara vez es necesario.

Una histerectomía es una operación importante que tendrá un impacto significativo en su cuerpo. Decidir hacerse una histerectomía es una gran decisión, que debe discutir con su médico o ginecólogo. Las histerectomías no se pueden revertir y no hay garantía de que la endometriosis no vuelva a aparecer después de la operación.

Si los ovarios se dejan en su lugar, es más probable que la endometriosis regrese.

Los beneficios de una dieta saludable

Las mujeres con endometriosis también pueden beneficiarse de una dieta sana y equilibrada. Los beneficios de esto pueden incluir:

  • aumentar la capacidad de tolerar los tratamientos médicos
  • aumentar la capacidad para hacer frente a los posibles efectos secundarios del tratamiento
  • el aumento de los niveles de energía
  • ayuda en la regulación de los movimientos intestinales
  • ayuda en la regulación de los patrones de sueño

Su médico puede remitirle a un dietista que le ayude a elaborar un plan de dieta adecuado.

Complicaciones de la endometriosis

La principal complicación de la endometriosis es la dificultad para quedar embarazada (subfertilidad) o no poder quedar embarazada en absoluto (infertilidad). En algunos casos también puede haber adherencias o quistes en los ovarios.

Problemas de fertilidad

Cuanto más tiempo tenga una persona endometriosis, mayor será la posibilidad de que su [fertilidad] se vea afectada.

Sin embargo, se estima que hasta el 70% de las mujeres con endometriosis leve a moderada podrán quedar embarazadas sin tratamiento. Se sabe que el embarazo reduce los síntomas de la endometriosis, aunque los síntomas suelen volver una vez que el ciclo menstrual vuelve a la normalidad.

La cirugía puede mejorar la fertilidad al eliminar el tejido de la endometriosis, pero no hay garantía de que esto le permita quedar embarazada.

Lea la información acerca de cómo se trata la infertilidad .

Adhesiones y quistes de ovarios

Otros problemas incluyen la formación de adherencias, que son áreas "pegajosas" de tejido de endometriosis que pueden fusionar los órganos, y quistes ováricos (quistes llenos de líquido en los ovarios), que pueden ocurrir cuando el tejido de endometriosis está en los ovarios o cerca de ellos. En algunos casos, los quistes ováricos (endometriomas) pueden llegar a ser muy grandes y dolorosos.

Ambas complicaciones pueden eliminarse mediante cirugía, pero pueden volver a aparecer si la endometriosis reaparece.

Lea la información acerca de cómo se tratan los quistes ováricos.

Traducción del contenido original de la NHS porImage of Healthily logo
¿Le ha sido útil este artículo?

Importante: Nuestra página web proporciona información útil, pero no sustituye los consejos de tu médico. Siempre debes buscar aprobación médica antes de tomar decisiones sobre tu salud

Qué leer ahora

Vaginismo

El vaginismo se da cuando los músculos de alrededor de la vagina se tensan involuntariamente cuando hay un intento de penetración.

Síndrome del ovario poliquístico

Trichomonas vaginalis (trocomoniasis)